Saltar al contenido

Lo que vale un día

5 abril, 2020
Domingo 5 de abril del 2020. 7:25 a.m. Foto R.Puig

Domingo 5 de abril del 2020. 7:25 a.m. Foto R.Puig

En recuerdo de Arturo, corazón de niño

Solemos descontar los días, cada uno de modo diferente, según nuestras circunstancias, nuestra edad, nuestra salud, nuestro carácter. Pensando unas veces en la vacaciones, o en un viaje; con ganas de dejar de trabajar; a la espera de que venga a reunirse con nosotros un ser querido; que la pensión o el sueldo entre en la cuenta; que lleguen los exámenes o los resultados de una oposición; viendo avecinarse el final del verano o la llegada del lunes; ansiosos por jubilarnos o por comenzar a trabajar; a la espera del día de la boda o del nacimiento de un hijo o de un nieto; de ver nuestra obra en letras de imprenta; de que nos den de alta, de que lleguen los resultados de unos análisis…

¡Infinitos modos de contar los días!

Domingo 5 de abril del 2020. 7:25 a.m. Foto R.Puig

Domingo 5 de abril del 2020. 7:25 a.m. Foto R.Puig

Ahora, miles de millones de personas en todo el mundo contamos o, según se mire, descontamos los días según un mismo patrón. El valor del día para los seres humanos, vivientes, pende ahora de una variable común, y esa variable la produce algo que ni si quiera es viviente. De repente convergemos todos en la misma circunstancia dominante, en el mismo conteo monótono, prosaico, en el mismo deseo de que “esto” pase.

Sin embargo, lo que vemos en estos días de confinamientos diverge y los mensajes que circulan también son infinitamente variopintos. Los hay que nos animan, los hay que nos aburren, los hay que nos irritan, los hay que alivian, los hay que agobian, los hay, los hay…

Y las estadísticas se acumulan, disolviendo la historia personal que cada cifra singular esconde. Detrás de cada número hay alguien que ha contado o descontado días o hay quien ya no los cuenta. Hay una vida, un rostro, unas vivencias, unas querencias.

Alborada 4 de abril 2020 6:59 a.m. Foto R.Puig

Alborada 4 de abril 2020 6:59 a.m. Foto R.Puig

Sinceramente, no tengo mucho que decir o que ofrecer en estos días, ningún discurso que pueda calificar de trascendente, de visión, de augurio iluminado.  Por eso me repito en dar lo que veo desde mi terraza a quienes su balcón, su puerta cerrada o su ventana les ofrecen otra perspectiva, quizás menos privilegiada que la mía. 

Mientras se acaba la cuenta tratemos de dar alas a nuestros días, la imaginación es un bien común, diverso y rico.

Alas. Foto R. Puig

Alas. Foto R. Puig

.

Para un señor que tenía alma de niño

A un viejo amigo una última ala se lo llevó hace pocos días. Durante muchos años Arturo llenó de sueños los días de miles de niños. De eso hemos hablado aquí hace unos años. 

Era el editor de la colección Altea Benjamín que él mimó, nutrió, gestionó hasta superar sus más de cien ejemplares, maravillosos pequeños librillos, que disfrutaron muchos niños y quienes queríamos guardar en nosotros algo de la capacidad infantil de sorprenderse.

Recordando a Arturo

En memoria de Arturo: imagen de “La aventura formidable del hombrecillo indomable”

 


 

Arturo González Martín 1

Arturo González Martín 2

Fuente: Biblioteca Virtual de Prensa histórica, Ministerio de Cultura y Deporte

 

Crónicas del amanecer (y 7)

29 marzo, 2020
Domingo 29 de marzo del 2020, 8:15 a.m. Foto R.Puig

Domingo 29 de marzo del 2020, 8:15 a.m. Foto R.Puig

Calma

Después de una semana de nubes y ventarrones, hoy ha amanecido el mar en calma. La luz dorada del sol naciente se ha ido extendiendo desde oriente como si quisiera celebrar el “horario de verano”.

Aunque sigamos encerrados con un sólo juguete (la expresión se la robo a Juan Marsé) este luminoso amanecer se agradece como un regalo deseado. Esta calma, este parón del viento, me hace pensar en un poema en prosa de un  original poeta, dibujante y pintor, que aunque se nacionalizó francés, a mi juicio siempre fue tipicamente belga.

Me refiero a  Henri Michaux (Namur, 24 de mayo de 1899 – París, 19 de octubre de 1984).

El viento

El viento prueba a separar las olas del mar.

Mas no es cosa hecha, pues las olas se aferran al mar, y el viento continúa a soplar… no, no es que le guste soplar, hasta cuando se convierte en tormenta o borrasca el viento no persevera. Se orienta ciegamente, enloquecido y maníaco, hacia un lugar de calma perfecta, de bonanza, donde estar al fin tranquilo, tranquilo.

¡De qué manera las olas del mar le dejan indiferente! Sea que estén sobre el mar o sobre un campanario, o bajo una rueda dentada o sobre el filo de un cuchillo, a él poco le importa. Él marcha hacia un lugar de quietud y de paz donde por fin deje de ser viento.

Mas su pesadilla dura ya desde hace mucho tiempo.

Domingo 29 de marzo del 2020, 8 35 a.m. Foto R.Puig

Domingo 29 de marzo del 2020, 8 35 a.m. Foto R.Puig

Le vent

Le vent essaie d’écarter les vagues de la mer.

Mais les vagues tiennent à la mer, n’est-ce pas évident, et le vent tient à souffler… non, il ne tient pas à souffler, même devenu tempête ou bourrasque il n’y tient pas.  Il tend aveuglément, en fou et en maniaque, vers un endroit de parfait calme, de bonace, où il sera enfin tranquille, tranquille.

Comme les vagues de la mer lui sont indifférentes!  Qu’elles soient sur la mer ou sur un clocher, ou dans une roue dentée ou sur la lame d’un couteau, peu lui chaut.  Il va vers un endroit de quiétude et de paix où il cesse enfin d’être vent.

Mais son cauchemar dure déjà depuis longtemps.

.

Henry Michaux, “La nuit remue”, Paris, Poésie/Gallimard, 1967, pág. 38 (la traducción es mía)

Domingo 29 de marzo del 2020, 8 25 a.m. Foto R.Puig

Domingo 29 de marzo del 2020, 8:25 a.m. Foto R.Puig

 

 

Crónicas del amanecer (6)

28 marzo, 2020
Viernes 28 de marzo del 2020 7:15 a.m. Foto R.Puig

Sábado 28 de marzo del 2020 7:15 a.m. Foto R.Puig

Confinamiento

Le he preguntado al mar:

“¿cómo te sientes?”

El mar no está contento

pues me ha dicho:

“¡No aprendes del poeta

que aquí ayer 

proclamaba

que oía mis palabras!

¡Mientras tú

durante días

de todas mis cuitas

 te desentiendes!

¡Mientras 

sordo tú

a mi costa

te diviertes !”

Viernes 28 de marzo del 2020 7 20 a.m. Foto R.Puig

Sábado 28 de marzo del 2020 7:20 a.m. Foto R.Puig

“¿No ves que igual que tú

yo peino canas?

¿Acaso no escuchas

mis bramidos?

¿Cómo es que

insensible

no percibes que

la Pachamama

cruel e indiferente

encarcelado me tiene?

¡ Ay de mí

anciano y confinado

para siempre!”

Viernes 28 de marzo del 2020 7 25 a.m. Foto R.Puig

Sábado 28 de marzo del 2020 7:25 a.m. Foto R.Puig

“¡Tú dale que dale

con los versos,

que si murmullos y

otras zarandajas!

Mientras que yo

irritado eternamente

peleo con la Tierra,

que con el Cielo

anda confabulada

y de nada me sirve

que proteste”.

Sábado 28 de marzo del 2020 7 25 a.m. Foto R.Puig

Sábado 28 de marzo del 2020 7:25 a.m. Foto R.Puig

Crónicas del amanecer (5)

27 marzo, 2020
Viernes 27 de marzo del 2020 7:30 a.m. Foto R.Puig

Viernes 27 de marzo del 2020, 7:30 a.m. Foto R.Puig

En la orilla de piedras

Acunado por el cantar leve

Del murmullo de las ondas,

Ayer, oh Nerea, le oí que me decía :

“Perece la ola vencida por la ola,

Perece  la hora vencida por la hora…”

***

In littore ad lapillos

Leve considens sonanteis

Undam ista murmurantem

Here inaudi, ô Neoera :

”Perit unda victa ab unda,

Perit hora victa ab hora…”

.

Caspar Barthius (1587-1658), Filólogo alemán y poeta latino (*)

Viernes 27 de marzo del 2020, 7:25 a.m. Foto R.Puig

Viernes 27 de marzo del 2020, 7:25 a.m. Foto R.Puig


(*) Referencia: Amphitheatrum Gratiarum Libri X Anacreonte moderante decantati Hannover 1613 (“Opera de Gracias y Delicias”).  Anthologie de la poésie lyrique latine de la Rennaissance, Gallimard, 2004, amphitheatrum I, 28, p.310 (La traducción es mía)

Crónicas del amanecer (4)

26 marzo, 2020
Jueves 26 de marzo del 2020 07:20 a.m. Foto R.Puig

Jueves 26 de marzo del 2020, 07:20 a.m. Foto R.Puig

Como entonces ante ti me torno piedra,

mar, mas ya no digno

me juzgo de la solemne advertencia

de tu respiro. Tú me has dicho el primero

que el ínfimo fermento

de mi corazón sólo era un momento

del tuyo; que para mí en el fondo

tu ley era peligro: ser vasto y diverso

y a la vez fijo

 ***

Come allora oggi in tua presenza impietro,

mare, ma non più degno

mi credo del solenne ammonimento

del tuo respiro. Tu m’hai detto primo

che il piccino fermento

del mio cuore non era che un momento

del tuo; che mi era in fondo

la tua legge rischiosa : esser vasto e diverso

e insieme fisso

.

Eugenio Montale, fragmento de “Mediterráneo”, del poemario “Ossi di seppia” (Huesos de sepia), 1920-1927 (la traducción es mía).

26 de marzo del 2020 07 30 a.m. Foto R.Puig

Jueves 26 de marzo del 2020, 07:30 a.m. Foto R.Puig

Crónicas del amanecer (3)

25 marzo, 2020
Miércoles 25 de marzo del 2020, 07:25 a.m. Foto R.Puig

Miércoles 25 de marzo del 2020, 07:25 a.m. Foto R.Puig

 

Sentado ante su escritorio Poseidón trabajaba absorbido por la contabilidad. La administración de las aguas del mundo entero le imponía una tarea ímproba

Desde el comienzo de las edades el destino le hizo Dios de los Mares y lo seguiría siendo hasta el final de los tiempos

Allí estaba, en las profundidades del mar, haciendo cuentas sin parar, con la única distracción en esta existencia monótona de alguna visita ocasional a Júpiter, un viaje del que por otra parte regresaba casi siempre encolerizado

Franz Kafka, “Poseidón”, 1919  (*)

En la oficina de Poseidón. Foto R.Puig

En la oficina de Poseidón. Toma de vídeo de R.Puig

 

 


 

(*) Traducción propia a partir de:  Franz Kafka, Poseidon, pp. 168-169 de “La muraille de Chine et autres récits”, Paris, Gallimard, 1950.

 

 

Crónicas del amanecer (2)

24 marzo, 2020
Martes 24 de marzo del 2020 a las 07:20 a.m. Foto R.Puig

Martes 24 de marzo del 2020 a las 07:20 a.m. Foto R.Puig

La mar es todo aquello que habríamos querido hacer pero no hicimos

La mer c’est tout ce que nous aurions voulu faire et n’avons pas fait

(Jules Supervielle)

Martes 24 de marzo del 2020 a las 07 y 15 a.m. Foto R.Puig

Martes 24 de marzo del 2020 a las 07:22 a.m. Foto R.Puig

 


 

Referencia:  Jules Supervielle: “La mer” en Oublieuse mémoire, 1948

en “Jules Supervielle, Vivir y quehacer del poeta”, traducción y edición de Ramón Puig de la Bellacasa, Valencia, Pre-Textos, 2009.