Saltar al contenido

Luces y sombras, trabajos y fatigas…

28 marzo, 2021
Se alargan los días. Foto R.Puig

Ha pasado casi un año de aquellos anuncios de nuevas normalidades que algunos osados nos anunciaban a bombo y platillo. La realidad es que lo normal sigue siendo anormal y la “desanormalización” se hace esperar.

En el hemisferio norte los días primaverales se alargan y las noches, las del cielo, se acortan, porque tristemente ha habido otras noches que fueron las últimas para muchas vidas y quedan tantas penumbras que a muchísimos siguen agobiando.

Es tiempo para probar los límites de nuestra entereza y también para apoyar, escuchar y dar consuelo cuando a nuestros semejantes les fallan las fuerzas.

Temprano por el parque. Foto R.Puig

Parece que los días corrieran más despacio, se toman distancias, se evitan las aglomeraciones, hay colas para entrar en mercados y comercios, bares y restaurantes cierran temprano, los colegios han habilitado barracones provisorios para aumentar la distancia entre alumnos en las aulas, se aprenden expresiones nuevas, como eso de los cierres perimetrales, y nunca supimos tanto de mascarillas o sobre vacunas y sus efectos…

El Instituto Internacional de Enseñanza Media de Gotemburgo y sus aulas adicionales en barracones. Foto R.Puig

Sea como sea, Gotemburgo sigue en obras y su skyline erizado con grúas gigantes y torres de perforación de las obras del Västlänken

Las obras del Västlänken por doquier. Foto R.Puig
Al borde del canal se trabaja sobre pontones. Foto R.Puig

Hace algunos días, desde la altura del “Bastión Christina Regina” y en una tarde fría, filmaba yo la línea del cielo de Gotemburgo presidida por arboledas metálicas.

Dicen que esta floresta durará hasta el 2026. Foto R. Puig

En anteriores entradas hemos ido contando la historia de este lumbricus magnus que avanza por las entrañas de la ciudad sin que la pandemia lo pare.

Esperando no fatigarles demasiado seguiré dando noticia de este descomunal proyecto. Confió en que llegaré a recorrer en tren ese largo túnel, que a los pensionistas no nos servirá de mucho (salvo para satisfacer nuestra curiosidad), pero, según prometen, habrá de agilizar el tránsito de mercancías y los viajes de los trabajadores entre el centro de Suecia y la provincia de Gotemburgo, así como por la costa oeste del país hacia el norte en dirección de Noruega y al sur hacia Dinamarca.

Para entonces, una ciudadanía más inmune se habituará, según dicen, a otra vacunación estacional, confiando en que se irá recuperando esa tan anhelada normalidad.

****

Por mi parte, prometo solemnemente que el próximo domingo hablaremos de poesía…

¡aunque tengamos que adentrarnos por una selva oscura!

2 comentarios leave one →
  1. 10 abril, 2021 11:15

    Creo que los 18 candidatos a la presidencia no han dicho nada sobre el ‘metro’ que se ha empezado a hacer en una parte de Lima, pero no lo sé bien. El lunes 12 lo comento.

  2. 10 abril, 2021 13:42

    Con túneles bajo Lima nadie quiere arriesgarse a prometer nada, no sea que le aplasten…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: