Saltar al contenido

Convergencias de Arte y Literatura (XII): los grabados de Gustave Doré para la Divina Comedia (6): purgando la envidia y la iracundia.

26 septiembre, 2021
Gustave Doré. “col livido color della petraia”. Divina Comedia, Purgatorio, XIII, 9

Entre envidiosos

Dante y Virgilio se pasean ya por la segunda cornisa del Purgatorio donde los justos purgan sus envidias para poder llegar al Paraíso. Es difícil distinguir las sombras de las ánimas del pálido color de la piedra contra la cual están apoyados unos junto a otros con los párpados cosidos para purgar así la excesiva atención de la vida ajena que en vida les carcomió.

E come a li orbi non approda il sole,

così a l’ombre quivi, ond’io parlo ora,

luce del ciel di sé largir non vole;

.

ché a tutti un fil di ferro i cigli fóra

e cusce sì, come a sparvier selvaggio

si fa però che queto non dimora.

Como a ciegos a que el sol no toca

así a las sombras de las que aquí hablo

del cielo la luz les es negada,

a todos hilo de hierro los párpados perfora

y cose, como al salvaje gavilán

se le hace para que esté tranquilo.

.

Purgatorio, XIII, 67-72
Gustave Doré. “de li altrui dannipiù lieta assai che di ventura mia”. Purgatorio, XIII, 110-111

Cuando el poeta se encuentra con Sapia, una mujer de Siena que, según dudosa leyenda, no fue sabia sino envidiosa, hasta el punto de desear la derrota de sus conciudadanos en la “battaglia del Colle” en 1269, donde los florentinos mataron a más de mil sieneses.

Sea cierto o no, la pobre purga sus envidias y exclama:

Savia non fui, avvegna che Sapìa

fossi chiamata, e fui de li altrui danni

più lieta assai che di ventura mia.

Sabia no fui, si bien Sapia

me llamaba, y del daño ajeno fui

más contenta que de la ventura mía.

.

Purgatorio, XIII, 110-111

.

Penitencias de los iracundos

Y sube que te sube, los viajeros ascienden a la tercera cornisa de este monte donde quienes para llegar al cielo tienen que purificarse de sus pecados capitales, no obstante haber muerto demandando perdón.

En este tercer círculo (girone) están envueltos en el humo del fuego de su ira los que se dejaron arrastrar por esta cegadora pasión.

Encuentro con Marco Lombardo, Gustavo Doré, Divina Comedia, Purgatorio, XVI,

Entre ellos uno noble cortesano del siglo XIII, Marco Lombardo, a quien no le bastó para alcanzar el cielo ser noble, digno y buen consejero del Conde Ugolino, pues tenía la costumbre de dejarse llevar de su ánimo furioso.

Pero no todo es castigo, pues en este círculo los iracundos ruegan e invocan a Dios con sus preces, cantando el Agnus Dei (“Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo…”) y reflexionan sobre los excesos de la ira. Para ello se les presentan ejemplos de mansedumbre, la virtud que se opone a la ira: el primero es el de la Virgen María y el segundo el de Pisístrato, señor de Atenas, que, comprensivo con el amor, fue paciente con el joven que besó a su hija, como cuenta Valerio Massimo (Facta et dicta memorabilia, VI. 1).

El tercero es San Esteban, lapidado por una turba de iracundos:

Gustavo Doré, Divina Comedia, Purgatorio, XV 106-114,

Poi vidi genti accese in foco d’ira

con pietre un giovinetto ancidere, forte

gridando a sé pur: “Martira, martira!”.

.

E lui vedea chinarsi, per la morte

che l’aggravava già, inver’ la terra,

ma de li occhi facea sempre al ciel porte,

.

orando a l’alto Sire, in tanta guerra,

che perdonasse a’ suoi persecutori,

con quello aspetto che pietà diserra.

Vi a gente encendida por el fuego de la ira

matando a un jovencito, con vocerío

animarse : “¡Al tormento, al tormento!”

.

Y a él veía inclinarse, por la muerte

que le vencía ya, hacia la tierra,

mas con los ojos al cielo dirigidos,

.

pidiendo al Altísimo, en tanta guerra,

que perdonase a sus perseguidores,

con aquel aspecto que la piedad revela.

.

Purgatorio, XV 106-114,

Por hoy, dejaremos a Virgilio y Dante en su ascenso hacia la cuarta cornisa del Purgatorio, algunos de cuyos detalles ilustrarán de nuevo a modo de ékfrasis los grabados de Gustavo Doré en posterior etapa.


NOTAS:

Las ilustraciones de Gustave Doré para la Divina Comedia han sido materia de numerosas ediciones francesas e inglesas desde fines del s.XIX. Hoy son de dominio público. Por mi parte me he guiado por la edición de los 135 grabados editados recientemente por Gabriele Baldassari en La Divina Commedia di Dante Alighieri, Gustave Doré, Mondadori, 2021.

Mis comentarios se basan en parte en el aparato crítico de la obra en: Alighieri, Dante, La Divina Commedia, Testo critico de la Società Dantesca Italiana, riveduto e rifatto da Giuseppe Vandelli (Firenze, 1937). Ristampa facsimile a Milano, Ulrico Hoepli Editore-Libraio, 1960. Esa la edición que utilizo para el texto italiano.

La traducción al castellano de los versos de la obra es mía.

2 comentarios leave one →
  1. 1 octubre, 2021 17:35

    Tanto Doré como la Divina Comedia son manjares demasiado finos. Fui feliz como buen ocioso en Estudios Generales de la ULima, no en ninguna Facultad donde seguramente hubiera tirado pronto la toalla. En tus blogs no la tiro porque me gustan, algo así como los campesinos cuzqueños cuando vieron las primeras motonetas deportivas…(en Alcalá me aprobaron con las justas, por Gómez-Caffarena, y en Frankfurt me bajaron de Primera..).
    Bernardo, felicitándote tardíamente por tu santo.

    • 3 octubre, 2021 19:15

      Gracias, Bernardo. Basta con un lector amigo como tú mi blog encuentra el impulso para no cejar en el empeño. En cuanto al santo, gracias también, aunque mi onomástico se refiere al único santo “nonato” de todo el Santoral. Algo así como el caballero inexistente de la novela de Ítalo Calvino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: