Saltar al contenido

Que c’est que…?

24 enero, 2021
quel jour… foto r.puig

para Marie

Chanson

Quel jour sommes-nous

Nous sommes tous les jours

Mon amie

Nous sommes toute la vie

Mon amour

Nous nous aimons et nous vivons

Nous vivons et nous nous aimons

Et nous ne savons pas ce que c’est que la vie

Et nous ne savons pas ce que c’est que le jour

Et nous ne savons pas ce que c’est que l’amour.

nous vivons… foto r.puig

Canción

Qué día somos hoy

Somos todos los días

Amiga mía

Somos toda toda la vida

Amor mío

Nos amamos y vivimos

Vivimos y nos amamos

Y no sabemos qué es lo que es la vida

Y no sabemos qué es lo que es un día

Y no sabemos qué es lo que es el amor


Jacques Prévert, Paroles, colección le point du jour, Gallimard, 1949, pág.177 (traducción propia)

mon amour… foto r.puig


Nota: “Este amor” de Jacques Prévert en Floral

Un poeta para días de frío

17 enero, 2021
Si las manos pudieran liberarte… Foto R.Puig

I f   h a n d s   c o u l d   f r e e   y o u, h e a r t,
     W h e r e   w o u l d   y o u  f l y ?
F a r,  b e y o n d   e v e r y   p a r t
O f   e a r t h   t h i s   r u n n i n g   s k y
M a k e s   d e s o l a t e ?   Wo u l d   y o u   c r o s s  
C i t y   a n d   h i l l   a n d   s e a,
      I f   h a n d s   c o u l d   s e t   y o u   f r e e ?

.

¿Si las manos pudieran liberarte, corazón,
     adónde volarías?
¿Lejos, allende los horizontes
de la tierra que este cielo apresurado
asola? ¿Cruzarías
ciudad, colina y mar
     si unas manos te dieran libertad?

aunque pudiera… Foto R.Puig

I   w o u l d   n o t   l i f t   t h e   l a t c h ;
     F o r   I   c o u l d   r u n
T h r o u g h   f i e l d s, p i t – v a l l e y s, c a t c h  
A l l   b e a u t y   u n d e r   t h e   s u n –
S t i l l   e n d   i n   l o s s:   
I   should   find   no   b e n t   a r m,  n o  b e d
    T o   r e s t   m y   h e a d

.

No retiraré la aldaba;
     pues, aunque pudiese correr
por campos y hondonadas, apresar
cuanto es hermoso bajo el sol, 
en paz al fin perderme:
no hallaría ni brazo acogedor ni lecho
     donde reposar mi cabeza

Philip Larkin (1922-1985), “The North Ship, XXIII”, 1945 (la traducción es mía)
en paz al fin perderme. Foto R.Puig

***

A propósito de Philip Larkin

El poeta publicó la primera edición de North Ship en 1945. La edición de Faber en 1966 de este su primer poemario incluyó treinta y dos poesías encabezadas simplemente con números romanos, que fueron escritas entre 1942 y 1944. Es la obra juvenil de un poeta desencantado que pasados los años se convertiría en uno de los más leídos del siglo XX inglés, además de uno de los bibliotecarios más competentes de su generación. No es un poeta alegre y confiado. Influencia notable tuvieron en su obra sus más de cuarenta años entre estanterías, libros y, last but not least, sus variadas, animadas y durante algunos años simultáneas, relaciones matrimoniales y no matrimoniales.

Como no quiero dejaros con la sensación de un corazón sin consuelo del poema anterior, añado otro muy breve, publicado el 2 de marzo de 1978 en el Times Literary Supplement :

1952-1977

In times when nothing stood

But worsened, or grew strange,

There was one constant good:

She did not change.

Traduzco:

Cuando en tiempos nada estuvo en pie

sino todo empeoró, o creció extraño,

se mantuvo un bien constante :

ella no cambió.

La joven del crocus. Foto R.Puig

Nota: los textos del poeta los he tomado de Philip Larkin, Collected poems, London, Faber & Faber, 2003

Transfiguración

10 enero, 2021
El hada helada. Foto R.Puig

Para Charlie, deseándole un completo restablecimiento

.

Metamorfosis

Una lluvia de cristales,

nanométricos, albos

como armiños,

revisten de cendales

lo que era real.

Minimal. Foto R.Puig

Lo visto ya es no visto,

lo que era no es,

la nieve lo ha vestido

como a Jesús

el Tabor.

La primavera (ene verano) de Gunnar Nilsson, 1950. Foto R.Puig

Así estaba Primavera,

florida, acompañada,

cuando el verano

venía a cortejarla,

a postrarse a sus pies.

Si el mármol tiritase… Foto R.Puig

El invierno torpe

no puede no ser rudo,

mas a ella, a la que oscura

tiembla, de armiño

una alfombra ha ofrecido.

El pichón y el agujero negro. Foto R.Puig

Todo se transfigura

cuando la nieve llega,

la cosa es otra cosa,

lo prosaico es parábola

y lo bruto ironía.

Costillar de patines. Foto R.Puig

La dama de las nieblas

se está desperezando

y ha decidido hoy

lucirse bien

de blanco

“La niebla” (1910) de Gusten Lindberg

*

Tropo

Mas ni un minuto más

con nieves de poeta

he de vestir yo mis ripios,

¡que uno de verdad

cierre hoy la edición!

Paréntesis. Foto R.Puig

MUTABILITY

We are as clouds that veil the midnight moon;

How restlessly they speed, and gleam, and quiver,

Streaking the darkness radiantly!—yet soon

Night closes round, and they are lost forever:


Or like forgotten lyres, whose dissonant strings

Give various response to each varying blast,

To whose frail frame no second motion brings

One mood or modulation like the last.


We rest.—A dream has power to poison sleep;

We rise.—One wandering thought pollutes the day;

We feel, conceive or reason, laugh or weep;

Embrace fond woe, or cast our cares away:


It is the same!—For, be it joy or sorrow,

The path of its departure still is free:

Man’s yesterday may ne’er be like his morrow;

Nought may endure but Mutability


Percey B. Shelley, Alastor, or The Spirit of Solitude: And Other Poems, Baldwin, Cradock, and Joy in London, 1816.

MUTABILIDAD

Somos como las nubes que enmascaran la luna.
que huyen sin descanso, relampaguean, tiemblan,
rasgando con destellos lo oscuro, mas, de pronto,
la noche las rodea y se pierden para siempre;

o arrinconadas liras de cuerdas disonantes
que a cada son diverso responden diferente,
y en cuya hechura frágil ninguna melodía
resuena semejante al volver a tocarla.

Dormidos, pesadillas turban nuestro reposo;
despiertos, vagos sueños contaminan el día;
ya con risa o con llanto, fantasía o razón,
ya abracemos las penas o ya las desechemos

¡da lo mismo! Pues, sea alegre o sea triste,
la senda de su marcha final está ya abierta:
tal vez no sea el pasado del hombre su mañana;
tal vez sólo perdure la Mutabilidad.


Traducción de Juan Abeleira y Alejandro Valero, en Percey Bysshe Shelley, No despertéis a la serpiente. Antología poética bilingüe, Poesía Hiperion, Madrid, 1991
Verde esmeralda. Foto R.Puig

Breverías erasmianas (XLIV): “Principium dimidium totius” (El comienzo es la mitad de todo)

3 enero, 2021
Año Nuevo. La luna se alza sobre la playa. Foto de nuestro corresponsal en La Almadrava

El inicio de un nuevo año, sobre todo cuando el que acabó hace pocos días rebosaba con las penas y el dolor de millones de vidas, convierte cada día en una voluntariosa cuenta hacia adelante. Si bien el tiempo no es el calendario, sino un personal trascurso que cada uno de nosotros siente de modo diferente, anhelamos que los días y meses que lo componen sean mejores. Así cada “año nuevo” alentamos deseos y propósitos que más o menos nos formulamos.

Por eso se me ha ocurrido sacar a colación, de entre los miles glosados por Erasmo de Rotterdam, el siguiente adagio:

Principium dimidium totius

El comienzo es la mitad de todo

Adagio II, II, 39

Ἀρχὴ ἥμισυ παντός, id est:

Principium dimidium totius,

Comenzar bien es tener hecha la mitad.

Este adagio significa que la mayor dificultad reside en el comienzo de la tarea

Como es su costumbre, Erasmo sigue la pista de este proverbio en las obras de varios autores de la Antigüedad clásica. Nuestro humanista destaca en su comentario que Luciano, en su diálogo Hermótimo (1) (o De las sectas de los filósofos), lo atribuye a Hesiodo.

Lo encuentra también en la Política de Aristóteles (libro 5) y en Las Leyes (libro 6) de Platón, y lo glosa así:

Nam in proverbiis quidem initium totius facti dimidium dicitur.  Atque illud nimirum recte coepisse omnes undique laudibus ferimus. At istud, ut mihi quidem videtur, plus est quam dimidium. Neque quisquam hoc, ubi recte fit, satis pro merito laudarit.

En los proverbios se dice que el inicio es la mitad de cualquier acción, pues siempre y en todas partes se alaba el buen comienzo; por lo que a mí respecta, me parece que es mucho más de la mitad. Nadie recalcará suficientemente el valor que tiene el inicio, si se emprende bien.

Para reforzar su opinión, cita la recopilación medieval de Suidas, autor griego de mediados del s.X, en donde se cita a un tal Marinus, y nos ofrece su versión al latín:

Fuit autem nobis initium illud non tantum initium neque juxta proverbium dimidium totius, sed ipsum in solidum totum.

Esto es lo que supuso para nosotros aquel comienzo, no fue tanto un comienzo ni, como dice el proverbio, la mitad de todo, sino la cosa misma en su totalidad.  

Aristoteles item libro Moralium primo: principium enim plus quam dimidium totius esse videtur

Lo que confirma Aristóteles en su Ética (libro I): se suele decir que el principio es más de la mitad de todo

Concierto de Año Nuevo en Viena. Dirige Riccardo Muti. Imagen “expresionista” que he tomado de la televisión

A mi modo de ver la cita más interesante es la que Erasmo toma de las Epístolas de Horacio (1.2.), se trata de la carta a Lollius Maximus (un joven que asistía a clases de Retórica), en la cual espolea al joven a trabajar, no sea que cuando sea viejo y enfermo aún tenga pendiente la tarea. Al parecer al joven le reconcomían otras preocupaciones que le quitaban la serenidad y la voluntad para dedicarse seriamente a sus estudios, y le costaba mucho madrugar.

Entre otras cosas le dice:

Los bandidos se alzan de noche para ir a degollar a un hombre; y tú, para salvarte a ti mismo, no te despiertas?

Y más adelante:

Dimidium facti, qui coepit, habet : sapere aude.  

Obra comenzada está a mitad hecha: atrévete a saber

Horacio continúa con una metáfora extraída de la fábula del campesino que espera que el río deje de correr para atravesarlo, expresando así lo que aguarda a quienes no comienzan a poner en práctica sus propósitos:

A quien retrasa la hora de vivir con rectitud y espera, como el labriego aquel, que la corriente del río se detenga…  la corriente seguirá y sus aguas fluirán hasta el fin de los siglos

Erasmo concluye su glosa con citas de Ausonio y de Plutarco, quien en Cómo debe el joven escuchar la poesía (2) traduce unos versos de Sófocles:

Ἔργου δὲ παντὸς ἤν τις ἄρχηται καλὦς,

Καὶ τὰς τελευτὰς εἰκός ἐσθ’ οὕτως ἔχειν,

id est:  

Negotii cujusque si bene coeperis,

Et finem item bonum fore probabile est.

es decir:

Si bien comienzas todo cuanto harás

Así probablemente el fin bueno será   

Fuente latina: Les Adages d’Érasme, présentés par les Belles Lettres et le GRAC (UMR 5037), 2010, p.p. 203-204
Vals. Concierto de Año Nuevo en Viena. Dirige Riccardo Muti. Imagen “expresionista” que he tomado de la televisión

Notas:

(1) Hermótimo de Clazómenas (siglo VI a.C.)

(2) Moralia, 16A

Paseo de Navidad con algo de historia

27 diciembre, 2020
25 de diciembre 15:00 horas. Ultimos rayos del sol en Kungshöjd. Foto R .Puig

Como hemos comentando el domingo pasado, la ciudad de Gotemburgo se asienta en gran parte sobre un lecho de sedimentos terrosos, digamos que tiene muchos de sus cimientos sobre el barro. Pero está rodeado de colinas rocosas, a la manera de batolitos. En estos días de solsticio invernal, es un buen ejercicio para las piernas subir a alguno de ellos, por un lado para mejor digerir la comida navideña y por otro para dejarse acariciar por los últimos rayos del sol y contemplar su ocaso. Eso hicimos hace dos días, día de Navidad.

Desde “la altura del Rey” (en sueco Kungshödj) se pueden ver diversas cosas…

Por ejemplo, en el adyacente parque infantil, a los pies de la barandilla en la que nos apoyamos, un papá y una mamá extasiados con su retoño, que luce un mono rojo como corresponde al colorido oficial navideño, le hacen feliz con algo tan antiguo y simple como un columpio. Puede incluso que estemos asistiendo a la primera experiencia del balanceo de este nene, la de nuestros años de infancia cuando nuestros pies tardarían aún unos años en tocar el suelo para impulsarnos sin ayuda.

Columpio y familia feliz. Foto R.Puig

Pero ¡todavía más! no es poca nuestra nostalgia de años pretéritos, cuando seguíamos los primeros pasos de nuestros hijos en los parques de otras ciudades, al ver como un papá solícito sigue atentamente esa primera experiencia de su hijo, que todos hemos vivido, la de nuestro primer torpe y excitante caminar, que -¡ay!- indefectiblemente se oculta en algún rincón de nuestro cerebro, bajo millones de otras sensaciones y recuerdos.

Primeros pasos. Foto R.Puig

¡Pensar que lo que ahora son viviendas “socialdemócraticas”, parque infantil, atalaya y mirador de dulces finales de soleadas tardes invernales, fue lugar de arsenal militar de una potencia militar sueca, hoy arrumbada!

Johan Lithein esbozo de Gotemburgo en 1708. Kungliga Bibliotek. Vista desde la colina de Otterhälleveverke.

El llamado Otterhälleverken constaba de tres poderosos bastiones y se construyó en 1688 en la tercera fase de expansión de la ciudad. La colina de Kungshödj se llamaba entonces Otterhällan, algo que en castellano podía simplemente significar colina rocosa.

Johan Lithein esbozo de Gotemburgo en 1708. Kungliga Bibliotek. Vista desde la colina de Otterhälleveverke

En este detalle del dibujo anterior, en su ángulo superior izquierdo, se puede ver cómo era en 1708, diez años antes de que el rey Carlos XII de Suecia, se hiciese matar en una trinchera, durante el asedio a la fortaleza de Fredriksten (en Halden, Noruega) el 30 de noviembre de 1718. Poco a poco el sueño del poderío bélico sueco se iría desvaneciendo, hasta el punto de que, cien años más tarde, en 1810 el Parlamento reunido en Estocolmo decidió coronar a un mariscal propuesto por Napoleón, como Carlos XIV nuevo rey de Suecia.

Esta es otra historia, la que comienza con la dinastía de los Bernadotte. Fue en tiempos del dicho mariscal y rey, que acabó aliándose contra Napoleón en 1814, cuando Suecia libró sus últimas batallas expansionistas para mantener el dominio sobre Noruega. Con su muerte cien años después del dibujo que encabeza estas líneas comenzó el largo período no intervencionista de la Suecia moderna.

Probablemente, el arsenal demolido a finales del siglo XIX para dar lugar a la zona residencial que ocupa ahora la colina, dejó de ser útil cuando hacía ya décadas que los cañones suecos no tronaban por Europa. Las que truenan ahora, y se ven desde estas alturas, son las gigantescas perforadoras de las obras del Västlánken, que vemos ahora desde esta roca del Kungshödj y de las que hemos hablado el domingo pasado desde el otro lado del canal.

25 de diciembre. Gotemburgo en obras frente a Kungshöjd. Foto R .Puig
Gotemburgo en obras, vista desde Kungshödj. Foto R .Puig

En otras direcciones se aprecian algunos hitos emblemáticos de la ciudad, como la gran noria su parque de atracciones Liseberg, ahora cerrado a causa de las obras del lumbricus magnus y de la pandemia.

25 de diciembre 15:05 horas: ultimo sol de la tarde. Foto R .Puig

Por parte nuestra, seguimos aún un poco en esta altura, agotando los últimos ratos soleados del día y pensando un poco en el año que se acaba y en las cosas de la vida y de la historia de esta ciudad…

Un viejo bloguero posando para Rodin. Foto Marie Puig

Ya de bajada, la luna ha recogido el testigo del sol, y nos acompaña atenta. Son muchos escalones y hay que mirar bien donde se ponen los pies… ¡descender sobre las posaderas no es aconsejable!

25 de diciembre del 2020. 15:16 horas. Foto R.Puig

Por mi parte, cada vez que descubro que la luna me sigue, recuerdo aquella pregunta de Giacomo Leopardi: Che fai tu, luna, in ciel? Dimmi, che fai, silenziosa luna?

Patitos autónomos. Foto R.Puig

Quizás la luna envidie a esos patitos que se deslizan sobre las aguas del canal, sobre las cuales empieza a anochecer. Parece que mamá y papá patos ya les entrenaron suficiente y se desenvuelven bien por sí mismos. A los seres humanos nos hace falta más tiempo.

¿Pero no es acompañar los primeros pasos de un hijo uno de los mayores gozos de ser padres?

La alegría de ser padres. Foto R.Puig (tarde de Navidad de 2020)

Lumbricus magnus (3): Trabajos, días y esperanzas.

20 diciembre, 2020
Steffan. Foto R.Puig

Para Max y Steffan, agentes del futuro de Gotemburgo.

A la Ciencia del suelo se la denomina doctamente Edafología, aunque según el diccionario de la Real Academia de la Lengua su objeto sería la naturaleza y condiciones del suelo, en su relación con las plantas. Pero hace un par de días estuve conversando con algunos de los hombres que están todos los días metidos “hasta las cejas” en ese barro que predomina en el subsuelo de Gotemburgo, y su ciencia del suelo tiene que ver no sólo con las plantas.

Hombres y barro. Foto R.Puig

Steffan y Max me explicaron amablemente el trabajo que estaban realizando, consistente en controlar que el grado de salinidad del agua que fluye entre la superficie y la enorme estación ferroviaria subterránea que se construye a 30 metros de profundidad, la del barrio de Haga, no cree problemas para la estabilidad de los suelos de la zona. Dicha estación es una de las dos que se sumarán a la estación Central de Gotemburgo como nudos ferroviarios del “enlace occidental” o “west link” (Västlänken en sueco).

Ubicación de la estación de Haga entre la Escuela de Comercio (Handelshögskolan) y el canal de Rosenlund. Fuente www5.Göteborg.se

Este trabajo de vigilancia hidro-geológica se realiza (Max es field engineer) dentro de la excavación en el terreno de barro y piedras que cubre la enorme caverna excavada en la roca para la estación de Haga.

Max. Foto R.Puig

Esa vigilancia hidro-geológica es una labor delicada, que tiene por objeto que en los trabajos en las capas de la superficie, así como en la construcción interior de la estación, de sus accesos, vías de evacuación, lucernarios exteriores y conductos de ventilación, u otras partes de este sistema complejo, no se produzcan efectos no deseados a causa de flujos acuíferos de salinidad inadecuada en los áridos de piedras y barro encima de la estación.

Este es sólo un ejemplo de los diferentes aspectos de la obra en la que están empeñados los obreros que trabajan en esa gran excavación a la que me acerqué este viernes pasado.

Hombres y barro. Foto R.Puig

Hay que tener también en cuenta que se está excavando en una zona de importante valor histórico, justo en el flanco norte de la iglesia de Haga, un templo de 170 años de antigüedad, construido con ladrillos y piedra caliza, de estilo anglicano.

De ahí que se monitoricen otras aspectos importantes como las vibraciones del terreno, las posibles variaciones de nivel y el riesgo de inclinaciones o desplazamientos de edificios de la zona, en especial del más cercano a la obra, la citada iglesia, situados sobre la estación subterránea.

Eppur non si muove… Foto R.Puig

Los dos especialistas que vemos en la foto vigilan cualquier variación en la estabilidad del templo que pudiera causar deformaciones, inclinaciones o fisuras a causa de la obra. Se emplean sistemas específicos de inclinometría del suelo, clinometría, extensometría y otros que utilizan el SAR (Synthetic Aperture Radar).

Por si se mueve, mediciones junto a la Biblioteca Central de la Universidad. Foto R.Puig
Por si se mueve, en el parque de la Plaza de Haga. Foto R.Puig

La zona es de un gran valor arquitectónico e histórico y se sitúa a caballo del barrio decimonónico y de arquitecturas eclécticas de Vasastaden, “la ciudad de Vasa” o Vasastan, y el de Haga, con su antiguo templo y sus casas tradicionales de madera con fundamentos de piedra, con orígenes documentados en el siglo XVII.

En la imagen siguiente se aprecia la sección longitudinal de la estación subterránea de Haga, que abarca desde el subsuelo de la Escuela de Comercio (Handelshögskolan) por el sur hasta el canal de Rosendlund por el norte, con la iglesia de Haga (Hagakyrkan) en el centro:

Sección de la estación de Haga. Zona ocre : roca. Zona en amarillo: barro. Fuente www5.Göteborg.se

El acceso a la estación, el situado junto al canal, tendrá este aspecto en 2026, cuando se terminen las obras del Västlänken :

Frente a la iglesia de Haga. Fuente Stadsutveckling Göteborg

En esta sola zona del Västlänken conté el viernes hasta cinco enormes máquinas de perforación.

Se perfora. Foto R.Puig

La ciudad vibra de vez en cuando con las explosiones de las voladuras de rocas, precedidas por los sonidos de las sirenas de advertencia. Al escucharlos cruzamos los dedos, esperando que este ingente proyecto tenga un buen fin y cumpla las promesas que han acompañado su campaña de promoción, no exentas de un animado debate político y ciudadano y de movimientos de oposición al mismo.

Los defensores del medio ambiente se esfuerzan entre otras cosas por que no se desarraiguen más árboles…

¡Déjadme vivir!… Foto R.Puig
…¡Parad el Västlänken! Foto R.Puig

Mientras que los trabajadores de la obra, ajenos a las polémicas, se afanan bajo tierra o luchan con la roca en medio del barro

Hombres y barro. Foto R.Puig

Las instituciones públicas empeñadas en esta ingente labor, junto con las numerosas empresas involucradas en su compleja y multidisciplinar estructura, ponen a disposición de quien se interese por ella extensos documentos, en los que se analizan y explican hasta los últimos detalles técnicos y los diversos estudios de impacto. Para este artículo de mi blog me he sumergido en ese mundo en el que soy profano, leyendo en particular el dedicado a la estación de Haga y a su entorno, que aunque esté en sueco incluye planos e imágenes de gran interés para quien quiera echarles un vistazo.

No obstante, también se han difundido muchos textos divulgativos en la web, que incluyen imágenes de cómo se espera que queden al final del proyecto los barrios de Gotemburgo por donde avanza el lumbricus magnus .

Entorno futuro frente a la iglesia de Haga. Fuente Stadsutveckling Göteborg

En esta barrio se espera una futura y frondosa repoblación arbórea, vías y puentes exclusivamente peatonales y para bicicletas, eliminación del tráfico alrededor del parque de Haga con la excepción de la silenciosa circulación de tranvías en superficie, así como la facilitación del desplazamiento por tren subterráneo hacia el norte, el sur y el este de Gotemburgo desde una ultramoderna y luminosa estación subterránea

Aspecto futuro de la estación subterránea de Haga. Fuente Luco.se

En definitiva se confirma que los seres humanos seguimos oscilando entre la materia más ingrata

Materia. Foto R.Puig

y los sueños que con ella fabricamos.

El futuro. Fuente www5.Göteborg.se

Dicho de otra manera:

Con los gusanos de la tierra el poeta fabrica ropajes de seda

Wallace Stevens

Sepa el amable lector que ya traté del Västlänken en Lumbricus magnus (1) y Lumbricus magnus (2)

¡Basta Ya! recibió hace hoy veinte años el Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia, otorgado por el Parlamento Europeo.

13 diciembre, 2020
Manifestación de ¡Basta Ya! en San Sebastián, septiembre de 2000. Foto R.Puig

Las sociedades democráticas tienen épocas en que gentes de diferentes ideologías, credos y procedencias reaccionan contra las imposiciones de las utopías violentas, salen a las calles y se arriesgan contra quienes no vacilan en asesinar sin distinciones de edades ni de responsabilidades para imponer sus proyectos excluyentes por la vía del fanatismo, la extorsión y la violencia. Es en esos momentos cuando más allá de las preferencias políticas particulares las conciencias de los ciudadanos optan por los valores de la Política con mayúsculas y por la defensa de la convivencia democrática y las leyes que libremente se han dado.

Hoy se cumplen veinte años del reconocimiento por parte del Parlamento Europeo del valor cívico y la libertad de conciencia de la plataforma ¡Basta Ya! que en 1999 nació de la sociedad civil del País Vasco en defensa de la democracia y contra la violencia de ETA.

En aquella ocasión, tal día como hoy y como portavoz de ¡Basta Ya!, el filósofo Fernando Savater pronunció el discurso de agradecimiento a los parlamentarios de Europa reunidos en sesión plenaria en Estrasburgo, del cual extraigo algunos pasajes. El texto completo de la Alocución de Estrasburgo se puede leer en su libro Perdonen las molestias. Crónica de una batalla sin armas contra las armas (Editorial Aguilar, Madrid 2001).

Así definía el filósofo español y vasco a ¡Basta Ya!:

…[somos] sencillamente un grupo de ciudadanos de distintas procedencias, sin jerarquías burocráticas ni apenas aparato organizativo, que empezamos a marchar juntos hace poco menos de un año. Entre nosotros hay profesores y obreros, cargos públicos y simples particulares, religiosos y laicos, sindicalistas, empresarios, militantes pacifistas, artistas, trabajadores de los medios de comunicación, gente cuyo nombre es muy conocido y muchas personas nada célebres:  les confieso que formamos un conjunto un poco anárquico. No tenemos ningún afán de protagonismo histórico, ni siquiera de perduración a toda costa: ¡ojalá que nuestra iniciativa dejase mañana mismo de ser necesaria y pudiera volver cada uno de nosotros en paz a su vida cotidiana!

…es importante lo que nos une y moviliza: el rechazo del terrorismo criminal de ETA y el apoyo explícito al Estado de derecho español hoy amenazado por un proyecto totalitario de secesión violenta.

…No queremos sustituir a las instituciones legítimamente establecidas sino urgirlas a que protejan nuestros derechos y nuestras libertades sin concesiones al terror. Nos hemos movilizado, señoras y señores parlamentarios, por solidaridad con las víctimas del fanatismo ideológico asesino y también en defensa propia contra él

Manifestación de Basta Ya en San Sebastián. Septiembre 2000. Foto R.Puig

Y ante los parlamentarios de Europa resumía el terror que se estaba sufriendo en el País Vasco, desde hacía más de veinte años de vida en democracia, cuando una minoría violenta rechazó la amnistía y el consenso mayoritario y democrático en torno a la Constitución de 1978, y se empecinó en el ejercicio del asesinato, la extorsión y la destrucción:

…Hoy en el País Vasco no hay seguridad ni libertad de expresión o asociación política para una gran parte de los ciudadanos. Los cargos electos no nacionalistas son asesinados, así como empresarios, periodistas, miembros de las fuerzas de orden público o simples particulares que se hayan manifestado de cualquier modo contra el proyecto de imposición independentista. Y no sólo se trata de asesinatos: se han quemado numerosos establecimientos, viviendas y vehículos, se extorsiona cotidianamente a los comerciantes y profesionales, se hostiga y amenaza de mil maneras a quienes son considerados “españolistas”, es decir, a quienes se atreven a manifestarse públicamente a favor del Estado de derecho constitucionalmente vigente. Mucha gente se ve obligada a marcharse para evitar mayores males o porque no soporta la presión del ambiente de intimidación. Otros muchos deben resignarse a vivir acompañados de escoltas policiales y no pueden pasear libremente con sus hijos por la calle o asistir sin todo tipo de precauciones a los locales públicos.

Hoy se habla de “memoria democrática” y de “memoria histórica”, pero el verdadero relato de esa violencia de reciente pasado que describía Fernando Savater en aquella sesión plenaria del Parlamento Europeo se les escamotea con maniobras diversas a los jóvenes que crecieron después.

Por eso es encomiable que como acto de debida memoria, y con motivo del aniversario de aquel acto de entrega del Premio Sájarov a ¡Basta Ya!, la oficina de Maite Pagazaurtundua haya editado en un vídeo una parte de aquel discurso de reconocimiento que el portavoz de aquella valiente plataforma ciudadana pronunció ante el Parlamento Europeo hace hoy mismo veinte años.

Extraigo dos pasajes de la conclusión del mismo:

…Señoras y señores parlamentarios, como demócratas somos desde luego partidarios del diálogo entre los diversos partidos democráticos porque en tal diálogo permanente consiste la democracia misma. Pero precisamente por vocación de diálogo democrático rechazamos que éste pueda venir forzado por el terrorismo violento, que la agenda política de los ciudadanos la establezcan quienes trastornan los usos de la convivencia pacífica y que las leyes consensuadas parlamentariamente deban cambiarse a gusto de los asesinos para que dejen de matar. Queremos vivir en paz, pero también queremos vivir en libertad; nos negamos a sustituir el Estado de los ciudadanos por el Estado de las etnias. Por eso hemos salido a la calle para defender los principios constitucionales y gritar a los terroristas: ¡basta ya!

…invitamos a los miembros del Parlamento Europeo a visitar el País Vasco, no los despachos oficiales sino las calles, los bares, los comercios, las empresas, las pequeñas localidades, las aulas, para que conozcan de primera mano y sin injerencias propagandísticas cómo se vive amenazado, extorsionado, sin derecho a la libre expresión de las ideas. Que comprueben por sí mismos la verdad de lo que denunciamos y después no lo olviden y que nos ayuden a luchar contra esta lacra que toda la Europa democrática debe sentir como propia.

Manifestación de ¡Basta Y!a en San Sebastián, septiembre de 2000. Foto Santos Cirilo, El País

***

Erasmo de Rotterdam y la conciencia europea

He dejado para el final un extracto del discurso que tiene un matiz particular, al recordar que la violencia, tan frecuente en la historia secular de Europa, ha nacido muy a menudo de unas formas de insania nacionalista que arrasan con los derechos de las personas en nombre de pasiones y mitos colectivos, de etnias, credos o derechos dinásticos, en definitiva de la supeditación de los derechos humanos a la invención de la historia. La ETA fue una banda de asesinos al servicio de una mitología de raíces xenófobas y de un delirio supuestamente histórico.

Este es el pasaje del discurso de Savater en el que cita a Erasmo :

… Tampoco parece prudente la permanente búsqueda en el pasado histórico y aún prehistórico de agravios que justifiquen la ruptura de las comunidades democráticas actuales o pretendan demostrar la incompatibilidad de quienes de hecho ya viven juntos desde hace siglos. Como demuestra tristemente la experiencia de otros lugares de Europa, por tal camino siempre se encuentran finalmente justificaciones para el enfrentamiento bélico. Es algo contra lo que ya prevenía uno de los primeros pensadores de la Europa unida, Erasmo de Rotterdam, cuando comentaba en sus Adagios:

“…si un título cualquiera se considera causa idónea para emprender la guerra, a nadie –en medio de tantas vicisitudes de los asuntos humanos, de tantos cambios– le podrá faltar un título. ¿Qué pueblo no ha sido alguna vez expulsado o no ha expulsado a alguien de su territorio? ¿Cuántas veces se ha emigrado de un sitio a otro? ¿Cuántas veces se han desplazado de aquí para allá los imperios por el azar o los tratados? ¡Que los paduanos reclamen hoy el suelo troyano ya que Antenor en otro tiempo fue troyano! ¡Que los romanos reclamen África y España, pues alguna vez fueron romanas! Llamamos do­minio a lo que es administración. No se tiene igual dere­cho sobre los hombres –libres por naturaleza– que sobre los ganados”

Cfr.: Erasmo de Rotterdam, Comentario al adagio “Dulce bellum inexpertis” (La guerra atrae a quienes no la han vivido) en Adagios del poder y de la guerra y Teoría del adagio, edición y traducción de Ramón Puig de la Bellacasa, Serie Filosofía (H 4485), El libro de bolsillo, Alianza Editorial, Madrid 2008, pp.237-238,

Franz Masereel. Xilograbado para el Elogio de la Locura de Erasmo de Rotterdam

———-

POST SCRIPTUM

Basta Ya, 20 años

Artículo de Gorka Maneiro del 22 de diciembre de 2020 en elDiario.es

Basta Ya surgió a finales de los 90 para enfrentarse al terrorismo de ETA y al nacionalismo obligatorio. Lo novedoso y revolucionario de este movimiento cívico fue que, además de oponerse a los asesinatos de la banda, reivindicó en positivo y sin complejos la Constitución Española, es decir, la legalidad vigente y nuestro Estado de Derecho

Nos vamos haciendo viejos. La semana pasada se cumplieron veinte años de la entrega del Premio Sájarov a Basta Ya por parte del Parlamento Europeo. Fue una forma de reconocer a la iniciativa ciudadana su defensa de la democracia y, por tanto, también de denunciar que en una parte de España no había democracia plena ni la libertad estaba plenamente garantizada por la acción de una banda terrorista. 

Permitidme que diga con orgullo que tuve el enorme privilegio de estar allí. Fui una de las personas que viajó a Estrasburgo a recoger el premio (o a acompañar a quienes lo recogían, más bien), y uno de los privilegiados que pudo escuchar en directo la inolvidable intervención de Fernando Savater ante el Parlamento Europeo. Tuve la suerte de compartir aquellas jornadas con personas a las que ya entonces admiraba, como el propio Fernando o José María Calleja, entre otros muchos. Y pude conocer y saludar a José María Mendiluce, de quien había leído su libro Pura Vida, que tanto me había marcado, además de haber seguido con admiración sus reflexiones sobre las guerras de los Balcanes. Además, tuve la ocasión de conocer y cenar junto a Joseba Pagazaurtundúa, asesinado poco después por ETA. Conservo una foto de ese momento, yo sentado a su lado. 

Yo era un simple joven comprometido con la defensa de la libertad y de la democracia. Por decirlo de manera menos elevada, me indignaba que ETA asesinara a conciudadanos inocentes por el simple hecho de pensar diferente, así que, en lugar de mirar para otro lado, participaba en las concentraciones que se convocaban después de cada asesinato. Tampoco fue gran cosa, pues era lo mínimo que uno podía hacer (aunque casi nadie lo hiciera). Sí tuve ocasión de participar de manera más comprometida en Denon Artean Paz y Reconciliación, junto con Cristina Cuesta o Iñaki Arrizabalaga, entre otros, desde donde pudimos organizar la primera (y última) manifestación de “La juventud vasca contra ETA”. Fue a mediados de los años 90. Ocasionalmente escribía “Cartas al Director” contra el terrorismo de ETA en El Diario Vasco. Y participaba en las manifestaciones convocadas por Basta Ya

Fue por todo esto y por la participación de mis padres en esas mismas manifestaciones que un fin de semana, de madrugada, nos lanzaron tres cócteles molotov al balcón de casa, sin otro resultado que nuestro firme propósito de seguir adelante. Al parecer, a los líderes de Basta Ya les gustó mi contestación a los autores del atentado, quienes me acusaron de militar en el PP para justificar lo injustificable. Esta fue mi respuesta: “Podemos entender de dos maneras diferentes el atentado sufrido: como una equivocación, un error más en la larga lista de errores cometidos por la kale borroka, o como un acierto, en el sentido de que han atacado la vivienda que pretendían. Si estamos ante el primer caso, queremos solidarizarnos con la persona a la que pretendían atemorizar y reiterar que nadie debe ser acosado por defender unas ideas tan legítimas como cualquier otra. Si nos encontramos ante el segundo caso, cosa que sospechamos, exigimos a los saboteadores que expliquen las verdaderas razones del acto, y que no mientan”. Sea como fuera, no lograron nada, y seguimos participando en todas las manifestaciones que se convocaron contra ETA, del mismo modo que antes. No nos movilizamos contra ETA porque nos atacaba sino que nos atacó porque nos movilizábamos contra ella. Y justo después de eso, recibí una llamada de Basta Ya invitándonos a mí y a mis padres a viajar a Estrasburgo a recoger el premio. Me apunté sin dudar medio segundo. 

Basta Ya no era como tal un movimiento pacifista, puesto que no era paz lo que nos faltaba sino libertad

Basta Ya surgió a finales de los 90 para enfrentarse al terrorismo de ETA y al nacionalismo obligatorio. Lo novedoso y revolucionario de este movimiento cívico fue que, además de oponerse a los asesinatos de la banda, reivindicó en positivo y sin complejos la Constitución Española, es decir, la legalidad vigente y nuestro Estado de Derecho. O sea, la democracia. Y denunció la ideología nacionalista que estaba detrás de las acciones de los terroristas. Todo esto fue lo que diferenció a este movimiento cívico de otros que hubo antes y en los que tuve también la ocasión de participar, como Denon Artean Paz y Reconciliación o Gesto por la Paz. Y todo ello lo hizo usando la voz y la palabra, de manera que se les entendía, con mensajes reivindicativos y en positivo, provocando con todo ello la reacción del PNV, de parte del periodismo y de parte del establishment, que hizo todo lo posible para debilitar a esta iniciativa ciudadana.   

Basta Ya no era como tal un movimiento pacifista, puesto que no era paz lo que nos faltaba sino libertad. Es decir, no había una guerra o dos bandos enfrentados sino una banda terrorista, apoyada por un grupo político (Herri Batasuna y sus diferentes versiones), que pretendía doblegar la democracia para alcanzar sus objetivos e imponer su proyecto político totalitario. Basta Ya hablaba con claridad meridiana, razón por la cual sus miembros más destacados fueron perseguidos por ETA y algunos de ellos, como el propio Joseba Pagazaurtundúa o José Luis López de la Calle, asesinados. Basta Ya logró en 2000 reunir en San Sebastián a más de cien mil personas, hecho nunca logrado antes por ningún movimiento de este tipo. Se pasó de concentraciones de apenas dos decenas de personas a manifestaciones multitudinarias en las que participaba gente diversa y de procedencias distintas unidas por su defensa de la democracia efectivamente vigente. A eso ayudó que los mensajes fueran, no solo claros, sino también valientes y desacomplejados. Recuerdo que Otegi, tras una de las grandes manifestaciones de Basta Ya, dijo aquello de: “Solo faltaba la cabra de la Legión”. Basta Ya, en lugar de disimular, mantenerse en silencio o pedir perdón, le respondió como merecía, por boca de Fernando Savater: “Prefiero manifestarme con la cabra de la Legión que con la cantidad de cabrones con los que habitualmente suele manifestarse el señor Otegi”. 

Los miembros más destacados de la iniciativa tuvieron que sufrir permanentes amenazas e insultos, no solo desde las filas del nacionalismo más radical sino del supuestamente democrático y de otros sectores del establishment. Ser de o defender a Basta Ya no estaba bien visto en algunos sectores: lo habitual es que te acusaran de tensar a la sociedad o de ser un extremista. Un destacado dirigente del PNV dijo aquello de: “Igual que logramos desactivar a Jarrai, desactivaremos a Basta Ya”. Y otra vez Fernando Savater, representándonos a todos, le contestó como correspondía: “Que venga acompañado porque solo no va a poder”. Poco tiempo después, Joseba Pagaza fue… “desactivado”.  

20 años han pasado desde que el Parlamento Europeo entregó el Premio Sájarov a Basta Ya. Nunca tan pocos hicieron tanto por tantos. Y nunca se lo agradeceremos lo suficiente.

Apuntes para la historia de un puente (3): Empresas, ingenieros, técnicos y obreros de varios países contribuyen a construir el Hisingsbron en Gotemburgo.

6 diciembre, 2020
Pausa. FotoR.Puig

El viernes y ayer sábado me acerqué a la obra del nuevo puente (Hisingsbron) sobre la ría de Gotemburgo, de cuyos trabajos hemos hablado en dos anteriores entradas de blog, la última el 20 de setiembre pasado y la primera el 2 de setiembre de 2018.

No es sólo la curiosidad del profano la que me incita a seguir el progreso de esta obra, sino que de modo muy principal es mi admiración por quienes día a día la están llevando a cabo:

  • las empresas: las escandinavas de Suecia SKANSKA y MTH de Dinamarca; de España TECADE y URSSA;
  • sus ingenieros y trabajadores, entre los cuales no sólo hay suecos y daneses, responsables del proyecto y de la ejecución de la obra, sino también técnicos y obreros de Polonia;
  • y los españoles que han producido los módulos de acero del viaducto ferroviario y el tablero levadizo (el corazón del puente), estructuras que se han fabricado en los talleres de TECADE en la provincia de Sevilla; así como los cuatro pilonos de 53 metros que lo sostienen, lo elevan para el paso de navíos y lo bajan para el tráfico de tranvías, autobuses y otros vehículos, así como bicicletas y peatones.
Håkan P. Olovsson. Ingeniero jefe del Proyecto del Hisingsnbron. Foto R.Puig

Cuando desde el puente viejo observas las obras del nuevo que lo sustituirá y que crece a su lado, distingues los cascos blancos de los ingenieros y los amarillos y rojos de los técnicos y trabajadores.

Trabajadores en faena. Foto R.Puig
Ingenieros y trabajadores. Foto R.Puig
Técnico español supervisando el embarque de un pilono para el Hisingsbron en el puerto de Sevilla. Foto TECADE

Coronación de los pilonos

Colocación del primer cabezal de un pilono. Foto Olof Ohlsson. GöteborgsPosten

El viernes por la mañana pude observar la delicada operación de encaje de los cabezales de los pilonos. Se llevó a buen término la colocación de los dos del lado norte del tablero elevadizo. A este propósito recordemos que se dio el nombre de Arpeggio a la propuesta que en 2013 ganó el concurso de arquitectura del nuevo puente a la isla de Hisingen, que es conocido en Gotemburgo como el Hisingsbron, La propuesta fue diseñada por el estudio de arquitectura danés Dissing+Weitling (junto con Elu, Ljusarkitektur y Leonhardt Andrä und Partner). Ese nombre de Arpeggio parece inspirado por la similitud que tienen los pilonos con el símbolo de esa notación musical y el parecido de las líneas del tablero con las de una partitura.

Fuente : Wikipedia
El tablero levadizo llega de España. Foto: Stadsutveckling, Göteborg
Embarque del tablero levadizo (37 x 41 metros) en Sevilla. Foto TECADE

La operación de cierre de los pilonos con su topes, ambos fabricados en los talleres de TECADE en Los Molares y Sevilla, exige una precisión cautelosa, más aún si se tiene en cuenta el viento que puede hacer oscilar el cabezal (pesa diez toneladas y mide diez metros de alto) en su descenso. Baja, colgado del brazo de una enorme grúa, sobre las cabezas del ingeniero jefe, más dos técnicos, a quienes se percibe diminutos, apostados sobre el pilono para guiar al cabezal manualmente, de forma que encaje con total previsión. La operación tiene sus riesgos, la seguridad depende del experto operador de la grúa gigante. Se aprecia el proceso en este vídeo algo artesanal.

Comienza el ajuste. Foto R.Puig
Las manos del Ingeniero Jefe Olovsson guiando el ajuste del cabezal. Foto R.Puig
Ensamblando. Foto R.Puig

Nada de esto sería posible sin un veterano y habilísimo operador de la gigantesca grúa.

El operador de la grúa. Foto R.Puig
Ajuste del primer cabezal finalizando. Foto R.Puig

Sobre el puente viejo (Götaälvbron) los madrugadores que el viernes contemplábamos la operación éramos sobre todo ociosos pensionistas, como este que lo cuenta. Se le puso el sombrero a dos de los pilonos y se comprobaron los mecanismos que mueven las poleas de elevación y descenso del tablero central.

Dos cabezales ya instalados. Foto R.Puig

Todo lo que se ve desde la barandilla del puente viejo, el Götaälvbron, en la imagen de arriba es obra en acero de la tecnología de las dos empresas españolas que he mencionado más arriba, y del saber hacer de sus ingenieros, técnicos y operarios, que también han fabricado los elementos de acero de las rampas de acceso al puente (diseñadas para tráfico de tranvías, autobuses, vehículos y peatones) .

Rampa de acceso Norte. Foto R.Puig
Rampa de acceso Sur. Foto R.Puig

Este es el aspecto final de los cabezales perfectamente ajustados sobre los dos pilonos del lado norte (Fotos R.Puig)

Aún están a la espera de ser colocados los otros dos cabezales que aquí vemos…

Los dos restantes cabezales de los pilonos en espera de instalación. Foto R.Puig

Contra reloj…

Existe el riesgo de que la construcción del Hisignsbron dure más de lo previsto (se preveía la entrega para el verano del 2021). Hubo fallos que el consorcio concesionario SKANSKA-MTH achaca a la Empresa Municipal de Transportes (Trafikkontoret) en cálculos de los cimientos, por lo que, entre otros efectos, se cambiaron las especificaciones para las partes contratadas con las empresas españoles. Ello, unido a tormentas en el golfo de Vizcaya, que retrasaron también el transporte marítimo, acarreó dilaciones. El Ayuntamiento de Gotemburgo va a tener que desembolsar 200 millones de coronas suecas adicionales (19,5 millones de euros) para acelerar y concluir los trabajos.

Confiemos en que la grisura que reinaba el viernes pasado sobre las obras del Hisingsbron no sea presagio de complicaciones para su terminación y, de rebote, para otra obra pública que roza la desmesura y tiene a Gotemburgo sembrado de socavones y erizado de grúas, la que di en llamar hace ahora dos años y medio “la gran lombriz de Gotemburgo.

Viernes gris. Foto R.Puig

Este hermoso puente nuevo, sea que lo llamemos Hisingsbron o Arpeggio, en todo caso, con retraso o sin retraso, se inaugurará. Es esencial para el flujo de personas y mercancías entre el centro y los barrios del norte de la ciudad. Y last but not least: el viejo puente, el Götälvbron, está muy deteriorado, vigilado permanentemente con sensores, pues cruje de forma alarmante…

Historia más prolija es la del enorme proyecto del Västlänken. La gente, especialmente los que peinamos canas, nos preguntamos cuándo se terminará ese polémico lumbricus magnus que avanza bajo los barrios de Gotemburgo y cuáles serán los beneficios reales para los vecinos de la segunda ciudad de Suecia.

Versión extraviada (13): Judas

29 noviembre, 2020

Estrella de David. Foto R.Puig

Cuando terminé de traducir el quizás más sorprende entre los textos de los papiros, pensé en lo que debió sentir Elías cuando comenzó a estudiar estos manuscritos de Samuel. ¿Llegaría a leer lo que yo tengo ahora en mis manos?

La familia Adler fue víctima del secular odio a los judíos, que culminó en el Holocausto, un odio que se atizó desde los primeros tiempos de la Cristiandad. Basta con volver a los sermones ferozmente antijudíos de San Juan Crisóstomo en el siglo IV; aunque la atribución de la culpa de la muerte de Jesús a los judíos se prepara ya desde algunas narraciones evangélicas, en las que destaca el sesgo antijudío del evangelio de Juan.

Me he visto hoy con Jeffrey. A causa de las precauciones que estamos adoptando, me dio cita en la Estación Tiburtina. En cualquier caso, me ha sorprendido proponiendo este lugar de encuentro. Desde la estación fuimos hablando de estas trascripciones mientras caminábamos en dirección al Cimitero del Verano; al poco comprendí que quería que allí nos recogiéramos ante las sepulturas judías.

Yo desconocía ese cementerio cerca de la Via Tiburtina; de los que en el Lacio albergan un sector hebraico es el que queda más cerca de nosotros dos. El lugar de este encuentro lo ha decidido en memoria de Elías y de su padre, el profesor Adler, pues ambos estamos trabajando con los textos en los que los papiros de Samuel reescriben uno de los pasajes evangélicos de donde arranca lo que hoy se denomina antisemitismo; esa tradición de que a Jesús lo mataron los pérfidos judíos.

La versión de los hechos entorno a la Pasión que encierran estos papiros explica que haya tanto interés y activismo clandestino en parar la edición.

William Holman Hunt. The shadow of death. Manchester Art Gallery

Samuel:

Como ya hace tiempo le preocupaba a su madre,  Jesús estaba cada día más imbuido de una desmesurada confianza en sus propios poderes. En los últimos tiempos se consideraba el nuevo profeta Elías y creía plenamente en su misión de salvador del pueblo de Israel, como Mesías y descendiente de David.

La triunfal acogida en Jerusalén antes de la Pascua le había terminado de convencer de su ascendencia divina. El milagro que había obrado devolviendo a Lázaro a la vida había también contribuido a la idea de que tenía que hacer algo grande, muy grande, que le conquistase la adhesión incondicional de su pueblo.

Según un discípulo cuyo nombre no revelo, pues aún vive y me ha hecho prometer que lo callaría, Tomás estaba convencido de que Jesús mismo había decidido entregarse y lo había planeado con Judas, con el que tenía largas conversaciones y quien, poco a poco, se había sentido solidario con estas ideas del Maestro y decidido a apoyar sus planes. Estaba decidido a seguirle con fe ciega. En cambio, los otros discípulos empezaban a tener miedo de que los romanos atendiesen a ciertos saduceos y acabasen por ver a Jesús como un zelota peligroso, capaz de soliviantar a las masas.

(Jaume Serra. La última cena. Museo Nacional de Palermo)

Cuentan que Jesús dijo a un cierto punto, durante la última cena de su vida, que quien metía la mano con él en el plato le iba a traicionar. Según confío Tomás a mi confidente, todo habría sido parte de unas apariencias que el Maestro había acordado con Judas. De hecho era él, quien entre los discípulos departía en privado con Jesús sobre los planes que éste tenía para demostrar de una vez por todas ante el pueblo judío no sólo que era el Mesías prometido, sino que era Hijo de Dios, y que su Padre le protegería hasta el final.

Pilato estaba pensando en tomar medidas, pues entre los seguidores de Jesús comenzaban a hacerse ver algunos zelotas que propugnaban la expulsión violenta de los romanos y la instauración de un Reino de Israel libre de imposiciones paganas. A la llegada de Jesús a Jerusalem con motivo de la Pascua, entre sus seguidores venían algunos hombres con estacas. Había como un círculo de protección espontáneo que rodeaba a Jesús. Entre ellos y cerca de Pedro estaban dos seguidores que luego serian detenidos y crucificados junto a él.

Cuando se consumó el apresamiento y la horrible muerte de Jesús, la desesperación y el desengaño de Judas se dice que fueron terribles. Todos le miraban como a un traidor. Antes de ahorcarse, por lo que me ha contado el discípulo a quien se lo había confiado Tomás, el Iscariote habría recibido instrucciones de Jesús para denunciarle, entregarle, aparentando que era por dinero, y guiar al huerto de Getsemaní a a un manípulo de soldados romanos con algunos esbirros. Estos últimos trabajaban para algunos miembros del Sanedrín que querían llevar a Jesús a juicio, y habían conseguido que el procurador romano tomase cartas en el asunto.

El beso de Judas. Giotto. Capilla Scrovegni. Padua

***

Estos pasajes de los papiros recogen un testimonio, que Samuel, cercano al final de su vida, declara haber conocido de boca de un discípulo que lo escuchó del mismo Tomás. El apóstol a su vez atribuyó esta versión de los hechos a un Judas desesperado que acabó ahorcándose, pues al parecer, cuando acudió a él profundamente atribulado no encontró la comprensión que esperaba. Cuando empezó a atar cabos, ya era demasiado tarde. Jeffrey, que tiene un bagaje enorme de estudios bíblicos no está sorprendido. Me dice que en parte confirma versiones de evangelios apócrifos y de tradiciones gnósticas antiguas, pero que ciertamente nunca se había encontrado un testimonio tan próximo al circulo familiar y de los discípulos de Jesús como éste.

Tras la visita al cementerio del Verano, en una trattoria poco frecuentada, hemos hablado de los textos y hemos coincidido en su transcripción, él en inglés y yo en castellano. También estamos de acuerdo en concluir lo restante y acelerar todo lo posible su publicación. Tomaremos precauciones, almacenando cada uno en al menos dos ordenadores distintos, la versión final.

Antes de despedirnos hemos visto en el televisor de un bar cercano a la estación las escenas de la caída del muro de Berlín. En el Vaticano se celebra el papel destacado que el Papa Woytila ha tenido en el proceso de liberación del yugo comunista de los países del Este de Europa.

Coincidimos en pensar con preocupación que los agentes de ProFede tienen ahora más motivos para que la versión canónica del papel de los judíos en la muerte de Cristo no se altere…

***

Samuel

En el huerto había palos y espadas. Que se sepa de estas sólo hubo dos. Los discípulos preguntaron a Jesús si eran bastantes y el respondió que bastaban, no se sabe bien en qué sentido. De hecho, Pedro lo tomó como un permiso para usarla, como se vio después, cuando agredió a uno de los esbirros que precedían a los soldados romanos y antes de que Judas señalase a a Jesús.

Pedro se escabulló tras la reprimenda de Jesús, que no quería que aquello degenerase. De hecho había planeado con Judas que no prendiese a nadie más que a él, pero luego crucificaron también a otros dos que se mostraron violentos para defenderle.

Creo que fue cierto que Jesús convenció a Judas para que le entregase, simulando que era por dinero. Era la ocasión para demostrar con un gran milagro que el El era el Hijo de Dios Todopoderoso. No es cierto que se ahorcase poco después del prendimiento. En realidad, Jesús le había convencido de que el gran prodigio sería que su Padre le liberaría de los clavos sobre la misma cruz. Es difícil creer que estas expectativas desmesuradas fueron decisivas para su ejecución final, con un suplicio que los romanos destinaban a los esclavos rebeldes. Por mi parte lo transmito como me lo contaron quienes lo vivieron desde mucho más cerca que yo.

Luego llevaron a Jesús directamente ante Pilato ante el cual declaró ser Rey. Circulan varias versiones, pero la realidad es que el procurador romano quería quitarse el posible problema de una nueva insurgencia, y al mismo tiempo quería complacer al sector de saduceos que colaboraban con los romanos. Estos habían enviado un grupo de hombres a reclamar a voz en gritos la crucifixión.

(Giovanni Bellini. Pietà. Museo Poldo Pezzoli. Milán)

***

En los papiros de Samuel estos episodios de lo que los evangelistas narrarían más tarde como “la traición de Judas” muestran algunas variantes sobre esta colaboración suya con Jesús. Lo que parece claro es que su desesperación final la causó el constatar que su ayuda había supuesto algo parecido a lo que hoy llamamos “suicidio asistido”.

Por una parte no se ve claro (hay algunas líneas del texto que son ilegibles) todo lo que esperaba Judas que sucedería más tarde y hasta donde estaba dispuesto a llegar Jesús, completamente imbuido de su divinidad y de la protección de su Padre…

Transcribimos a continuación lo que hemos podido obtener en claro del manuscrito del autor.

Samuel:

Pocos días antes de la tragedia de la crucifixión, Judas le había dicho a Tomás que Jesús tenía un plan para manifestarse sin dejar lugar a dudas como el Hijo predilecto de Dios a través de un milagro que asombraría a los judíos y a los gentiles, es decir a los romanos. Judas no le dio detalles pero afirmó que antes del milagro habría angustia y sufrimiento para Jesús y para sus discípulos, pero que el Maestro triunfaría de todos sus enemigos. A Tomás le dejó intrigado y pensando que mejor sería que Jesús no provocase al Sanedrín durante la Pascua.

Tomás confesó a su discípulo, quien me lo contó a mí, que eso que luego ha ido contando Juan sobre el anuncio de la traición de uno de los suyos durante la cena es dudoso, y que Jesús anunció que los miembros del Sanedrín andaban tras él, pero que no temiésemos nada, que todo iba a ser para la glorificación del Padre y de su Hijo. Judas se acercó a Jesús quien le recordó que tenía que hacer lo que le había pedido y Judas salió.

Según Tomás, lo planeado es lo que Judas cumplió con fe plena en los poderes sobrenaturales de Jesús. Como el Iscariote era también fariseo, en el Sanedrín le agradecieron que les preparase la entrega de Jesús y lo del pago por sus servicios no está probado.

En realidad, no está totalmente claro que Jesús llegase a confiarle que una vez en la cruz se liberaría de los clavos y la gloria de Dios y de su Hijo se manifestaría ante el mundo y todos le seguirían. Aunque a Tomás le pareció que fueron gentes del pueblo de Judas los que gritaron en el Gólgota “si eres hijo de Dios, baja de la cruz y creeremos en ti”.  Ese era el momento en el que Jesús habría descendido milagrosamente del leño atroz.

Tomás estaba convencido de que Judas no se suicidó por remordimientos de una traición, sino por el dolor de no haber sabido impedir aquella locura y la muerte de su amado Maestro. Además ni siquiera pudo explicarse con los otros apóstoles y, si lo intentó, no le creyeron. Todos se volvieron contra él; el que le habría podido exculpar estaba muerto sin remisión.  Probablemente su desesperación ante el juicio de los demás fue el empujón definitivo que le llevó a ahorcarse.

Si alguna vez los seguidores de Jesús llegamos a ganar a los judíos y a los gentiles para su mensaje, si su sacrifico da frutos, mucho me temo que la figura de Judas como el peor de los malvados seguirá perpetuándose. Pero, si algún día mi testimonio llega a conocerse, espero que se le haga justicia, por ello aquí lo dejo escrito.

Me consuela saber que María nunca creyó en esa traición de Judas a pesar de que no vivió para escuchar esto.

Judas se ahorca. Catedral de Autun. Francia

Capítulos precedentes : Capítulo 1 Capítulo 2 Capítulo 3 Capítulo 4 Capítulo 5 Capítulo 6 Capítulo 7 Capítulo 8 Capítulo 9 Capítulo 10 Capítulo 11 Capítulo 12

Elogio de la nimiedad (XI)

22 noviembre, 2020
Parabrisas. Foto R.Puig

El tráfico es escaso,

el tiempo sin historia

y la lluvia tan gris

de vuelta de comprar

nada que venga al caso.

Friso.Foto R.Puig

Hay hojas que aún gozan

de unas horas de gloria

con colores postreros

que una mirada dulce

guardará en la memoria

Trepa que trepa.Foto R.Puig

Sobre el tapiz de otoño

intrépidos los párvulos

en su rato de parque

trepa que trepa prueban

nuestra herencia macaca

Por la vereda. Foto R.Puig

Paso a paso, hacia casa,

concluyo mi paseo

por la húmeda tarde

que en su melancolía

me lleva a mi butaca

Fauteil. Foto R.Puig