Saltar al contenido

Corazón de piedra, corazón de playa

20 octubre, 2019
Corazón de playa. Foto R.Puig

Corazón de playa. Foto R.Puig

En octubre el Mediterráneo es benigno por la Marina Alta.

A la playa de la Almadraba desde sus praderas submarinas han llegado las hojas muertas de la Posidonia. Esta flora del mar crece y se repone. En esta orilla suelen notarse más sus ciclos por el aumento de los depósitos de esta planta. Dificultan la zambullida pero protegen la orilla de esta playa singular hecha de cantos rodados, obra de un río durante millones de años.

La muralla mullida y oscura que se forma en la orilla no arredra a un veterano surfero que aprovecha estos días de vientos favorables para hacerse a la mar con su vela.

Simón recoge la vela. Foto R.Puig

Recogiendo la vela. Foto R.Puig

La energía de mi vecino y amigo no se agota con la edad, más bien crece.

Simón recoge la tabla. Foto R.Puig

Recogiendo la tabla. Foto R.Puig

Cerca de la línea del horizonte hay quien, sin tantos trabajos, se deja mecer en su barco velero.

Velero lejano. Foto R.Puig

Velero lejano. Foto R.Puig

Desde la mañana…

Alborada 18 octubre 2019. Foto R.Puig

Alborada 18 octubre 2019. Foto R.Puig

a la noche,

Luna hace tres días. Playa de la Almadraba. Foto R. Puig

Luna hace tres días. Playa de la Almadraba. Foto R. Puig

estos son días de calma

Octubre en la playa de la Almadraba. Foto R.Puig

Octubre en la playa de la Almadraba. Foto R.Puig

Pero, a lo que iba, les quiero mostrar las pequeñas obras de arte que mi nieta la pequeña me regaló este verano…

 

Píntame un corazón

Obra de mi nieta. Foto R.Puig

Hay muchos cantos rodados con forma de corazones, se encuentran por toda la playa, son como mensajes mudos labrados por el río en colaboración con las olas, el trabajo de equipo de una naturaleza escultora.

Pero es el corazón de los niños el que mejor descifra su presencia.

A mi nieta le bastan unos rotuladores y unas ceras para dejarme su obra, que también es un mensaje. ¿Hay mejor forma de decir “te quiero”?

Como todos los artistas, ella también bosqueja…

Mi nieta hace bocetos. Foto R.Puig

Mi nieta pequeña hace bocetos. Foto R.Puig

Prueba colores y formas…

Color de corazón. Foto R.Puig

Color de corazón. Foto R.Puig

Hasta completar su idea

Obra de mi nieta. Foto R.Puig

Obra de mi nieta pequeña. Foto R.Puig

Si me aceptan un consejo, cuando caminen por la orilla de una playa de piedras o a la vera de un río busquen corazones, y si tienen hijos o nietos déjenselos con unos colores; barritas de cera o si no temen que lo embadurnen todo, también sirven los rotuladores.

Luna en la Almadraba. Foto R. Puig

Luna en la Almadraba. Foto R. Puig

Como despedida les dejo un viejo refrán castellano :

 

¿Quieres cosa que te asombre? El corazón del hombre

 

Fuente: Francisco Rodríguez Marín

 

 

 

Instantáneas matritenses

13 octubre, 2019
tags: ,
Al albur de Trump. Foto R.Puig

Al albur de Trump. En el paseo de Recoletos. Foto R.Puig

Hoy es el último día de una semana en mi Madrid natal, donde deambular anima a fotografiar sin pretensiones. A veces, como en la foto que abre esta crónica, la bolsa madrileña se hace presente en la calle con un gráfico ascendente, pues los chinos y el hombre de la pelambre amarilla se han reunido para salvar sus rebaños. En fin, todo parece depender del humor de Donald, incluso para los rentistas españoles.

¡Pero aún hay esperanza! ¡todavía hay quien compra libros!

En la Feria del libro antiguo y de ocasión.. Foto R.Puig

En la Feria del libro antiguo y de ocasión. Foto R.Puig

Caminando de mañana por el barrio, descubro que aún hay gentes amables que despachan leche fresca y preparan desayunos y meriendas como en tiempos de la abuela.

El Cántaro Blanco. Calle Malasaña 29. Madrid. Foto R.Puig

El Cántaro Blanco. Calle de  Manuela Malasaña 29. Madrid. Foto R.Puig

Pero -¡ay!- no lejos de ahí leo el cartel, colgado de un balcón, de una asociación del barrio, un grito de socorro : SOS Malasaña, Vecinos en peligro de extinción. La causa no es el cambio climático, sino el ambiente en el que viven cada día.

SOS Malasaña. Foto R.Puig

SOS Malasaña. Foto R.Puig

¿Era mejor el Madrid de antes o era sólo diferente?  En todo caso hay quien vive de vender postales del Madrid de hace años. De una forma u otra la ciudad ha ido cambiando, y nosotros también.

Cómo era Madrid. Foto R.Puig

Cómo era Madrid. Foto R.Puig

Lo que no varía, sino que crece, es el número de salas de teatro en la capital de España. Nostalgia : al Teatro María Guerrero veníamos los estudiantes de bachillerato a aplaudir guiados por el jefe de la clac, que comenzaba a batir palmas en los momentos álgidos de la representación. Disfrutábamos de una entrada a precio reducido. Había un bar al otro lado de la calle en el que nos reclutaba el hombre de la clac.

Ciudad de teatros. Foto R.Puig

Ciudad de teatros. Foto R.Puig

Tampoco faltan otro tipo de atracciones, aunque para algunas haga falta armarse de paciencia…

El cielo de Madrid sobre el edificio España. Foto R.Puig

El cielo de Madrid sobre el edificio España. Foto R.Puig

Se trata de acercarse al cielo

Hacia el ascensor de Madrid al Cielo. Foto R.Puig

Hacia el ascensor de Madrid al Cielo. Foto R.Puig

Cola para subir al cielo. Foto R.Puig

Cola para subir al cielo. Foto R.Puig

en Madrid no faltan esculturas que señalan a los hipódromos espaciales, incitando a mirar hacia las alturas

De Madrid al cielo. Foto R.Puig

De Madrid al cielo. Foto R.Puig

De Madrid al cielo. Foto R.Puig

De Madrid al cielo. Foto R.Puig

Otras meditan

Meditar España. Foto R.Puig

Meditar España. Foto R.Puig

Los turistas buscan algo a ras de tierra

Qué buscan. Foto R.Puig

¿Qué buscan? Foto R.Puig

Quizás un taxi, una parada de autobús, si bien lo más práctico para llegar a cualquier sitio es sumergirse en el Metro

Camino hacia el subsuelo. Foto R.Puig

Camino hacia el subsuelo. Foto R.Puig

Sobre todo si hay que volver a casa tras una jornada de trabajo

Hora punta. Foto R.Puig

Hora punta. Foto R.Puig

Pero si prefieren una experiencia electrizante…

Otro género de tren. Foto R.Puig

Otro género de tren. Foto R.Puig

 

Breverías erasmianas (XXXIX): ¿Qué es una adagio?

6 octubre, 2019
Opera Omnia de Erasmo. Leyden 1703. Foto R.Puig

Obras Completas de Erasmo de Rotterdam . Librería de Pieter van der Aa, Leyden, 1703. Foto R.Puig

Hace ya años traduje y edité siete adagios de Erasmo de Rotterdam bajo el título Adagios del poder y de de la guerra y Teoría del Adagio (Colección Humaniora, Pre-Textos y Biblioteca Valenciana, 2000, 336 páginas), incluyendo mi traducción de los Prolegómenos que el gran humanista publicó con su Adagios en 1508. Estos prolegómenos forman un tratado so­bre las paremias, es decir, los proverbios o adagios. Erasmo se sirve de esos tres términos para designar la misma cosa. La edición se agotó hace tiempo, pero gracias al interés que puso Javier Setó, responsable de El libro de bolsillo de Alianza Editorial, en rescatar este trabajo, pude reeditar en 2008 esos textos excepcionales en la sección de Filosofía de la colección (H4485), corrigiendo las erratas de la primera edición y añadiendo más de cincuentas nuevas notas.

Vivimos en tiempos en que se lanzan abundantes lemas y consignas para la publicidad y la propaganda, sobre todo la electoral, tratando de cautivar el favor de los ciudadanos con fórmulas pegadizas y contundentes. Así que se me ha ocurrido volver a lo que Erasmo nos explicó hace siglos sobre el arte de la paremia, adagio o proverbio.

Creo que el gran humanista tiene aún mucho que enseñar a los creativos de esta nuestra devoradora feria de las vanidades.

Quid sit paroemia. Foto R.Puig

Quid sit paroemia. Foto R.Puig

Erasmo repasa en sus Prolegómenos algunas definiciones latinas y griegas de los ada­gios.

Por ejemplo:

Paroemia est proverbii vulgaris usurpatio, rebus temporibusque accomodata, cum aliud significatur quam dicitur

Un adagio es la utilización de un proverbio popular, adaptado a los temas y a las épocas, que significa algo distinto de lo que en él se dice

Según Diomedes, Autor del “Arte Gramatica”

Texto latino de Les Adages d’Érasme, les Belles Lettres et le GRAC, Lyon 2010, p. 37

A continuación comenta otras definiciones de los autores clásicos para llegar a una síntesis que pueda aplicarse a su antología, en la que comenta de más de cuatro mil proverbios de la antigüedad grecolatina (exactamente 4.151 en la edición de 1536, el año de su muerte)-

Ofrece la siguiente hipótesis de trabajo:

…una cosa es recomendar un adagio y presentar los más valiosos y otra muy distinta definirlos con propie­dad. A mí me parece –con la venia de los gramáticos– que se puede dar una definición completa del adagio que ade­más se adapta a nuestro plan actual de trabajo y que es la siguiente:

“Un adagio es un dicho conocido que se distin­gue por cierta ingeniosa originalidad”

“Paroemia est celebre dictum, scita quapiam novitiate  insigne”

De modo que el género viene dado por «un dicho», la diferencia está en «conocido» y «que destaca por cierta ingeniosa origina­lidad» hace las veces de propiedad. Dado que la perfecta definición consta de esas tres partes, los dialécticos se dan por satisfechos

Erasmo. Inicio de la Colección de adagios. Edición de Clericus, 1703- Foto R.Puig

Inicio de la Colección de adagios de Erasmo. Edición de I. Clericus, 1703. Foto R.Puig

.

La crónica de hoy quiere ser el comienzo de sucesivos resúmenes de mi edición de la “Teoría del adagio” de Erasmo de Rotterdam con la esperanza de que se cumpla el lema de la portada de la edición de sus Obras Completas en Leyden en 1703 a cargo del teólogo y exegeta Johannes Clericus (Jean Leclerc)

Bona causa Triumphat. Foto R.Puig

Bona causa triumphat. Foto R.Puig

.

La verdad es que, con permiso del príncipe de los humanistas,  a mi me llama mucho la atención eso que escribía el gramático Diomedes de que la paremia es “un proverbio popular, adaptado a los temas y a las épocas, que significa algo distinto de lo que en él se dice” (el subrayado es mío).  Con la que nos está cayendo en estos días, creo que muchos eslóganes  encierran cosas que no son las que sus creativos pretenden que nos dicen.

Qué le vamos a hacer, la publicidad y la propaganda seguirán erre que erre queriendo adaptarnos “a sus temas y a sus épocas”. Aunque si ustedes son tan viejos como yo quizás recuerden aquello de ¿renunciáis a Satanás, a sus pompas y a sus obras? 

¡Caramba si me equivoco! pero me parece que aquello cobra ahora otro sentido…

.

El mar, en días de temporal, suele amontonar las hojas muertas de los bosques submarinos de Posidonia en mi playa de la Costa Blanca alicantina. Lo hace desde mucho antes de que los seres humanos apareciésemos sobre la tierra, desde muchísimo antes de que alguien balbucease la primera sílaba. 

Hojas muertas de Posidonia. Playa de la Almadraba. Foto R.Puig

Hojas muertas de Posidonia. Playa de la Almadraba. Foto R.Puig

 

 

De curioso impertinente por calles inglesas

29 septiembre, 2019
Precaución Niños. Mantener cerrado. Foto R.Puig

“PRECAUCIÓN NIÑOS”. “Mantener cerrado”. Foto R.Puig

Este blog no suele tratar de política, aunque en ocasiones algo se filosofe aquí de Política, cuando la historia lo solicita. Pero, como a muchos europeos “continentales”, me preocupa y me produce tristeza que la saga fuga de la nuestros amigos isleños de Gran Bretaña llegue a consumarse pronto. Así que, durante esta misma semana transcurrida en Inglaterra, al tener ocasión de entrar en comercios y cafés, comprando y consumiendo, he aprovechado para preguntar.

Cerrado por obras. Foto R.Puig

Cerrado por obras. Foto R.Puig

Previa cortés presentación, como español que siempre ha apreciado a la Gran Bretaña y que la ha visitado desde hace años por motivos profesionales y ahora familiares, comienzo con mis preguntas, en una especie de mini-encuesta, algo así como un micro-trottoir sin micrófono. El objetivo es sondear los estados de ánimo de mis interrogados sobre el Brexit, saber indirectamente quienes votaron por irse y quienes por seguir en la Unión Europea y cómo ven las posibles salidas a la división creada.

Me ha alcanzado el tiempo para preguntar a un total de nueve vecinos de una ciudad inglesa (cinco mujeres y cuatro hombres) si creían que, dada la crisis que (“al menos yo” les he dicho) percibo en Gran Bretaña y de la que tratan todos los días sus periódicos, sería conveniente ir a un nuevo referéndum. La muestra es muy pequeña pero me ha dado materia para pensar.

Ellos y ellas, británicos de nacimiento, me han tratado con amabilidad, salvo en el caso de un caballero de unos cuarenta y cinco años que se mantuvo defensivo y ceñudo y que citaba la guerra de los Balcanes como demostración de la inoperancia de la Unión Europea. Su colega de la tienda, cortés, evasiva y septuagenaria, dejaba entender que también había votado por el exit.

Escrutando el futuro. Foto R.Puig

Escrutando el futuro. Foto R.Puig

En ocho de los casos suscité el diálogo con ocasión de una compra o una consumición:  un libro (*) en una librería anticuaria y otro en una librería charity; unos yogures y un paquete de cous-cous en una tienda de productos orgánicos; unas salchichas especialidad de la casa; un café “americano” con unas galletas ecológicas o un cruasán (en dos ocasiones); un lunch  en un bistró. Mi conversación se produjo con el comerciante, la persona propietaria o a cargo del establecimiento, salvo en un caso en que hablé con un señor de mi edad ocupado con su café y su cruasán y en leer el periódico.

La única conversación fuera de un local comercial la mantuve con una enfermera de unos treinta y cinco años con responsabilidad de jefatura de un servicio hospitalario. Manifestó no tener una opinión al respecto y no ser dada a preocuparse por la política, pero acabó por decirme que la mayoría de la gente en la ciudad quiere un nuevo referéndum. Es hija de madre hindú y padre de un país del África subsahariana.

Almoneda en Inglaterra. Foto R.Puig

Almoneda en Inglaterra. Foto R.Puig

En tres ocasiones he detectado que el comerciante con el que hablaba no quería (con toda lógica) que su clientela supiese cuál había sido el sentido de su voto. A mi juicio esto denota que la cuestión del brexit ha divido a la gente, hasta el punto de que hay quien me ha confesado que dejaría de comprar en un comercio si supiese que el dueño o dependiente había votado por la salida de la UE. Conviene tener también en cuenta que en esta ciudad triunfaron los favorables a que Gran Bretaña siga en la Unión.

De todos modos sólo en un caso la propietaria de un pequeño café-pastelería se manifestó abierta y orgullosamente en contra de la salida de la Unión Europea, es decir es  taxativamente remainer; el antónimo que designa a quienes quieren irse es brexiteer.

También es significativa la opinión de dos de mis entrevistados, uno de ellos  favorable a la Unión Europea, que sienten que los remainers son arrogantes y suelen darse aires de superioridad cultural.      

¡Hallo Europa!. Foto R.Puig

¡Hallo Europa!. Foto R.Puig

Pero ¿cuál ha sido mi pregunta inicial? No iba evidentemente a espetarles un ¿qué votó usted? Así que opté por formular la cuestión de forma que me permitiera también deducir indirectamente si habían votado por quedarse o por salir. Esta es la cuestión  que he planteado :  ¿Cree usted que es necesario un nuevo referéndum?

No he intuido que algún encuestado pueda ser un arrepentido de haber votado a favor de Brexit, salvo quizás la propietaria del café-bistró (persona 8, ver más abajo). Pero sí he percibido que un encuestado quizás se hayan abstenido de votar: el que me dijo que había tenido preocupaciones mucho más importantes que la cuestión del brexit  (persona 5).  Pero me pidió que no diese datos que permitiesen identificarle, cosa que (muy eventualmente) podría ocurrir si yo identificase aquí su comercio. Ha tenido que hacer una costosa reforma de su establecimiento para adecuarse a los nuevas tendencias de los consumidores. Es uno de los dos que perciben arrogancia en la actitud de los remainer.

Quienes me han dicho que no quieren otro referéndum transparentan que no quieren que el brexit que han votado se invalide. Quienes están a favor de otro referéndum, buscan una oportunidad para invertir el resultado y se trasluce que votaron por quedarse en la UE. A este punto conviene decir que en esta ciudad predomina el votante laborista.

Otra pregunta que ha surgido se ha referido a qué piensan de la tibieza e indecisión que se le reprocha a Jeremy Corbyn, antes del referéndum y también ahora. Las respuestas han sido ambiguas, desde que el líder laborista no ha sabido estar a la altura del momento histórico, hasta que su deber democrático es aceptar la voluntad de sus afiliados y de los votantes.

Huella hispana. Foto R.Puig

Huella hispana. Foto R.Puig

.

Resumen de las opiniones

Glorious day. Foto R.Puig

Glorious day. Foto R.Puig

.

Persona 1 (Mujer, enfermera, en la treintena, culta y con un empleo importante, carácter abierto): Me dice que la mayoría de la gente quiere un nuevo referéndum. Deduzco que también ella.

.

Persona 2 (Mujer, dueña de comercio de productos orgánicos y ecologistas, alegre, abierta y comunicativa, se manifiesta sin complejos en presencia de una clienta mayor que está escuchando) : Es remainer y quiere un nuevo referéndum.

Comercio ecológico y orgánico. Foto R.Puig

Comercio ecológico y orgánico. Foto R.Puig

.

Personas 3 y 4 (Mujer de 70 años para arriba, culta e ilustrada en materia literaria, y hombre vendedor en el establecimiento en torno a 45 años. Regentan una charity de libro usado; ella, que creo es la jefa, es afable pero cauta; él algo algo a disgusto con la pregunta): Él opina que la UE no es democrática, financia a países corruptos y no sirve para garantizar la paz (guerra de los Balcanes), además de que soporta con un montón dinero a los países “del Sur” de Europa. Ella se manifiesta prudente, aunque incómoda por la crisis en que está la Gran Bretaña, pero no cree que un nuevo referéndum sea conveniente. Se evidencia que han votado Brexit.

Charity bookshop. Foto R.Puig

Charity bookshop. Foto R.Puig

.

Persona 5 (Hombre en la cincuentena, dueño y vendedor en un comercio de la rama de la alimentación, carácter abierto y comunicativo, self made man de pequeña empresa): Más ocupado en los últimos años por mantener a flote su establecimiento, reformarlo y adecuarla a los cambios de los hábitos de consumo; preocupado con Europa. Piensa que en todo caso ha habido un proceso democrático y que, fuese cual fuese el resultado, un nuevo referéndum no cambiaría la situación de división social que el tema ha causado en la sociedad británica. Piensa que la actitud arrogante y de superioridad de muchos remainers versus los brexiteers no ayuda. En todo caso me dice que en su rama de producto los precios se mantendrán, salvo en alguna variedad que bajará de precio por la caída de la exportación y que la Gran Bretaña está en la práctica en nivel de pleno empleo. No queda claro si ha votado o se ha abstenido, aunque pienso que ha sido esto último.

Cuando en dos ocasiones he pasado en días posteriores frente a su establecimiento me ha reconocido y saludado tras su escaparate.

.

Persona 6 (Mujer en la cincuentena, propietaria de un café-pastelería, abierta, franca y a mi modo de ver progresista en sus opiniones, no le importa opinar sin tapujos en presencia de clientes):  Está cien por cien en favor de un nuevo referéndum y piensa que Corbyn tiene una actitud equivocada al respecto (bad mentality es su expresión). Claramente remainer.

De mañanita. Foto R.Puig

De mañanita. Foto R.Puig

.

Persona 7 (Hombre en la cincuentena, propietario de librería de segunda mano desde hace veinte años, pero con experiencia anterior en ferias de libro antiguo, culto y serio conversador): Conviene en que la situación es confusa, tensa y compleja, por lo que piensa que incluso si el resultado de un nuevo referéndum pudiera ser permanecer en la UE, eso no resolverá la grave división creada. Intuyo que ha llegado a esta conclusión tras haber votado por la permanencia. Opina que si se lanzase una nueva consulta, en ningún caso debería plantearse una pregunta binaria en pro o en contra de la salida de la UE, sino una batería de tres o cuatro preguntas, de las cuales pone como ejemplos posibles : remain sin matices, brexit con libre circulación, brexit con garantías de frontera abierta irlandesa, etc. Los resultados se someterían al Parlamento para el debate democrático de la respuesta de los votantes. Acto seguido el Parlamento formularía un mandato al Primer Ministro, bien para renunciar a la salida de la UE y confirmar la permanencia, bien para negociar con la UE unas condiciones de salida basadas en los resultados de la nueva consulta.

Un lugar para perderse. Foto R.Puig

Un lugar para perderse. Foto R.Puig

.

Persona 8 (Mujer de alrededor de 60 años, dueña de un Café-bistró, salón de té, carácter abierto) : Opina que es difícil responder a esa pregunta (puede que sea porque el salón tiene clientes en ese momento), que hay mucha división de opiniones y que prefiere no pronunciarse. Percibo que ha estado por el Brexit pero que empieza a dudar. 

En la hora del almuerzo. Foto R.Puig

En la hora del almuerzo. Foto R.Puig

.

Persona 9 (Hombre de alrededor de 75 años, jubilado, cliente del café con cruasán de media mañana en la “Cafetería Ética”, es decir de productos fair trade y ecológicos; abierto, simpático, culto, buen estado físico, lector de periódico) : Opina que conviene ir a un segundo referéndum y que Corbyn no fue claro en el primero, aunque ahora, cuando le pregunto si es correcto que un líder de un partido no exprese una opinión pro o contra el Brexit, me responde que el líder de los laboristas, al manifestarse neutral, está respetando la democracia interna de su partido y la voluntad democrática de los electores.

Cuando me cruzo con él en la calle al día siguiente me saluda cordialmente.

.

Mi conclusión

Al final de este modesto ejercicio de encuesta minimalista a una muestra de 9 personas por las calles de una ciudad inglesa (que no nombro porque hubo varios encuestados que no querían ser identificados) durante mi estancia de ocho días, llego al siguiente resumen:

  • 4 a favor de un nuevo referéndum; 2 en contra; 1 por una consulta especial compleja; 2 no se pronuncian.
  • 4 votaron remain; 4 votaron brexit (pero 1 comienza a dudar); 1 se abstuvo.
  • Sobre la posición (dos opinantes) de Corbyn: 1 totalmente negativa; 1 estima ambigüedad en su postura, en particular en la campaña del referéndum, pero respeta su neutralidad.

 

Exit dudoso. Foto R.Puig

Exit dudoso. Foto R.Puig

Entrad por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta y amplia es la senda que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella.

Mateo, 7, 13


(*)  Nota para ratones de biblioteca:  El libro que compré en la librería de viejo son las memorias del Mayor-General Sir George Bell, en las que se incluye su bautismo de fuego con 17 años en Portugal y España como portaestandarte del 34º Regimiento de Infantería del ejército de Wellington en sus campañas contra las fuerzas napoleónicas.  Entre otros lugares estuvo en la caída de Badajoz, en la provincia de Toledo y en la batalla de Salamanca, así como en la retirada de Madrid, en la batalla de Vitoria y en la travesía de los Pirineos por Roncesvalles (Soldier’s Glory being ‘Rough notes of and Old Soldier’ by Major-General Sir George Bell arranged and edited by his great-great-nephew Brian Stuart, London: G,Bell and Sons Ltd. printed at the University Press, Aberdeen, 1955, 325 págs)

De Lisboa a Toulouse. Itinerario del Mayor General Bell en 1811-1813. Obra citada.

De Lisboa a Toulouse. Itinerario del soldado George Bell de 1811 a 1813. Obra citada, p.145

Postales de Estocolmo

22 septiembre, 2019
Art Nouveau en Strandvägen. Foto R.Puig

Art Nouveau en Strandvägen. Foto R.Puig

Hoy el paralelo de declinación del sol coincide con el plano del ecuador celeste y el día y la noche duran prácticamente igual (aequus nocte). Para los lectores del hemisferio sur se produce el equinoccio de primavera y este bloguero y los lectores del hemisferio norte estamos en el equinoccio de otoño. En teoría por el Sur brotan pimpollos y por el Norte amarillean y se caen la hojas de los árboles.

De modo que, como estuve en Estocolmo el pasado domingo, les traigo las fotos que tomé por la Strandvägen, algo así como avenida ribereña o paseo marítimo. En realidad en la capital de Suecia no faltan paseos junto a las aguas bálticas, pero este bulevar es por excelencia el de la Belle Époque, aquellos años en los que la burguesía europea disfrutaba del dinero y construía lujosas mansiones adornadas al gusto del movimiento modernista o art nouveau, que recuperaba a su manera, la estética gótico-medieval y renacentista.

Fachadas de Strandvägen. Foto R.Puig

Fachadas de Strandvägen. Foto R.Puig

Este bulevar de Estocolmo es un ejemplo de como los arquitectos suecos no escatimaron en bajorrelieves y altorrelieves neo-góticos y neo-renacentistas para las viviendas de los más pudientes. Corrían los años finales del romanticismo decimonónico y de la primera década del siglo XX.

Frontispicio neorrenacentista con San Roque. Strandvägen. Foto R.Puig

Frontispicio neorrenacentista con un San Roque. Strandvägen. Foto R.Puig

No era ningún problema el aprovisionamiento en las abundantes canteras del este escandinavo de piedra sedimentaria de diversos tonos, de talla fácil y rápida.

Piedra clava en Strandvägen. Foto R. Puig

Piedra clave en Strandvägen. Foto R. Puig

En esta avenida no se utilizó el granito, menos dúctil y más oscuro, que tan abundante es en Gotemburgo y más propio de un estilo neorrománico, no apto para los requerimientos de la iconografía modernista.

La piedra en Strandvägen, Estocolmo.Foto R.Puig

La piedra en Strandvägen, Estocolmo.Foto R.Puig

La estatuaria de figuras, grutescos, claves de arco, columnas y capiteles de aquel pastiche que imitaba las mansiones del Renacimiento y las formas góticas, o de las que en España se plasmaron en estilo plateresco, se expandió por toda Europa.

Columnas y cariátides de Strandvägen. Foto R.Puig

Columnas y cariátides de Strandvägen. Foto R.Puig

Esta exuberancia fue posible gracias a la acumulación de beneficios por parte de la alta burguesía durante la Revolución Industrial y del auge del comercio que la acompañó.

Grutescos en un portón. Strandvägen. Foto R.Puig

Grutescos en la madera de un portón. Strandvägen. Foto R.Puig

Hoy el bulevar es uno de los paseos preferidos, sobre todo en las jornadas de sol, para vecinos y turistas que deambulan entre el célebre Dramaten  y el Museo Nórdico, (del que hemos tratado antes aquí).

Strandvägen, Estocolmo. Foto R.Puig

Brazo de mar del bulevar de Strandvägen. Foto R.Puig

Hay que destacar que los constructores suecos han sido siempre muy hábiles en el tratamiento del ladrillo como material para la creación de variados diseños en las fachadas.

Fachada en Strandvägen. Foto R.Puig

Fachada en Strandvägen. Foto R.Puig

Es en esta donde hemos encontrado un ejemplo más (a este blog traje otro) de la afición, tanto de la aristocracia como de la alta burguesía europeas, por la representación de las cuatro virtudes cardinales.

Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza son al fin y al cabo virtudes de las cuáles pueden adornarse unos y otros, tanto laicos como eclesiásticos, sin distinción de creencias o descreimientos. No sé si será porque no me he tropezado con ellas en ninguna fuente o fachada, pero de las teologales, las que el catecismo llama Fe, Esperanza y Caridad, no recuerdo haber tomado fotos en mis andanzas.

Hay balcones que, si no fuese porque estamos en la pacífica Suecia, parecería que aguardasen la aparición de algún condottiero moderno dispuesto a arengar a las masas con proclamas encendidas.

Balconada en Strandvägen. Foto R.Puig

Balconada en Strandvägen. Foto R.Puig

Por el contrario, un humilde y sufrido angelote embutido en un extraño taparrabos sostiene trabajosamente un recordatorio de la fecha en la que el edificio se construyó…

Un ángel de tercera en Strandvägen. Foto R.Puig

Un ángel de tercera en Strandvägen. Foto R.Puig

en notable contraste con la ninfa de bronce que se contornea en ademán de escucha en el patio de entrada de una mansión recoleta y de acceso protegido…

Patio de entrada en Strandvägen. Detalle. Foto R.Puig

En un patio de entrada en Strandvägen. Foto R.Puig

Patio de entrada en Strandvägen. Foto R.Puig

Al edificio adyacente se entra por un portal neo-gótico que más parece el acceso a una capilla templaria

Strandvägen 17. Estocolmo. Foto R.Puig

Strandvägen 17. Estocolmo. Foto R.Puig

Llegamos a las cercanías del Dramaten y dejamos el bulevar llevándonos el recuerdo de una época que se fue, pero que sigue asomándose a las aguas del Báltico

Strandvägen, Estocolmo.Foto R.Puig

.

El cielo de Estocolmo era claro a esa hora.

Cielo de setiembre en Estocolmo. Foto R.Puig

Cielo de setiembre en Estocolmo. Foto R.Puig

Más tarde, tras un refrigerio y al salir de la cafetería, la tarde brilla aún pero con las luces de un atardecer melancólico

Atardecer de setiembre en Estocolmo. Foto R.Puig

Atardecer de setiembre en Estocolmo. Foto R.Puig

 

 

 

 

 

Floral

15 septiembre, 2019
Aussi tremblante qu'un oiseau. Foto R.Puig

“Aussi tremblante qu’un oiseau”

Fue en aquellos lejanos años sesenta. La Alianza Francesa había prestado a mi profesor de literatura moderna en Lima un cortometraje del prolífico y comprometido realizador neerlandés Joris Ivens (1898-1989) titulado La Seine a recontré Paris, con música de Philippe Bloch (1924-2014) más conocido como  Michel Philippe-Gérard. El realizador le había mostrado sus imágenes a Jacques Prévert (1900-1977) y este compuso el poema para la banda sonora. Fue ese poema el que dio título al film, Gran Premio al Cortometraje en Cannes 1958. Fue entonces cuando me encontré por primera vez con la poesía de Prévert.

Han pasado años de aquello y, hace un par de semanas, compré en una librería de viejo de mi barrio, en Gotemburgo, un ejemplar de la edición de 1946 (1949) en Livre de poche de Paroles. Hace unos días me llevé el libro del poeta francés a uno de mis paseos por el  Trädgårdsföreningen (“Asociación de jardines”).

El resultado es que aquí les traigo uno de sus poemas y algunas fotos mías de las flores que en este final de verano aún nos alegran la mirada en ese parque. En este caso, soy yo quien oso ilustrar su poesía y no aspiro a presentarme en Cannes.

Contemplación. Foto R.Puig

Trädgårdsföreningen

 

CET AMOUR par Jacques Prévrt

Cet amour
Si violent
Si fragile
Si tendre
Si désespéré
Cet amour
Beau comme le jour
Et mauvais comme le temps
Quand le temps est mauvais

Cet amour. Foto R.Puig

Cet amour

Cet amour si vrai
Cet amour si beau
Si heureux
Si joyeux
Et si dérisoire
Tremblant de peur comme un enfant dans le noir
Et si sûr de lui
Comme un homme tranquille au milieu de la nuit
Cet amour qui faisait peur aux autres
Qui les faisait parler
Qui les faisait blêmir
Cet amour guetté
Parce que nous le guettions
Traqué blessé piétiné achevé nié oublié
Parce que nous l’avons traqué blessé piétiné achevé nié oublié

Si vivant encore. Foto R.Puig

Si vivant encore

Cet amour tout entier
Si vivant encore
Et tout ensoleillé
C’est le tien
C’est le mien
Celui qui a été
Cette chose toujours nouvelle
Et qui n’a pas changé
Aussi vrai qu’une plante
Aussi tremblante qu’un oiseau
Aussi chaude aussi vivant que l’été

Aussi vrai qu’une plante Foto R.Puig

Aussi vrai qu’une plante

Nous pouvons tous les deux
Aller et revenir
Nous pouvons oublier
Et puis nous rendormir
Nous réveiller souffrir vieillir
Nous endormir encore
Rêver à la mort,
Nous éveiller sourire et rire
Et rajeunir

Rêver à la mort. Foto R.Puig

Rêver à la mort

Notre amour reste là
Têtu comme une bourrique
Vivant comme le désir
Cruel comme la mémoire
Bête comme les regrets
Tendre comme le souvenir
Froid comme le marbre
Beau comme le jour
Fragile comme un enfant
Il nous regarde en souriant
Et il nous parle sans rien dire
Et moi je l’écoute en tremblant

Tendre comme le souvenir. Foto R.Puig

Tendre comme le souvenir

Et je crie
Je crie pour toi
Je crie pour moi
Je te supplie
Pour toi pour moi et pour tous ceux qui s’aiment
Et qui se sont aimés
Oui je lui crie
Pour toi pour moi et pour tous les autres
Que je ne connais pas
Reste là
Lá où tu es
Lá où tu étais autrefois
Reste là
Ne bouge pas
Ne t’en va pas

Reste là. Foto R.Puig

Reste là

Nous qui nous sommes aimés
Nous t’avons oublié
Toi ne nous oublie pas
Nous n’avions que toi sur la terre
Ne nous laisse pas devenir froids
Beaucoup plus loin toujours
Et n’importe où
Donne-nous signe de vie
Beaucoup plus tard au coin d’un bois
Dans la forêt de la mémoire
Surgis soudain
Tends-nous la main
Et sauve-nous.

Tends-nous la main. Foto R.Puig

Tends-nous la main

Pensé en traducirlo, pero, gracias a que me ha faltado el tiempo, he tenido el gusto de encontrar la traducción de Julio Carmona en su bosque de palabras. Julio es un poeta peruano, chiclayano y docente de Literatura en Piura, nacido el mismo año que yo, aunque un poquito más viejo.

¡Gracias Julio!

Si fragile. Foto R.Puig

Si fragile

ESTE AMOR por Jacques Prévert

Este amor

Tan violento

Tan frágil

Tan tierno

Tan desesperado

Este amor

Bello como el día

Y malo como el tiempo

Cuando hay mal tiempo

Este amor tan sincero

Este amor tan hermoso

Tan feliz

Tan jovial

Y tan pobrecillo

Trémulo como un chiquillo en la oscuridad

Y tan seguro de sí mismo

Como un hombre tranquilo en lo más hondo de la noche

Este amor que da miedo a los demás

Que los hace hablar

Que los hace palidecer

Este amor acechado

Porque nosotros lo acechamos

Acosado herido pisoteado destrozado negado olvidado

Porque nosotros lo hemos acosado herido pisoteado destrozado negado olvidado

Este amor íntegro

Tan vivo todavía

Y pleno de sol

Es el tuyo

Es el mío

Ese que ha sido

Este algo siempre nuevo

Y que no ha cambiado

Tan verdadero como una planta

Tan tembloroso como un pájaro

Tan cálido tan vivo como el verano

Ambos podemos juntos

Alejarnos y retornar

Olvidarlo

Y después dormirnos

Despertarnos padecer envejecer

Dormirnos de nuevo

Soñar con la muerte

Despertarnos sonreír y reír

Y rejuvenecer

Nuestro amor sigue allí

Obstinado como un borrico

Viviente como el deseo

Cruel como la memoria

Absurdo como el arrepentimiento

Tierno como los recuerdos

Frío como el mármol

Bello como el día

Frágil como un niño

Nuestro amor nos mira sonriendo

Y nos habla sin decir nada

Y yo lo escucho tembloroso

Y grito

Grito por ti

Grito por mí

Y le suplico

Por ti por mí por todos los que se aman

Y los que se han amado

Sí le grito

Por ti por mí y por todos

Los que no conozco

Quédate

Allí donde estás

Allí donde estuviste antes

Quédate

No te muevas

No te vayas

Nosotros los que somos amados

Te hemos olvidado

Pero no nos olvides tú

Sólo te teníamos a ti en el mundo

No permitas que nos volvamos indiferentes

Cada vez mucho más lejos

Y desde donde sea

Danos señales de vida

Mucho más tarde desde el rincón de un bosque

En la selva de la memoria

Surge de repente

Tiéndenos la mano

Y sálvanos

(Traducción de Julio Carmona)

Lá où tu es. Foto R.Puig

Lá où tu es

 

 

 

Pilane 2019 (y III): los escultores

8 septiembre, 2019
Soil. Pilane 2019. Foto R.Puig

Soil. Pilane 2019. Foto R.Puig

Los escultores varones en Pilane 2019 son cuatro. La exhibición de esculturas es paritaria, aunque en el caso de los escultores hay dos (Tony Cragg de Gran Bretaña y Jaume Plensa de España) que mantienen su escultura del año pasado.

.

Anna de Jaume Plensa

Pero la novedad para el escultor español es que su Anna, que con sus catorce metros ha resistido impertérrita los ventarrones y las nieves de tres inviernos en la cima de Pilane (anclada en un pedestal de 20 toneladas), ha sido adquirida para siempre por el veterano Peter Lennby, promotor y director de Skulptur i Pilane – djur, natur och konst (“Escultura en Pilane-animales, naturaleza y arte”) desde sus comienzos en 2007.

Anna, Jaume Plensa, 2016, en el invierno de Pilane. Foto privada en Aftonbladet

Anna, Jaume Plensa, 2016, en el invierno de Pilane. Foto privada en Aftonbladet

La obra se instaló en mayo del 2016

Instalación de Anna de Jaume Plensa en Pilane en 2016. Foto Jakob Eldenskog SVT

Instalación de Anna de Jaume Plensa en Pilane en 2016. Foto Jakob Eldenskog / SVT

Instalación de Anna de Jaume Plensa en Pilane en 2016. Foto Jakob Eldenskog SVT

Instalación de Anna de Jaume Plensa en Pilane en 2016. Foto Jakob Eldenskog SVT

Hubo que abrir una pista hasta la cima de granito, para que accediesen los grandes tractores que traían las piezas de fibra de vidrio y polvo de mármol para su ensamblaje.

Desde entonces es un hito en el archipiélago de Bohuslan que se divisa desde muchas millas a la redonda.

La Anna de Jaume Plensa se queda. Foto R.Puig

La Anna de Jaume Plensa se queda. Foto R.Puig

La superficie de la escultura ha comenzado a sedimentar en sus junturas la pátina del tiempo que los aires del mar y las partículas que el viento acarrea le van dejando.

Anna (Jaume Plensa 2016) y las señales del tiempo. Foto R.Puig

Anna (Jaume Plensa 2016) y las señales del tiempo. Foto R.Puig

.

La fauna ornitológica de Johan Creten

Johan Creten Bélgica, El buitre, 2017, bronce patinado. Foto R.Puig

Johan Creten Bélgica, El buitre, 2017, bronce patinado. Foto R.Puig

Algo tienen los enormes animales en bronce de este escultor belga que atrae a niños y adultos. Por una parte tienen un aire de humor cariñoso. Por ejemplo, este buitre de pico curvo que tendría gran dificultad para encontrar alguna carroña por estos parajes, en los que sería atacado inmediatamente por una bandada de airadas gaviotas.

Johan Creten Bélgica, El buitre, 2017, bronce patinado, detalle. Foto R.Puig

Johan Creten Bélgica, El buitre, 2017, bronce patinado, detalle. Foto R.Puig

Sobre las rocas más alejadas del parque el buitre y su vecino el murciélago contrastan oscuros con la blanca Anna que medita a centenares de metros en el otro extremo.

Johan Creten Bélgica, El murciélago 2019, bronce patinado. Foto R.Puig

Johan Creten Bélgica, El murciélago 2019, bronce patinado. Foto R.Puig

El murciélago con aspecto de vampiro parece inofensivo, aunque al acercarse hay un cartel que avisa: “Está permitido subirse a la escultura a su propio riesgo. No pierda de vista a los niños”. Estas esculturas participativas atraen especialmente al visitante.

Johan Creten Bélgica, El murciélago 2019, bronce patinado. Foto R.Puig

Para facilitar la participación el murciélago tiene una escalera encima del espinazo.

Johan Creten Bélgica, El murciélago 2019, bronce patinado. Foto R.Puig

Johan Creten Bélgica, El murciélago 2019, bronce patinado. Foto R.Puig

La alada trilogía de este escultor belga, al que yo llamaría Johan de Flandes, se completa con lo que parece ser un águila expectante, en la que la vis cómica del buitre ya no está presente.

Johan Creten Bélgica, El precio de libertad, 2016, bronce. Foto R.Puig

Johan Creten Bélgica, El precio de libertad, 2016, bronce. Foto R.Puig

Así me lo parece por esa actitud vigilante y suspicaz, émula de las que la historia ha prodigado desde que se la adueñaron las legiones romanas, aunque sea belga y en Pilane resulte bastante inofensiva. Si me encuentro con el autor le preguntare queé esconde su título “the price of freedom”. De la reina de las aves como símbolo he tratado hace ya ocho años en este blog.

.

La fidelidad de Tony Cragg

El escultor británico, con taller en Alemania y Suecia, es asiduo de Pilane. Sus esculturas en hermoso bronce patinado parecen girar. Según sea nuestro punto de vista van mostrando perfiles humanoides que se encabalgan y se generan entre sí.

Tony Cragg UK, Pool, 2012, bronce. Foto R,Puig

Tony Cragg UK, Pool, 2012, bronce. Foto R,Puig

La escultura sigue en Pilane desde el año pasado, aunque colocada en otro rincón rocoso. El granito compite con el bronce en excitar nuestra imaginación con formas que parecen intercambiar secretas conversaciones.

Tony Cragg UK, Pool, 2012, bronce. Foto R,Puig

.

Cuando el acero resplandece

Como el domingo pasado con las obras de las escultoras, también hoy terminaremos con dos obras abstractas de un conocido escultor británico que brillan y crean sombras, bajo el sol de Pilane y en distante contraste con la nívea Anna.

Conrad Shawcross, detalle de su monolíto óptico, 2016, y Anna de Jaume Plensa, 2016. Foto R.Puig

Conrad Shawcross, detalle de su monolíto óptico, 2016, y Anna de Jaume Plensa, 2016. Foto R.Puig

El monolito óptico de Shawcross podría titularse el tótem poliédrico. De hecho más que evocarme un menhir me hace pensar en alguna efigie venerada, de esas que erigían las antiguas culturas de América o Asia,  aunque esta sea de acero inoxidable.

Conrad Shawcross UK, Monolíto óptico, 2016. Foto R.Puig

Conrad Shawcross UK, Monolíto óptico, 2016. Foto R.Puig

Con buenos zapatos y hábil equilibrio podríamos bailar a su alrededor nuestra danza sagrada mientras los vientos del mar alborotan nuestra cabellera. Un penacho de plumas también añadiría.

Conrad Shawcross UK,monolíto óptico, 2016. Foto R.Puig

Conrad Shawcross UK,monolíto óptico, 2016. Foto R.Puig

Y me digo yo, motivado por los vientos de Pilane, que en estos tiempos en que tantos se rapan al cero, debe de haber una diferencia en la forma de sentir el aire sobre nuestra cabeza, según que el cuero cabelludo se agite con vientos y brisas o que estos solamente resbalen sobre una piel lisa, redonda y calva. Yo podría explicarme sobre la primera de las sensaciones. Sobre la otra modalidad quizás algún lector pueda ilustrarme. Algo parecido podría especularse con la sensación de la lluvia sobre la cabeza. Todo esto sea dicho con todo respecto por las diferencias o identidades capilares.

Pero basta de divagaciones. Acabemos esta crónica mostrando el laberinto óptico del británico escultor (toda similitud con el del brexit es pura coincidencia.

Conrad Shawcross UK, laberinto óptico, detalle, 2018 UK. Foto R.Puig

Conrad Shawcross UK, laberinto óptico, detalle, 2018 UK. Foto R.Puig

Estas grandes esculturas modulares se sitúan habitualmente en las zonas llanas de Pilane.

Conrad Shawcross UK, laberinto óptico, 2018 UK. Foto R.Puig

Conrad Shawcross UK, laberinto óptico, 2018 UK. Foto R.Puig

En este caso es también participativa, es decir que se puede circular por su interior

Conrad Shawcross UK, laberinto óptico, detalle, 2018. Foto R.Puig

Conrad Shawcross UK, laberinto óptico, detalle, 2018. Foto R.Puig

Además el laberinto es realmente óptico, pues crea ilusiones según evoluciona la luz del día y el ángulo desde el que miremos.

Conrad Shawcross UK, laberinto óptico, detalle, 2018. Foto R.Puig

Conrad Shawcross UK, laberinto óptico, detalle, 2018. Foto R.Puig

A diferencia del brexit este es un laberinto sereno y bien anclado en la tierra

Conrad Shawcross UK, laberinto óptico, 2018, acero inoxidable. Foto R.Puig

Conrad Shawcross UK, laberinto óptico, 2018, acero inoxidable. Foto R.Puig

que recibe a todos sin excepción, y las aristas de las esculturas de Conrad Shawcross no hieren.

Aunque sean de acero sus obras son luminosas y suaves al tacto…

Conrad Shawcross UK, detalle de su monolíto óptico, 2016. Foto R.Puig