Saltar al contenido

En la reserva dorada

25 octubre, 2020
La piedra siempre. Foto R.Puig

Ya estaba ahí la piedra

antes de que un pie humano

la evitara

A la entrada del bosque. Foto R.Puig

y que en tiempos pasados

con piedras más livianas la mano humana

a los campos cercara.

Rådasjön. (Lago Real) Foto R.Puig

Mas para el lago Råda

los muros de los hombres

no sirvieron.

Por el sendero del lago en “Råda Säteri” (Feudo Real). Foto R.Puig

Ese lago dio el nombre

a este “Feudo Real” que es ahora

reserva natural

Balneario. Foto R.Puig

Como una guirnalda

oros regios engalanan el lago

y sus orillas,

Flor palustre

y abstractos vergonzantes

para no desentonar los vegetales difuntos

en un rincón se apiñan.

Vegetales flotantes. Foto R.Puig

El esplendor del día

a salir de la cama y quemar unos gramos llama

a los dormilones.

Se hace camino al andar. Foto R.Puig

¡Trekking, hiking, sendero,

chandal y deportivas! ¡a llenarse de luz!

¡perezosos, arriba!

Hipnosis. Foto R.Puig

Si contemplativo fueres

déjate secuestrar por las hadas

del bosque

Al encuentro de las oréades. Foto R.Puig

Si callas un poco

quizá escuches a la gentil curruca

que canta para ti.

Curruca

Las plantas de la reserva

pues están protegidas no se pueden

llevar

Helecho. Foto R.Puig

Pero con tu teléfono

o cámara del safari botánico puedes

disfrutar

Pintan oros. Foto R.Puig

Del musgo los verdes

el mismo Miguel Ángel para sus altos frescos

los quisiera emular

Gabanes verdes. Foto R.Puig

El bosque se renueva

y hay troncos caídos que esgrimen sus raíces

como garras rebeldes

Garra muerta. Foto R.Puig

Mas los troncos vivientes

bajo cortezas ásperas albergan la ternura

de almas protectoras

Quien a buen árbol se arrima. Foto R.Puig

Hay bosques como éste

que para ser románticos unas ruinas

ofrecen

Sendero hacia otros siglos. Foto R.Puig

Si amáis las sinestesias

con los ojos oiréis de unas hojillas frágiles la canción de los

fénix dorados

Pentagrama. Foto R.Puig

Hacia el fin del paseo

a la orilla del bosque el prado se abre y el caserío

se ofrece

Hacia la granja. Foto R.Puig

Privilegiados,

mimados y abrigados, ajenos al otoño unos equinos

pastan

Caballos señoritos. Foto R.Puig

Jamelgos señoritos

quizás ganen medallas y nunca irán uncidos

a un tiro de carreta

.

.

Jinetes del sábado

una amazona a su alazán y un caballero a su tordo

les hacían trotar

Abrigados. Foto R.Puig

Tras otra palizada

sus compañeros disfrutaban de asueto sin nada

que pensar

Huellas de herradura. Foto R.Puig

y por el campo vecino

parece que ha pasado un regimiento de ulanos

al galope tendido

Presagios. Foto R.Puig

Arriba allá en el cielo

sobre las copas negras se anuncien quizás ya los jinetes grises

del venidero invierno.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: