Saltar al contenido

Primavera con una esquina herida (II)

3 abril, 2022
La playa ayer. Foto R. Puig

La normalidad

El sol vuelve a las playas de la Marina Alta alicantina tras muchos días de temporales.

En el aire de estos inicios de primavera llegan fríos (polares los llaman), la mar es viva y el cielo límpido y azul.

«Dientes de león». Foto R. Puig

Las humildes plantas de esta orilla pedregosa guardan la humedad y acusan los recientes días de lluvia en la expresión de sus colores.

Hay flores, esas que el aire salobre permite a este suelo.

Pequeña y bella. Foto R. Puig

La ola encuentra la arena. Foto R. Puig

Las olas llegan suavemente tras días de mar brava en los que, a modo de disculpa, nos han obsequiado miles de frágiles regalos.

La ola encuentra la arena. Foto R. Puig

Ayer, frente una orilla cubierta con las cañas que la reciente crecida de los ríos ha traído, una mamá enseñaba a su niño a caminar,

Primeros pasos. Foto R. Puig

mientras había quien intentaba controlar a su perro frente a otro sector de la playa lleno con depósitos de posidonia arrancada por los temporales de este mes de marzo.

Atar al perro. Foto R. Puig

.

La primavera herida

Se suele hablar alegóricamente de los perros de la guerra, pero es una bestia infinitamente más cruel la guerra que ha sido desatada por un infame y sus acólitos.

La invasión criminal e ilegítima del ejército ruso en Ucrania, no está permitiendo que la primavera llegue al pueblo ucraniano, que no puede disfrutar de estos días que se alargan y del aire que nos apacigua.

Por la calles de sus ciudades y pueblos no se puede enseñar a los hijos a caminar y nadie sabe cómo un adulto podría enseñar a un niño a morir.

Aprendiendo a morir. Imagen SVT

Por toda Europa se reviven las imágenes y los días de espanto de las guerras del siglo XX que otros infames desencadenaron con justificaciones similares a las que Putin exhibe hoy. Las gentes de bien, por todo el mundo, expresan como pueden su solidaridad con una nación mártir, con sus ciudadanos y con quienes la defienden.

Traigo aquí dos textos muy recientes de un poeta que me han descubierto unos buenos amigos bretones. Las lee habitualmente en radio Balado-Gazette y ha aceptado amablemente que yo publique dos de ellas y las traduzca en este blog.

Con esta publicación, envío mi saludo a este nuevo amigo que escribe desde una comuna del departamento de Côtes-d’Armor, en la región de Bretaña y le agradezco su contribución que expresa con la sencillez y la emoción de sus palabras lo que muchos también sentimos ante esta guerra infame que asola Ucrania.

Volodymir

Ton nom brille dans la nuit d’une ville assiégée,

Dans le cœur de ton peuple qui lutte désespéré,

A mains nues, froidement, sans aucun bouclier,

Contre un monstre sanglant de violence et d’acier.

Volodymyr,

ta leçon de courage inonde de lumière

Les peuples apeurés qui redoutent la guerre.

Le tien, galvanisé, de jour comme de nuit,

Fait front, comme il le peut, au puissant ennemi.

Volodymyr,

Tu seras pour longtemps, le héros incarné,

Qui, dominant sa peur, bravant l’adversité,

Met au cœur de l’action, comme priorité,

La défense de l’Homme et de ses libertés.

.

Volodymir

Tu nombre brilla en la noche de una ciudad sitiada,

en el corazón de tu pueblo, que lucha desesperado.

con las manos desnudas, en el frío y sin escudo.

Volodymyr,

tu lección de coraje inunda de su luz

a pueblos temerosos que la guerra amedranta.

El tuyo, galvanizado, de día como de noche.

afronta como puede a un potente enemigo.  

Volodymyr,

vas a ser por mucho tiempo encarnación del héroe,

que, dominando el temor y enfrentando la adversidad,

pone en el centro de la acción, como prioridad,

la defensa del Hombre y de sus libertades.

**

Jaune et bleu

Eclatant sur fond bleu, le jaune des jonquilles

Se dresse fièrement et dans nos yeux pétille.

Le mimosa s’en mêle, éclaboussant le ciel

De milliers de boutons caressés de soleil.

Dans l’azur éclatant de ce matin d’espoir

Des fanions bleus et jaunes brandis de toutes parts

Claquent au vent de nos villes et clament leur colère

Devant l’absurdité, la folie de la guerre.

Il flotte dans l’air bleu la caresse dorée

De l’amour que l’on porte à un peuple blessé.

Il flotte dans nos cœurs la ferveur impuissante

A aider ceux qui souffrent et luttent avec l’espoir

D’une nuit apaisée, d’un lendemain qui chante.

Dans les plaines de l’Ukraine et de ses champs de blé,

Une mésange bleue nous parle de liberté.

..

Amarillo y azul

El amarillo de los narcisos esplende sobre el azul,

se alza con orgullo y en nuestros ojos brilla.

La mimosa le acompaña, salpicando el cielo

de miles de botones que el sol acaricia.

El azul deslumbra en esta mañana de esperanza

en banderines de azul y gualda que ondean por doquier,

que restallan al viento de nuestras ciudades y proclaman su cólera

frente al absurdo y la locura de la guerra.

Flota en el aire azul la caricia dorada

del amor que portamos a un pueblo herido.

Aflora en nuestros corazones el fervor impotente

por venir en ayuda a quienes sufren y luchan, en la esperanza

de que esta noche se calme, de que el mañana cante.

En las llanuras de Ucrania, por sus campos de trigo,

un mensaje azul nos habla de libertad.

Edouard Jouan, Quessoy, Bretaña, Francia, 31 de marzo del 2022
No comments yet

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: