Saltar al contenido

Bajo toldo y sobre el agua (y 2): en el lago de Atitlán

13 enero, 2019
En ruta hacia el lago de Atitlán. volcanes del Agua y del Fuego. Foto R.Puig

En ruta hacia el lago Atitlán. Volcanes del Agua y del Fuego. Foto R.Puig

Para René

El 21 de diciembre salimos de Ciudad de Guatemala por la Nacional 1 hacia el lago de Atitlán. La carretera asciende por valles y curvas hacia Chimaltenango, pasando por extensos cultivos dedicados a producir para la diaria exportación de verdura fresca a los Estados Unidos. Numerosos agricultores han racionalizado así su producción, se han asegurado un mercado y aumentado así sus ingresos fijos, gracias a la iniciativa de emprendedores jóvenes guatemaltecos.

En ruta hacia el lago de Atitlán. Cultivos para la exportación. Foto R.Puig

En ruta hacia el lago de Atitlán. Cultivos para la exportación. Foto R.Puig

Nuestro amigo y guía es una de los mejores conocedores de Guatemala y de los desafíos que su sufrido pueblo viene afrontando durante los últimos treinta años. Afortunadamente conduce sabiamente en medio de un tráfico bien complicado, donde pululan a velocidad temeraria cientos de autobuses multicolores a la caza del viajero en cualquiera de los recodos y altibajos de la autovía.

Regalito de Dios. Foto R. Puig

“Regalito de Dios”. Foto R. Puig

Los vistosos autobuses interurbanos de Guatemala (algunos los llaman “chicken bus”) son protagonistas inconfundibles en los desplazamientos cotidianos de los guatemaltecos. Bautizados con los más imaginativos proverbios pueden decidir de improviso atravesar delante de tus narices desde el carril izquierdo y frenar delante de tu vehículo en el mero carril derecho, para colectar en un santiamén a un viajero que les ha hecho señas en cualquier borde de la carretera. El ayudante del conductor viaja literalmente colgado de la puerta a la caza de clientes.

Los habituales de la ruta. Foto R. Puig

Los habituales de la ruta. Foto R. Puig

Pero, junto al aspecto folclórico coexiste el lado oscuro de este transporte del que no pueden prescindir las clases populares de el país: la violencia y la extorsión que amenaza diariamente a sus pilotos y viajeros por parte de las mafias que asesinan a conductores y ayudantes que se resisten a pagar a alguna de las pandillas que se disputan su control.

En ruta hacia el lago Atitlán. Foto R.Puig

En ruta hacia el lago Atitlán. Foto R.Puig

Justo frente al desvío hacia el sitio arqueológico de la legendaria Iximche (de la que que hemos hablado en una crónica anterior) paramos para un almuerzo clásico guatemalteco a la vera de Tecpán.

La villa, situada a más de dos mil metros, fue fundada en 1524 como primera capital de Guatemala. En el menú no pueden faltar las tortillas de maíz oscuro y el puré de frejoles negros.

En ruta hacia el lago Atitlán. Cociendo las tortillas en Tecpán. Foto R. Puig

En ruta hacia el lago Atitlán. Cociendo las tortillas en Tecpán. Foto R. Puig

.

Solola

Por razones de seguridad, no vamos a Atitlán por la ruta más corta de Paztún, sino que subimos por Los Encuentros para descender hacia el lago por Solola.

Travesía de Solola. Foto R. Puig

Travesía de Solola. Foto R. Puig

Es día de mercado, circulamos lentamente en medio de calles repletas de gente y de actividad.

En Solola. Foto R.Puig

En Solola. Foto R.Puig

Entre la multitud destacan algunos ancianos ataviados con un faldellín marrón con cuadritos claros que identifica una posición de autoridad en la comunidad.

En ruta hacia el lago de Atitlán. En Solola. Foto R.Puig

En ruta hacia el lago de Atitlán. En Solola. Foto R.Puig

Los trajes de la tradición maya son hermosos y predominan en esta región, en contraste con los grandes centros comerciales de la capital donde casi no ves a nadie (apenas alguna señora) que los vista.

Autoridad. Solola. Foto R.Puig

Autoridad. Solola. Foto R.Puig

Seguimos despacito a través de calles flanqueadas de tiendas y negocios.

ienda y Cerería San Judas Tadeo. Solola. Foto R.Puig

Tenda y Cerería San Judas Tadeo. Solola. Foto R.Puig

Pasamos junto a la Torre Centenaria (1914) de Solola, un edificio cívico que sigue las pautas de las torres de las iglesias coloniales

La Torre Centenaria de Solola. Foto R.Puig

La Torre Centenaria de Solola. Foto R.Puig

.

En el lago

Ahora descendemos por una carretera panorámica hacia el lago.

Llegando al lago: el Cerro de oro (1892 m) y el volcán Tolimán (3158 m). Foto R.Puig

Bajando hacia el lago: el Cerro de oro (1892 m) y el volcán Tolimán (3158 m). Foto R.Puig

Dejaremos el equipaje en un hotel acogedor en Panajachel

Mapa del lago Atitlán. Guatemala

Mapa del lago Atitlán. Guatemala

e iremos al embarcadero para abordar la motora que nos ha de llevar a algunos de los pueblos centenarios que se asientan en sus orillas.

El cerro de Oro (1892 m) y los volcanes Tolimán (3158 m) y Atitlán (3537 m) desde el embarcadero de Panajachel. Foto R.Puig

El Cerro de Oro y los volcanes Tolimán  y Atitlán  desde Panajachel. Foto R.Puig

El día es espléndido y el panorama majestuoso. Finalmente estamos en este lago legendario cuya formación geológica se interpreta de diversas maneras y se reviste de hermosos mitos de los orígenes dentro de la tradición de los pueblos mayas.

Iremos costeando el Atitlán hacia el oeste, bajo la mirada sonámbula de sus tres volcanes tutelares, el San Pedro (3020 m), el Tolimán (3158 m) y el Atitlán (3537 m), para visitar San Juan La Laguna, San Pedro La Laguna y Santiago Atitlán.

Surcando el lago Atitlán hacia San Juan la Laguna. Foto R. Puig

Surcando el lago Atitlán hacia San Juan la Laguna. Foto R. Puig

.

San Juan La Laguna

Atracando en San Juan La Laguna. Foto R.Puig

Atracando en San Juan La Laguna. Foto R.Puig

San Juán La Laguna, como los otros pueblos que vamos a visitar está situado en pendiente. Ascender por sus calles requiere buenas piernas o los servicios de un “tuk-tuk”, especie de riksha movida por un motor de cortacesped, donde además del conductor se pueden acomodar tres pasajeros, aunque por no se qué milagro llegan a acomodarse hasta cinco.

Tuk Tuk por las cuestas de San Pedro la Laguna. Foto R.Puig

Tuk Tuk por las cuestas de San Pedro la Laguna. Foto R.Puig

Te llevan dando botes por las calles empedradas.

En San Juan subimos a pie, guiados por la gerente maya de una de las cooperativas de tejedoras  para asistir a su demostración de las fases del tejido de sus obras multicolores.

En una cooperativa de tejedoras. San Juan La Laguna. Limpiando el algodón. Foto R.Puig

En una cooperativa de tejedoras. San Juan La Laguna. Limpiando el algodón. Foto R.Puig

Las mujeres las gestionan, contribuyendo con su trabajo al mantenimiento de sus economía familiar y a los gastos de administración de su cooperativa.

En una cooperativa de tejedoras en San Juan La Laguna. Hilando. Foto R.Puig

En una cooperativa de tejedoras en San Juan La Laguna. Hilando. Foto R.Puig

Fijando el tinte. Foto R.Puig

Fijando el tinte. Foto R.Puig

Cada socia de la cooperativa trabaja en su propia casa y trae el resultado de su labor a la sala común de exposición y comercialización, donde se presenta con su propio nombre y el precio solicitado. De este modo, cuando se vende, el montante lo percibe su autora, menos un pequeño porcentaje para el sostenimiento de la cooperativa.

.

San Pedro La Laguna

Iglesia de San Pedro La Laguna. Foto R.Puig

Iglesia de San Pedro La Laguna. Foto R.Puig

En San Pedro merece la pena atravesar la plaza de su antigua iglesia franciscana y visitar la iglesia

En la iglesia de San Pedro La Laguna. Foto R.Puig

En la iglesia de San Pedro La Laguna. Foto R.Puig

donde nos saluda un viejo conocido, a horcajadas sobre el asno que le lleva en procesión el Domingo de Ramos. Y muy cerca, alguien que es también famoso desde hace menos tiempo

En la iglesia de San Pedro La Laguna. Alguien muy popular.Foto R.Puig

En la iglesia de San Pedro La Laguna. Alguien muy popular.Foto R.Puig

En la nave de la iglesia los cirios del altar están encendidos y algunos fieles esperan la salida del celebrante, o quizás simplemente se recogen ante la custodia

En la iglesia de San Pedro La Laguna.Foto R.Puig

En la iglesia de San Pedro La Laguna.Foto R.Puig

Al salir, encontramos de nuevo al papa Francisco y un poster de la campaña de Plan International y de las Naciones Unidas para combatir la lacra del matrimonio de las menores de edad, que frustra la vida de las mujeres cuando todavía son niñas, sacándolas de la escuela y sometiéndolas a una maternidad precoz.

En la iglesia de San Pedro La Laguna.  Foto R.Puig

En la iglesia de San Pedro La Laguna. Foto R.Puig

.

Santiago Atitlán

En el embarcadero de Santiago Atitlán. Foto R.Puig

En el embarcadero de Santiago Atitlán. Foto R.Puig

Nuestra siguiente etapa nos lleva al antiguo pueblo de Santiago Atitlán. Como ya se va a haciendo tarde y el Xocomil, ese poderosos viento del Norte, ha comenzado a levantarse sobre el lago, para ganar tiempo decidimos subir hacia el centro en un tuk tuk.

El volcán San Pedro desde Santiago de Atitlán.Foto R.Puig

El volcán San Pedro desde Santiago de Atitlán.Foto R.Puig

Atravesamos por el parque en dirección a la iglesia

Al rico helado en Santiago Atitlán. Foto R.Puig

Al rico helado en Santiago Atitlán. Foto R.Puig

encontrando en los jardines esculturas de artistas locales

En el parque de Santiago Atitlán. Foto R.Puig

En el parque de Santiago Atitlán. Foto R.Puig

y, llegados al templo, otras de factura neohispana y vestimenta confeccionada probablemente por manos devotas y femeninas.

En la iglesia de Santiago Atitlán. Foto R.Puig

En la iglesia de Santiago Atitlán. Foto R.Puig

La corbata y los sombreros son probablemente el ex-voto de algún varón agradecido

Ensayando en la iglesia de Santiago Atitlán. Foto R.Puig

En la iglesia de Santiago Atitlán. Foto R.Puig

Las frazadas y los pañuelos que han donado a las santas y santos parecen más bien regalo de alguna fiel creyente. Aunque no se ve en la imagen, los asistentes siguen las lecturas de una misa y los himnos del excelente orfeón que canta junto al altar.

La iglesia de Santiago Atitlán. Foto R.Puig

La iglesia de Santiago Atitlán. Foto R.Puig

Para no molestar, nos desviamos hacia el claustro, lleno de dependencias anexas, en las que están ensayando varios coros y grupos de músicos, de una gran virtuosidad. Estamos fascinados por esta especie de conservatorio de música popular y religiosa.

Ensayando en la iglesia de Santiago Atitlán. Foto R.Puig

Ensayando en la iglesia de Santiago Atitlán. Foto R.Puig

Pregunto a nuestro viejo amigo y excelente guía de Guatemala, que nos ha traído a este maravilloso viaje, quién es el sacerdote que aparece en el poster…

El Padre Apla’s (Francisco en idioma Tzutujil) fue un sacerdote norteamericano, asesinado por los escuadrones de la muerte en 1981. Su nombre original era Stanley Francis Rother.

Por parte de los yankees no todo fueron intervenciones en apoyo de las dictaduras militares. Este norteamericano vivió como los campesinos mayas de estas pobres tierras en una época atroz de guerra civil en Guatemala, y como miles de ellos fue también asesinado por grupos armados que ejercían la represión a cuenta del gobierno.

El claustro de Santiago Atitlán y el volcán Tolimán. Foto R.Puig

El claustro de Santiago Atitlán y el volcán Tolimán. Foto R.Puig

En Santiago Atitlán no le han olvidado.

Nosotros, con el Xocomil soplando por la popa, pero conducidos por un experto timonel y con los faros de la lancha encendidos, surcamos durante más de una hora y dando botes sobre las olas todo el ancho del lago desde Santiago a Panajachel.

La luna nos acompañaba.

La luna de vuelta a Panajachel desde Santiago Atitlán. 21 de diciembre. Foto R.Puig

La luna se alza al salir de Santiago Atitlán. 21 de diciembre. Foto R.Puig

Son ya más de las ocho de la tarde y, tras deshacer las maletas en el hotel, nos vamos a comer unas merecidas pizzas en el Café Circus, donde unos trovadores excelentes nos obsequian con un florilegio de canciones latinoamericanas, algunas de cuyas letras conocemos bien y  podemos cantar al unísono con ellos : valses, boleros, rancheras, mambos…

Los bardos del Café Circus de Panajachel. Foto R.Puig

Los bardos del Café Circus de Panajachel. Foto R.Puig

Si alguna vez van por Atitlán no dejen de ir a tomar una pizza al final de la jornada a este inusitado rincón bohemio y acaben el día cantando aquello de “yo tengo unos ojos negros…”

.

Epílogo

Para ir terminando hoy, quiero primero romper una lanza por los Amigos del Lago Atitlán 

Nuestro amigo y guía nos ha hablado de un Plan de Rescate del Lago, que está más y más amenazado por los residuos de las poblaciones de su entorno que van directamente y sin depurar a sus aguas. Nos dice que este es el plan al que, aunque jubilado, quiere dedicar todos los esfuerzos de su saber hacer de varias décadas en proyectos de desarrollo, hasta verlo realizado : un sistema de depuración integral de los vertidos sobre el Atitlán, la segunda reserva por volumen de agua dulce de toda Centroamérica.

Y por último decir algo que escribe un historiador:

Pese a todas las limitaciones y a los terribles pesos del pasado, la región centroamericana se posiciona en el mundo globalizado y se resiste al retroceso. Todo esto, unido a la enorme riqueza cultural y a la vasta biodiversidad del itsmo, nos permite concluir con una nota de optimismo y esperanza; a pesar de todos los pesares, la región sigue buscando un futuro propio.

palabras finales de Héctor Pérez Brignoli en su Breve historia de Centroamérica, El Libro de Bolsillo, Madrid, Alianza Editorial, tercera edición, 2018, 349 páginas.

 

 

Bajo toldo y sobre el agua (1): en motora por el Canal de Panamá

6 enero, 2019
Por el lago Gatún. Foto R.Puig

Por el lago Gatún. Foto R.Puig

Para Juan Pablo

El 16 de diciembre pasado tuvimos la fortuna de pasear bajo el piadoso toldo de una lancha motora por el Canal de Panamá, saliendo del puerto de Gamboa, en donde el río Chagres se remansa en el inmenso el lago (artificial) Gatún sin cuyas aguas el Canal de Panamá no hubiera sido posible.

En efecto, el error del proyecto que inició Lesseps en 1879, además del caos financiero de las dos etapas francesas en la construcción del Canal, fue pretender construirlo al nivel del mar, siguiendo el esquema de su Canal de Suez, mediante la excavación imposible del sistema montañoso central.

El proyecto de los Estados Unidos, basado en un sistema de esclusas, partió del trabajo titánico de excavación ya realizado por los franceses en el Corte de Culebra, y aprovechó el curso del río Chagres, vía de navegación inter-oceánica ya utilizada en tiempos coloniales, mediante la represa ubicada en Gamboa.

Localización de la represa de Gamboa. google maps

Localización de la represa de Gamboa. google maps

El lago de Gatún, a 26 metros sobre el nivel del mar, no sólo hizo posible un tramo de 33 km del Canal, sino la permanente alimentación del caudal de las esclusas en ambos los extremos del mismo.

mapa del canal y buques que acceden. fuente micanal

Mapa del canal y tipos buques que acceden. Fuente micanal.com

Para Juan Pablo

Sobre la historia compleja y apasionante de esa aventura humana, lo que incluye la emancipación de Panamá de Colombia en 1903, dirigida por los Estados Unidos, que abrió paso a la financiación y conclusión del proyecto final por parte del amigo americano no puedo ni debo ocuparme y remito a los interesados a la obra de David McCullough que reseño al final de esta entrada y que me obsequió mi yerno como preparación para la visita a Panamá.

Nuestro paseo turístico

Nuestro paseo en motora nos llevó desde el puerto de Gamboa, sobre las aguas del Chagres, al lago de Gatún y sus remansos, tras pasar bajo el puente del ferrocarril que une Colón en el Caribe con la Ciudad de Panamá en el Pacífico.

En el Canal de Panamá. Foto R. Puig

En el Canal de Panamá. Foto R. Puig

Nuestro patrón de barca fue Rubén, un joven ya avezado en estas lides,

Ruben al timón. Foto R.Puig

Rubén al timón. Foto R.Puig

que nos condujo hacia el ensanche progresivo del lago Gatún, por donde navegan los enormes paquebotes.

En el canal de Panamá. Foto R.Puig

En el canal de Panamá. Foto R.Puig

Y nos mostró los recovecos que irradian entre manglares.

Por el lago Gatún. Panamá. Foto R.Puig

Por el lago Gatún. Panamá. Foto R.Puig

El timonel imita los gritos de los monos que viven en la espesura selvática del Canal

En el canal de Panamá. Foto R.Puig

En el canal de Panamá. Foto R.Puig

y los titís, conocedores de la habitual recompensa descienden hacia la barca

Tití. Lago Gatún. Foto R.Puig

Tití. Lago Gatún. Foto R.Puig

En busca de un trozo de plátano

Tití. Lago Gatún. Foto R.Puig

“Tití”. Lago Gatún. Foto R.Puig

En otro remanso los capuchinos

Capuchino. Lago Gatún. Foto R. Puig

Capuchino. Lago Gatún. Foto R. Puig

de maneras más bruscas y -ojo- dientecillos afilados, acaban también aceptando el diálogo, atraídos por los gritos remedados por Rubén 

A ver qué quieren estos. Foto R.Puig

A ver qué ofrecen estos. Foto R.Puig

Las aves son más evasivas, aunque sus cantos y reclamos nos lleguen omnipresentes

Por el lago Gatún. Foto R. Puig

Por el lago Gatún. Foto R. Puig

desde las altas ramas o desde los manglares

En el manglar. Foto R. Puig

En el manglar. Foto R. Puig

A la vuelta, son muchos los detalles que se observan por las márgenes

Aparcamiento de balsas flotantes y tubos. Foto R.Puig

Balsas flotantes y tubos en la margen del Canal. Foto R.Puig

Aunque lo que vimos días más tarde en el Museo del Canal, recuerdo de sus comienzos, es algo que hace ya años que no ilumina su embocadura, una linterna de faro fabricada en Francia según las técnicas de Augustin-Jean Fresnel (1788 – 1827) e instalada por la Compañía del Canal en 1925. Fue operativa durante tres cuartos de siglo.

Lámpara de faro de Augusto Fresnel. 1893. Museo del Canal. Foto R.Puig

Lámpara de faro de Augusto Fresnel. 1893. Museo del Canal. Foto R.Puig

 


Bibliografía:

McCullough, David, Un camino entre dos mares: la historia del Canal de Panamá, Madrid, Espasa Calpe, 2012, 552 pp. (edición original de 1978: The Path Between the Seas, U.S.National Book Award ).

Por Guatemala y transitando hacia el Nuevo Año

30 diciembre, 2018
San Cristóbal sujetándose a una palmera. Iglesia del Carmen, Ciudad de Guatemala. Foto R.Puig

San Cristóbal sujetándose a una palmera. Ermita del Carmen, Ciudad de Guatemala. Foto R. Puig

¡Feliz Año Nuevo!

Era un gigante, patrón de los camioneros, cargaba a los que no podían pasar el río y casualmente hasta dicen que cargó con un niño dios. A pesar de eso se tenía que agarrar a las palmeras cuando el el caudal bajaba bravo. Para colmo, la Iglesia acabó por des-canonizarlo, mejor dicho, aunque los conductores no estén informados, nunca fue santo, es una leyenda.

Pero las leyendas, ya se sabe, surgieron a menudo de cosas que ocurrieron allende el espesor de los siglos. Así que, este San Cristóbal con el niño a cuestas a mí me evoca a alguien que -érase una vez- pasaba a los débiles de un lado a otro del torrente, puede que por un pedazo de pan, o, que si nada tenían, quizás lo hiciese gratis et amore.

Pero no era un spiderman, no. Aunque era grandullón, también a él le temblaban las piernas de vez en cuando. Por eso, a mi modo de ver, el escultor nativo y artista “novohispano”, para que pudiese agarrarse, puso una palmera en su ingenua versión de insólita anatomía, rescatada del estuco en el muro del ábside de la érmita del Cerrito del Carmen en la ciudad de Guatemala. De este modo ha aguantado ya varios terremotos sin dejar caer al Niño de sus hombros, aunque a la postre hayan tenido que recomponer sus trozos.

Ermita del Carmen. Ciudad de Guatemala. Foto R.Puig

Ermita del Carmen. Ciudad de Guatemala. Foto R.Puig

Por cierto, la ermita lleva el significativo nombre de La Guardiana. Es un nombre con sentido, sobre todo si miramos al entorno de conos volcánicos que se contempla desde esa altura.

Ciudad de Guatemala. Perspectiva desde el Cerrito del Carmen. Foto R.Puig

Ciudad de Guatemala. Perspectiva desde el Cerrito del Carmen. Foto R.Puig

En la lejanía, desde la Ciudad de Guatemala, se puede observar como el destructor Volcán del Fuego aún humea.

Guatemala. El volcán del fuego aún humea. Foto R.Puig

Guatemala. El volcán del fuego aún humea. Foto R.Puig

.

Hubo tres capitales anteriores que por diversos avatares y catástrofes dejaron de serlo. De la primera en Iximche tuvo que salir en 1527 el Adelantado Pedro de Alvarado, aliado de los kaqchikeles, escapando por piernas cuando los pactos se rompieron.

Las otras dos sufrieron sendas catástrofes naturales, aunque La Antigua, la que precedió a la actual ha sido fielmente reconstruida y vive y brilla desafiando a los volcanes que aún parecen amenazarla.

Guatemala. Plaza Mayor de La Antigua. Foto R.Puig

Guatemala. Plaza Mayor de La Antigua. Foto R.Puig

Su Museo de Arte Colonial ocupa el original edificio edificio barroco que fue de la Universidad San Carlos Borromeo en el siglo XVIII.

Museo de Arte Colonial. Antigua. Guatemala. Página del Museo

Museo de Arte Colonial. Antigua. Guatemala. Página web del Museo

Lo mejor del mismo son su claustro y las salas donde se exponen las tallas de los imagineros anónimos de la Guatemala colonial.

La Antigua. Museo San Carlos. Santa Clara. Talla anónima del s.XVII. Foto R.Puig

La Antigua. Museo San Carlos. Santa Clara. Talla anónima del s.XVII. Foto R.Puig

.

Pero en materia pictórica prefiero al prolífico pintor mejicano novohispano Pedro Ramírez (1638-1679), cuyos lienzos ornan las columnas de la nave central de la catedral de Ciudad de Guatemala.

Pedro Ramírez. siglo XVII. Detalle del Nacimiento de la Virgen. Catedral de Guatemala. Foto R.Puig

Pedro Ramírez. Detalle del Nacimiento de la Virgen. Catedral de Guatemala. Foto R.Puig

Catedral de Guatemala. Pórtico lateral. Foto R.Puig

Catedral de Guatemala. Pórtico lateral. Foto R.Puig

.

Volviendo a La Antigua, otra de sus joyas es la Iglesia y el adyacente Colegio de los Jesuitas, construidos en los siglos XVII y XVIII y que los varios terremotos que asolaron la ciudad dañaron.

Guatemala. Fachada de la iglesia de la Compañía en La Antigua. Foto R.Puig

Guatemala. Fachada de la iglesia de la Compañía en La Antigua. Foto R.Puig

Parte del Colegio ha sido restaurado por la Agencia Española de Cooperación y alberga uno de sus Centros de Formación.

Guatemala. Patio restaurado del colegio de la Compañía en La Antigua. Foto R.Puig

Guatemala. Patio restaurado del colegio de la Compañía de Jesús en La Antigua. Foto R. Puig

Conocida como la Antigua la segunda capital de Guatemala (o tercera si contamos el primer asentamiento del poder colonial en Iximche) es un caso único de planificación en damero y ex novo. Con el nombre Santiago de los Caballeros de Guatemala se fundó el 10 de marzo de 1543. En 1773 un terremoto demolió la mayoría de sus edificios y obligó al traslado de la capital a su actual ubicación.

Guatemala. Huellas del terremoto de La Antigua. Foto R.Puig

Guatemala. Huellas del terremoto de La Antigua. Foto R.Puig

La visión más cabal de este caso excepcional de urbanización colonial se disfruta desde lo alto del Cerro de la Cruz, con el Volcán del Agua que la preside.

Perspectiva de La Antigua desde el Cerro de la Cruz. Foto R.Puig

Perspectiva de La Antigua desde el Cerro de la Cruz. Foto R.Puig

Es representativa del concept que en la América colonial no tuvo que amoldarse a los condicionamientos de las ciudades que desde la España de la época inspiraron sus edificaciones.

Guatemala. Una calle de La Antigua. Foto R.Puig

Guatemala. Una calle de La Antigua. Foto R.Puig

De alguna forma, magnificamente rehabilitada y en continua recuperación, es una ciudad museo, pero un museo en el que bulle la vida,

La Antigua. Se alquilan motos. Foto R.Puig

La Antigua. Se alquilan motos. Foto R.Puig

donde una gran mayoría se desplaza en moto por calles empedradas y donde incluso, como ocurre hoy en no pocos países europeos, hay emprendedores que fabrican cervezas artesanas.

¿Y cuántos secretos y galanuras habrán albergado ventanas como esta?

La Antigua. Columna enrejada. Foto R.Puig

La Antigua. Columna enrejada. Foto R.Puig

 

 

Desde América Central en el día de Nochebuena

24 diciembre, 2018
Al borde de la Panaméricana esperando algún obsequio navideño. Foto R.Puig

Guatemala. Al borde de la Carretera Panaméricana esperando algún obsequio navideño. Foto R.Puig

Cuando publico estás líneas es lunes 24 de diciembre en Europa y se acerca la Nochebuena. En Panamá desde donde escribo, y en Guatemala de donde llegamos ayer, se está acabando el domingo.

Así que aprovecho para desear a los lectores de mi blog unos felices días de Navidad. En Guatemala miles de niños de las comunidades mayas que bordean la Panaméricana en dirección Norte se apostan ahora en los bordes de la autovía y hacen señas a los que circulan por ella. Esperan su suerte: que se paren la camionetas o las motos con los que una serie de organizaciones benévolas distribuyen juguetes en estos días, o que algún automovilista les regale algunas vituallas.

Puesto de piñatas navideñas. Ciudad de Guatemala. Foto R.Puig

Puesto de piñatas navideñas. Ciudad de Guatemala. Foto R.Puig

Visitamos ayer las ruinas de Iximche, ciudad del período maya posclásico fundada por los kaqchikeles en 1478, que fue también el lugar de asentamiento temporal de las huestes de Pedro de Alvarado en 1524, quien fundó la primera capital colonial centroamericana, Santiago de Guatemala (Goathemala en lengua tlaxcalteca) el 25 de julio de aquel año.

Túmulo de ofrendas. Iximche. Guatemala. Foto R.Puig

Junto al antiguo túmulo de las ofrendas se reunía ayer un consejo de los descendientes actuales de esta etnia maya para lanzar iniciativas de colaboración y de lucha por una Guatemala respetuosa de su medio ambiente y libre de la plaga de la corrupción.

Lemas de la movilización ed los Kaqchikeles en Iximché. Guatemala. Foto R.Puig

Lemas de la movilización de los Kaqchikeles en Iximche. Guatemala. Foto R.Puig

Uno de los grupos de debate en el Consejo de los kaqchikeles en iximche. 22 de diciembre del 2018. Foto R,Puig

Uno de los grupos de debate en el Consejo de los kaqchikeles en Iximche  (22 / 12 / 2018). Foto R. Puig

Según datos de la CEPAL para 2014 – 2015, el 68 % de los guatemaltecos viven en la pobreza y el 70 % de estos pobres sobreviven en situación de indigencia, en su gran mayoría población indígena.

En una país de una belleza deslumbrante.

Pueblo en las nubes. Katherin Escobar. 17 años. Acrílico sobre Masonite

Pueblo en las nubes. Katherin Escobar. 17 años. Acrílico sobre Masonite

Tierra de majestuosos volcanes…

El Volcán del Agua desde Ciudad de Guatemala. Foto R.Puig

El Volcán del Agua desde Ciudad de Guatemala. Foto R.Puig

…que dejan periodicamente desolación y muerte.

En la reciente erupción del Volcán del Fuego las víctimas ocupaban aldeas en terrenos de riesgo. Doblemente víctimas, pues habían ya vivido como refugiados en México, huyendo de la dilatada guerra civil que asoló Guatemala y de las matanzas de indígenas perpetradas por el ejército desde fines de los años setenta y en la década de los ochenta.

Tras los acuerdos de paz de 1996 no pudieron recuperar sus tierras de origen y fueron ubicadas en la faldas de este volcán.

Tras la erupción del Volcán del Fuego. Aquí fluía un rio. Guatemala. Foto R.Puig

Tras la erupción del Volcán del Fuego. Aquí fluía un rio. Guatemala. Foto R. Puig

Los guatemaltecos esperan sin embargo que las cosas cambien. Hay signos y logros políticos y jurídicos de los últimos días que permiten augurar que, aunque laboriosamente, ello va a ser posible.

Fuente de la Paz. Ciudad de Guatemala. Foto R.Puig

Fuente de la Paz. Ciudad de Guatemala. Foto R.Puig

A ellos y a ustedes, desde Panamá les deseo de nuevo unos días de Navidad que anticipen tiempos mejores.

Ciudad de Panamá. Por el malecón. Foto R.Puig

Ciudad de Panamá. Por el paseo del malecón del casco viejo. Foto R.Puig


Posdata.  Si mi modesta crónica le despierta a algún lector el interés por la historia y la evolución de las sociedades y los estados centroaméricanos, la vida de sus pobladores y la descripción de esas tierras durante más de cinco siglos, les recomiendo una sabia síntesis, actualizada a 2018, del Doctor y Catedrático de Historia en la Universidad de San José de Costa Rica, Héctor Pérez Brignoli (Buenos Aires, 1945): Breve historia de Centroamérica, El Libro de Bolsillo, Madrid, Alianza Editorial, tercera edición ampliada por su autor (la primera se publicó en 1985), 2018, 349 páginas.

 

 

 

 

 

 

 

 

La luna emigrante de Giacomo Leopardi

16 diciembre, 2018

Canto delpastor errante. Leopardi

“Forse s’avess’io l’ale da volar su le nubi…” (Giacomo Leopardi)

.

¿Qué haces luna en el cielo, dime qué haces,

Luna silenciosa?

Al atardecer surges, y vas,

Contemplando desiertos; después reposas.

¿No estás aún satisfecha

De recorrer las sempiternas vías?

¿No estás hastiada ya, deseas todavía

Contemplar estos valles?

Che fai tu, luna, in ciel? dimmi, che fai,

Silenziosa luna?

Sorgi la sera, e vai,

Contemplando i deserti; indi ti posi.

Ancor non sei tu paga

Di riandare i sempiterni calli?

Ancor non prendi a schivo, ancor sei vaga

Di mirar queste valli?

****

¿Dime , oh luna, a qué sirve

Al pastor su vida,

Y a vos la vuestra vida? dime : hacia dónde va

Este mi vagar breve,

El curso inmortal tuyo

Dimmi, o luna: a che vale

Al pastor la sua vita,

La vostra vita a voi? dimmi: ove tende

Questo vagar mio breve,

Il tuo corso immortale?

***

…eterna peregrina,

Che sí pensosa sei, tu forse intendi,

Questo viver terreno,

Il patir nostro…

…eterna peregrina,

Que si razonas, puede que escuches,

Este vivir terreno,

Nuestro sufrir…

***

Forse s’avess’io l’ale

Da volar su le nubi,

E noverar le stelle ad una ad una,

O come il tuono errar di giogo in giogo,

Più felice sarei, dolce mia greggia,

Più felice sarei, candida luna.

O forse erra dal vero,

Mirando all’altrui sorte, il mio pensiero:

Forse in qual forma, in quale

Stato che sia, dentro covile o cuna,

È funesto a chi nasce il dí natale.

Puede que si tuviese las alas

De volar sobre las nubes,

Para una por una contar las estrellas,

O como el trueno errar de monte en monte.

Sería más feliz, dulce oveja mía,

Sería más feliz, cándida luna.

O quizás de la verdad se aleja,

Fijándose en la fortuna ajena, mi pensamiento :

Quizás de alguna forma, sea el que sea

El estado, en un cubil o una cuna,

Es funesto al que nace el día en que se nace.

Giacomo Leopardi, “Canti”,

Canto  XXIII, fragmentos de “Canto nocturno de un pastor errante de Asia”

(traducción propia)

.

En días recientes se ha desatado la polémica, especialmente en países que no han querido firmar el Pacto mundial para una migración segura, regular y ordenada (promovido por las Naciones Unidas a partir de la Declaración de Nueva York  del 13 de setiembre del 2016) y entre quienes, en los países que han firmado, lo ven con enorme recelo, si no con profunda animadversión, ante los desplazamientos de emigrantes y refugiados.

Como escribía Umberto Eco, los seres humanos tenemos una tendencia (algo así como el instinto del animal frente otros especies que quieren entrar en su territorio) a “construir el enemigo”, que es naturalmente el Otro, ese que nos invade en vez de quedarse en su país y aguantarse con su suerte, la de haber nacido en sitios menos privilegiados que los nuestros.

Pues bien, la Comisión Europe ha publicado una nota al respecto:

¿QUÉ ES EL PACTO MUNDIAL PARA UNA MIGRACIÓN SEGURA, ORDENADA Y REGULAR?

Bruselas, 14 de noviembre de 2018

¿Qué es el Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular?

El Pacto Mundial sobre Migración Segura, Ordenada y Regular proporciona el primer marco de cooperación internacional y jurídicamente no vinculante en materia de migración. Es el resultado de un amplio proceso de debate y negociación entre todos los Estados miembros de las Naciones Unidas que se inició con la Declaración de Nueva York de 2016, aprobada por unanimidad en la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2016. La Unión Europea y sus Estados miembros participaron en los debates sobre el Pacto Mundial sobre Migración desde el principio, por lo que el Pacto Mundial resultante refleja en gran medida los objetivos europeos.

¿Qué se pretende conseguir con el Pacto Mundial sobre Migración?

La migración es una realidad mundial a la que ningún país puede hacer frente por sí solo. Requiere, por lo tanto, soluciones y reparto de responsabilidades a escala mundial, basadas en la cooperación internacional. El Pacto Mundial sobre Migración quiere impulsar la cooperación internacional mediante el establecimiento de principios rectores y un marco político multilateral. Se ocupa de la compleja naturaleza de la migración internacional y trata una amplia gama de aspectos relacionados con la migración, tales como la gestión de fronteras, el tráfico ilícito y la trata de seres humanos, la documentación de los migrantes y el retorno y la readmisión, así como las diásporas y las remesas.

La aplicación del Pacto Mundial sobre Migración está inspirada por diez principios tales como la universalidad de los derechos humanos, la soberanía nacional y el carácter jurídicamente no vinculante del documento. Presenta veintitrés objetivos concretos para una migración segura, ordenada y regular como puntos de referencia para los Estados miembros a la hora de aplicar sus políticas de migración.

¿Qué consecuencias tendrá el Pacto Mundial sobre Migración en la migración irregular? ¿Aumentarán las migraciones?

El objetivo del Pacto Mundial sobre Migración es que se produzcan de manera segura, ordenada y regular. Comprende acciones concretas que ayudarán a los Estados miembros a reducir la migración irregular, por ejemplo gracias a una mayor cooperación para tratar los factores de la migración, luchar contra la trata de seres humanos y el tráfico ilícito de migrantes, gestionar las fronteras y facilitar el retorno. El Pacto también se centrará en encontrar vías para la migración regular. Al tratarse de un marco de cooperación internacional, respaldará también el trabajo actual de la UE con terceros países y organizaciones internacionales, como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Todos estos aspectos coinciden en gran medida con las prioridades y los objetivos de la UE.

¿Cómo se adoptará o firmará el Pacto Mundial sobre Migración?

El texto del Pacto Mundial sobre Migración se adoptará en una Conferencia Intergubernamental que se celebrará en Marrakech (Marruecos) los días 10 y 11 de diciembre de 2018. No habrá firmas: la adopción del texto tendrá lugar mediante consenso o votación por una mayoría de al menos dos tercios. En la etapa siguiente, se pedirá a la Asamblea General de las Naciones Unidas que apruebe oficialmente el Pacto Mundial sobre Migración en forma de una resolución.

¿Participará la Unión Europea en la Conferencia de Marrakech?

De conformidad con su estatuto en las sesiones y trabajos de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Unión Europea ha sido invitada a participar en la Conferencia Intergubernamental de

Marrakech en calidad de observadora. La UE participará en los debates. Solo los Estados miembros de las Naciones Unidas participarán en la toma de decisiones.

¿Participará la Unión Europea en la Asamblea General de las Naciones Unidas por la que se apruebe el Pacto?

Se pedirá a la Asamblea General de las Naciones Unidas que apruebe oficialmente el Pacto Mundial sobre Migración en forma de una resolución. La Unión Europea tiene estatuto de observador en la Asamblea General de las Naciones Unidas, lo que significa que participa en los debates, pero no toma parte en las votaciones.

¿El Pacto Mundial sobre Migración crea obligaciones jurídicas para los Estados?

El Pacto Mundial sobre Migración no es jurídicamente vinculante. Por lo tanto, no crea obligaciones jurídicas en virtud del Derecho nacional o internacional para los Estados participantes.

¿Tendrá consecuencias el Pacto Mundial sobre Migración en los derechos de soberanía nacionales? ¿Tendrá alguna repercusión en el reparto de competencias dentro de la Unión Europea?

No. El Pacto Mundial sobre Migración se basa en el principio de pleno respeto de la soberanía nacional. Textualmente: «El Pacto Mundial reafirma el derecho soberano de los Estados a establecer su política nacional de migración y sus prerrogativas para regular la migración dentro de su jurisdicción, de conformidad con el Derecho internacional». El Pacto Mundial sobre Migración no implica ninguna transferencia o restricción de las competencias o derechos soberanos nacionales. No es un acuerdo internacional; por lo tanto, carecerá de efecto jurídico en los sistemas jurídicos nacionales y no se derivará de él obligación alguna. El Pacto Mundial tampoco puede modificar el reparto de competencias entre la Unión Europea y sus Estados miembros.

¿El Pacto Mundial sobre Migración establece un «derecho humano a emigrar»?

No. El Pacto Mundial aspira a mejorar la cooperación en el ámbito de la migración internacional. No fomenta la migración ni disuade de ella. El Pacto no creará nuevas categorías jurídicas. Hace hincapié en que los migrantes tienen los mismos derechos universales y libertades fundamentales que cualquier otra persona. No contiene ninguna expresión que promueva un «derecho humano a emigrar».

¿Tiene algún coste el Pacto Mundial?

No. Debido a su carácter jurídicamente no vinculante, el Pacto Mundial no creará obligaciones financieras directas. La puesta en práctica del Pacto Mundial estará apoyada por el mecanismo de desarrollo de las capacidades de las Naciones Unidas. Los Estados miembros de las Naciones Unidas pueden contribuir a las Naciones Unidas y sus organismos sobre una base voluntaria.

¿Cómo se efectuará el seguimiento del Pacto Mundial sobre Migración?

Dentro del sistema de las Naciones Unidas, la red sobre las migraciones de las Naciones Unidas se encargará del proceso de seguimiento y control, que consiste en compartir experiencias, ayudar a los Estados miembros a subsanar las deficiencias y buscar soluciones a un problema mundial. La Organización Internacional para las Migraciones hará las funciones de coordinación y secretaría. Los Estados miembros de las Naciones Unidas debatirán y compartirán los progresos alcanzados a través del Foro para la revisión de la migración internacional, que se celebrará cada cuatro años a partir de 2022.

Consulte aquí el texto completo del Pacto Mundial sobre Migración Segura, Ordenada y Regular.

Referencia: Texto de la nota informativa de la Oficina de Prensa de la Comisión Europea

Caspar David Friederich, Hombre y mujer mirando a la luna.1824

Caspar David Friederich, Hombre y mujer mirando a la luna.1824. Galería Nacional de Berlin

 

Por una parte sólo podemos reconocernos a nosotros mismos en presencia de Otro, y sobre esta base se forman las reglas de convivencia y mansedumbre. Pero de buena gana encontramos que este Otro es insoportable, porque de alguna manera no es nosotros. De este modo, reduciéndolo a enemigo, construimos nuestro infierno sobre la tierra.

Umberto Eco,

comentando “Huis clos” de Sartre en

“Construire il nemico”, Bompiani, Milano, 2011, p. 36

 

 

Breverías erasmianas (XXXVII): “Sidera addere coelo”(Añadir estrellas al firmamento)

9 diciembre, 2018
Ventana navideña. Foto R. Puig

Ventana navideña. Foto R. Puig

.

 “Sidera addere coelo”

Agregarle estrellas al cielo

Adagio, IV, II, 44.

Erasmo comenta muy sucintamente este proverbio que aunque aparece también en la enciclopedia bizantina de los Suidas, en este caso sólo lo refiere a Ovidio, en concreto a una de sus elegías amorosas  (Amores Libro II. Elegía X. 13-14):

“Añadir estrellas al cielo” es una figura proverbial que significa agregar más a algo que ya  abunda. Se ilustra suficientemente con lo que Ovidio entrelazó con otros dos proverbios en el libro II de sus poemas amorosos:

“¿Por qué a los árboles agregas hojas, estrellas al cielo pleno,

aguas provenientes del estanque al mar profundo?”

.

“Quid folia arboribus, pleno quid sidera caelo,

    in freta collectas alta quid addis aquas?”

Pero no comenta el contexto, no explica que el proverbio en Ovidio ilustra el dilema de un amante enamorado de dos mujeres simultaneamente:

…negabas

uno posse aliquem tempore amare duas.

…ecce, duas uno tempore turpis amo!

.

…negabas

que uno pudiese al mismo tiempo amar a dos

…¡he aquí que depravado a dos a un tiempo yo amo!

Erasmo no quiere entrar en glosas más extensas, a pesar de que las obras de los poetas romanos no tenían secretos para él. En sus años de monje agustino había estudiado intensamente la literatura clásica griega y romana (la que no atraía tanto a Lutero, también monje agustino pero muy riguroso) y había imitado en versos juveniles la métrica de la poesía latina.

Pero cuando comenta este adagio décadas más tarde no está el horno para bollos, sobre todo para un presbitero exclaustrado con fama de contestatario, vigilado por los puntillosos teólogos de Lovaina y de París.

No comenta el sentido que tiene la metáfora de las estrellas y el cielo en Ovidio y mucho menos la conclusión de la elegía :

quizá sea mi destino perecer sirviendo al Amor,

disuelto en sus placeres al morir;

y que alguno lloriqueando en mi funeral diga:

“Esta es la muerte que a tu  vida convenía”

.

at mihi contingat Veneris languescere motu,

    cum moriar, medium solvar et inter opus;

atque aliquis nostro lacrimans in funere dicat:

    “conveniens vitae mors fuit ista tuae!”

En la ventana. Foto R. Puig

En la ventana. Foto R. Puig

Este proverbio aparece en la colección de Erasmo en otras dos ocasiones.

“Mari e fossa aquam”

Agua de la acequia al mar

Adagio III, II, 68

“Θαλάττᾙ ἐκ χαράδρας ὕδωρ” se traduce como añadir agua de la acequia al mar, lo que que se parece a “Βὦλος ἄρουρα”:  “tierra al campo” (*)

O como en Ovidio:

“¿Por qué recoges aguas del estanque para añadirlas al profundo mar?”

Continúa Erasmo:

Lo hemos tratado ya en el comentario a la expresión ”llevar leña al bosque” y “añadir aceite al fuego”.

Sidera addere caelo. Foto R.Puig

Sidera addere caelo. Foto R.Puig

.

Variantes

Las estrellas (por no hablar de la astrología) son un símbolo utilizado repetidamente en diversos ámbitos, lugares y circunstancias. Parece que no nos basta con las del firmamento, sobre todo en las grandes ciudades donde la contaminación gaseosa y lumínica nos vela cada vez más sus brillos.

Con sólo pasearse por las calles entre Navidad y Reyes se encuentran innumerables variantes. Les muestro algunas de estos días.

General de la Armada Roja. Fot R.Puig

General de la Armada Roja. Foto R.Puig

Cometa de papel. Foto R.Puig

Astro de papel. Foto R.Puig

Aparición. Foto R.Puig

Fantasmal. Foto R.Puig

Las siguientes se pasean muy a menudo por el mundo, ya sea que decoren un cojín, adornen una camiseta, cubran un voluminoso trasero, vayan ondeando junto a la torreta de un carro armado o presidan un campo sembrado de cruces blancas.

Marciales. Foto R.Puig

Marciales. Foto R.Puig

Y aquí tenemos la que ayer por la noche me pareció la buena estrella de quienes no tienen miedo ni al vértigo ni a estrellarse.

Fiados a su buena estrella. Foto R.Puig

Fiados a su buena estrella. Foto R.Puig

 


(*) Erasmo también lo relaciona en el comentario a Gleba arvum, Adagio II, VIII, 29 :

…si gleba arvo adjungatur, quod perinde sit, ac si quis aquam e lacu haustam

infundat mari.

…como añadir tierra al campo, o como si alguien sacase agua de un lago para derramarla en el mar

Las inquietudes de Bartolomé de Cárdenas, alias Bermejo. (Fisionomías XXVIII)

2 diciembre, 2018

 

Bartolomé Bermejo. Santo Domingo de Silos. 1474-1479 Detalle. Museo del Prado.

Bartolomé Bermejo. Santo Domingo de Silos. 1474-1479 Detalle. Museo del Prado.

En mi reciente visita a Madrid pude visitar la exposición del Museo del Prado dedicada a Bartolomé Bermejo y su entorno. He estado leyendo el catálogo de la muestra, que, junto a cualificados análisis de la obra, sin embargo no facilita una tabla cronológica que situe en su tiempo al artista y sus obras (por lo que, al final de la entrada, me he permitido elaborar unas efemérides simplificadas).

Aún siendo cierto, como dejó escrito Elías Tormo en 1926, que “no sabemos casi nada” del pintor, todos convienen en que Bartolomé de Cárdenas era natural de Córdoba y converso (del judaísmo al cristianismo), así como en que su esposa, Gracia de Palaciano, también conversa, fue condenada por judaizar.  En su proceso, en la Seo de Zaragoza el 24 de setiembre de 1486 una de los argumentos de la Inquisición para demostrar la falsedad de sus creencias cristianas fue “la prueba del Credo” (en latín) del que sólo pudo recitar hasta la segunda línea. Además se le acusó de practicar “ceremonias judaycas”.  Condenada a penitenciarse y a reconciliarse con la fe, tuvo que asistir al proceso coronada con una coroza, aquel capirote humillante cubierto de escritos que pregonaban su herejía (Cfr.: Ibáñez Fernández, Javier, Catálogo, pág. 99).

Ese proceso se incoó cuando el clima contra los conversos en Zaragoza era particularmente agresivo, tras el asesinato de un inquisidor el 13 de setiembre de 1485, que la población enardecida les endosaba.

Verdugo

Verdugo, Flagelación de Santa Engracia, Museo de Bilbao

Tras los acontecimientos humillantes y lesivos de Zaragoza (no olvidemos que ser penitenciado incluía también ser estrujado economicamente), oportuno fue el amparo que le brindó el erudito arcediano Lluis Desplà (1444 – 1524) que era alguien de armas tomar y tolerante, tanto que se permitió oponerse (sin éxito) al establecimiento del Santo Oficio en Barcelona. Si nos atenemos a los datos del catálogo de la exposición del Prado, Bermejo terminó y firmó la “Piedad Desplà” en Barcelona en abril de 1490, obra que le encargó aquel canónigo que se distinguió por defender la independencia eclesiástica y como mecenas de artistas (Cfr: Molina Figueras, Joan, ibidem, pág. 206).

Bartolomé Bermejo. Lluis Desplà. Detalle de la. Piedad Desplà, 1490. Museo de la Catedral de Barcelona

Bartolomé Bermejo. Retrato de Lluis Desplà en la “Piedad Desplà”, 1490. Detalle. Barcelona, Museo catedralicio.

El pintor le demostraba su agradecimiento coronandole con la aureola de los santos.

Pero, como en casi todos sus cuadros y cuando convenía a la temática, las expresiones estereotipadas de la pena eran su especialidad.

Bartolomé Bermejo. La dolorosa de la Piedad Desplà. 1490. Detalle. Museo Catedralicio. Barcelona

Bartolomé Bermejo. La Dolorosa de la Piedad Desplà. 1490. Detalle. Museo Catedralicio. Barcelona

Con labios en forma de media luna (Detalles del Cristo de la Piedad, Museo del Castillo de Perelada)

Pena

Pena

Haciendo pucheros

Haciendo pucheros

Sin que falten expresiones de sorpresa incluso en los trances más graves

Abandonado

Abandonado

o de compunción (Santo Domingo de Silos acogido por Fernando I de Castilla. Detalle. Museo del Prado)

Compungidos

Compungidos

.

Los personajes mitrados me parecen inquietantes (Santo Domingo de Silos. Detalle. Museo del Prado)

Susto

Susto

o poseídos por no sé qué pensamientos (Santo obispo, ¿San Benito de Nursia?, The Art Institute of Chicago)

Maquinación

Maquinación

.

Más variadas son las expresiones de los próceres (Muerte de Santo Domingo, Colección particular) que denotan la capacidad de observación del artista, quien, judío converso, tuvo que moverse en la vida y en su profesión de forma precavida, sabiendo leer los rostros e interpretar las actitudes de favor o de suspicacia

Fuerzas vivas

Fuerzas vivas

.

De algunos de esos aquí retratados no me fiaría yo, y mucho menos de éste (San Miguel triunfante sobre el demonio, National Gallery, Londres)

Vindicación

Vindicación

Frente a él, hasta el demonio produce tierna compasión

Lucifer

Lucifer

 

Hay una Virgen protectora que presenta unos rasgos ausentes y totémicos (Virgen de la Misericordia, Grand Rapids Art Museum, Michigan)

Totémica

Hierática

alejados de la dulzura de otras fisionomías femeninas que el artista pintó en estado de gracia y siguiendo modelos del gótico internacional (Santa Engracia, Boston, Isabella Stewart Gardner Museum)

Dama dulce

Dulce rostro

.

Todos los cristos de sus obras se asemejan, no sólo a sí mismos sino también al primo hermano, Juan Bautista.

En algunas de sus tablas, como en la de la visita (ya sin dolores pero algo fatigado) de Cristo al Limbo

Bartolomé Bermejo. Cristo visita el Limbo.

Bartolomé Bermejo. Cristo visita el Limbo. Museo de Arte de Cataluña

o en la del Resucitado que guía a los justos al Paraíso, hay no sólo tranquilidad sino incluso ensoñación en los rostros de Jesús.

En el Limbo de los justos

Guiando los justos al paraíso. Instituto Ametller de Arte Hispano, Barcelona

.

Los niños, esos le salieron ojerosos y arrugados (Detalle de La Virgen de la leche, Museo de Bellas Artes, Valencia), aunque este Jesús en trance de mamar no carece de viveza, sin que sepamos bien que es lo que le distrae

Bebé que no bebe

Bebé que no bebe

Las  cabezas infantiles se superponen al tórax hasta posiciones imposibles. ¿Son de la misma mano que el resto del cuadro? (Tríptico de la Virgen de Montserrat, Catedral de Acqui Terme, Alessandria, Piamonte)

Contorsión

Contorsión

De todos modos, quizás por ello resulten enternecedores.

Lo son también esos guerreros dormilones acorazados a la turca, pero pesadamente inofensivos. No resulta extraño que con tanta impedimenta encima se hayan quedado roques (Resurrección, Detalle, Museo de Arte de Cataluña)

Somnolencia

Somnolencia

.

Virtuosismo y aspectos subliminales

Es sabido que el bueno de Baltasar de Cárdenas tuvo que ganarse los encargos, recurriendo a los talleres de otros pintores para sortear las dificultades derivadas de su handicap de converso. Se ganó la fama a pulso por su dominio de la pintura al óleo, que si no llegó a igualar el nivel de las fisionomías de los primitivos flamencos, en los que se inspiró, sí estuvo al mismo nivel en el virtuosismo y realismo de los detalles en vestimentas, armaduras, arquitecturas y paisajes y también figuras humanas del fondo de sus obras.

Por lo que respecta a posibles mensajes subliminales (*), uno de los virtuosismos que en los comentarios de la exposición del Prado se destacan es el de las hábiles transparencias de los tejidos. Una que me ha llamado la atención, pero que los analistas del catálogo no mencionan, es la de esos inusuales tejidos que dejan ver el sexo masculino de Jesús y de algún personaje bíblico e incluso el de una de las mujeres del Limbo.

Destacaré tres ejemplos de penes explícitos (y circuncisos) en el “Cristo de la Piedad” en trance de deposición en el sepulcro,

El Mesías circunciso

El Mesías circunciso

en el Jesús del “Descenso al Limbo”

El Salvador circunciso

El Salvador circunciso

y en el patriarca veterotestamentario que en ese mismo cuadro aparece en primer plano.

El patriarca circunciso

El patriarca circunciso

Lo mismo se muestra claramente en el “Cristo entrando en el Paraíso” seguido de todos los justos del Antiguo Testamento que le precedieron, en el Cristo de la “Resurrección” y en el de la “Ascensión”, cuadros todos pintados durante la década de los 70.

En total, hasta seis representaciones de santos falos en los cuadros de la exposición del Prado. Para lo cual no encuentro parangón en ningún otro pintor ni español ni flamenco de la época.

¿Qué se puede pensar?

En la situación de acoso en que vivían los conversos de la época, cuando se espiaba cualquier señal de que mantuvieran creencias judías en secreto, no me extrañaría que esta insistencia de Bartolomé de Cárdenas en representar el pene circunciso de Jesús y de personajes bíblicos venerados, encerrase una reivindicación subliminal, cuando precisamente el ser circunciso era una infamia y un signo de judaísmo.

Josep Segrelles (ca. 1910). Matanza de judíos en Barcelona del año1391

Josep Segrelles (ca. 1910). Matanza de judíos en Barcelona del año 1391

=======

(*)  La interpretación de los sentidos ocultos en la pintura medieval es un campo especial de la Historia del Arte. De mismo modo que hay una cabalística judía (búsqueda de los sentidos ocultos del Pentateuco), hay, si podemos hablar así, una “cabalística cristiana” que versa sobre los sentidos enigmáticos del Nuevo Testamento y de la Hagiografía (vidas de los santos).

Bartolomé Bermejo sembró su obra de pistas más o menos subliminales que dan materia para la cavilación y la interpretación. Se basa en una larga tradición cristiana (que incluye también aspectos de la Biblia que vienen de la cabalística judía)  tanto en la pintura como en los códices miniados.  Pienso que, de algún modo, los vastos conocimientos que demuestra tener en esta materia se cimentan sobre el acervo de la cultura bíblica y cabalística de los judeoconversos, pero lo que impresiona más es su  extensa cultura teólogica y hagiográfica cristiana, aprendida al hilo de su trayectoria artística. Hay datos que demuestran también que se asesoraba cuidadosamente antes de ejecutar los encargos, para garantizar la riqueza simbólica y la ortodoxia rigurosa de sus obras, en armonía con una larga tradición expresiva, cuyas polisemias no nos es, hoy en día, fácil de interpretar.

En este sentido, si se dispone de tiempo, vale la pena leer (síntesis y posibilidad de descargarlos en su totalidad) los estudios de Francesc Ruiz i Quesada “La alteridad velada, o la mirada del alma, en Bartolomé Bermejo” y “La incidencia de las fuentes escritas en la iconografía del retablo de Santo Domingo de Silos, de Bartolomé Bermejo”.

==========

Efemérides significativas y cronología de las  obras 

de Bartolomé de Cárdenas (alias Bermejo) 

(elaboración propia)

8 de junio de 1391 Pogromo en Córdoba: matanza generalizada, destrucción de la judería y conversiones forzosas de judíos cordobeses.
1412 Las leyes de Ayllón en Castilla: rígida separación de los judíos en barrios cerrados, vestimenta, signos externos, etc. Prohibición de oficios provechosos o prestigiosos
Hacia 1440 Nacimiento de Bartolomé de Cárdenas en Córdoba en una familia de conversos.
Fechas inciertas Probable estancia y aprendizaje de nuevas técnicas pictóricas en Flandes, o bien aprende esas técnicas a través de tablas llegadas de los Países Bajos

¿En Valencia?

1465- 70 “La Virgen de la leche”
1465-75 “Cristo de la Piedad” (Deposición en el sepulcro)
1468 “San Miguel triunfante sobre el demonio”
1468-72 “Muerte y asunción de la Virgen”
1470 “San Juan Bautista en el desierto”

En Daroca (1474-77)

1470-80 “Descenso de Cristo al limbo”, “Entrada de Cristo en el Paraiso”, “Resurrección”, “Ascensión”.
1472-77 “Retablo de Santa Engracia” (Sta.Engracia, Arresto, Encarcelamiento, Flagelación, Crucifixión y Resurrección de Cristo (con santos varios).
1474-79 Retablo de” Santo Domingo de Silos” pintado con Martín Bernat. El santo entronizado, Acogido por Fernando I, Muerte del santo)

En Zaragoza

1477 Países Bajos: comienzo del dominio de los Habsburgo
1477-1483 Pintado con Martin Bernat: “San Damián”
Pintados con un colaborador: “Adoración de los Magos”. “Santa Faz”
1477-85 “Santo obispo”
1478 – 1483 Se constituye la Inquisición en las principales ciudades españolas
1479-1484 Retablo de “la Virgen de la Misericordia” pintado con Martín Bernat (La Virgen, Milagro de la nieve, San Vicente y San Lorenzo, San Juan Bautista y San Juan Evangelista”)
1485(15 setiembre) Asesinato del inquisidor Pedro de Arbués en Zaragoza. Se multiplican los procesos contra los conversos, barriéndolos de la administración aragonesa.
1486 Proceso y condena por prácticas judaizantes de la mujer del pintor por la Inquisición

En Valencia

1483-89 En colaboración con el taller de los Osona: “Tríptico de la Virgen de Montserrat”.

Rostro y posición del donante a la manera flamenca, casi igual al donante del San Miguel de 1468

En Barcelona

1490 “Piedad Desplà”
1495 La vidriera de “Noli me tangere”
1492 (31 de marzo) Los Reyes Católicos decretan la expulsión de los reinos de Castilla y Aragón de todos los judíos, dándoles de plazo hasta el 31 de julio
Hacia 1501  Fallece Bartolomé Bermejo