Saltar al contenido

Nimiedades (XVIII): de la normalidad del día a día y del derecho a vivir en paz

27 febrero, 2022
Paseando al nieto. Gotemburgo febrero 2022. Foto R.Puig

A los ciudadanos de Ucrania que defienden su libertad

.

La gente

La vida normal, lo que llamamos normalidad, suele estar hecha de nimiedades, esas actividades habituales y esas cosas de cada día a las que no se suele prestar atención. La fotos de hoy en este blog, fruto de mis paseos de los últimos días por los alrededores de mi calle en Gotemburgo, corresponden a esos aspectos nimios del mundo que, vivamos donde vivamos, suelen constituir lo normal del transcurrir cotidiano.

A este señor de la foto, en edad de ser abuelo, lo he visto en anteriores ocasiones llevando el carricoche en el que supongo que un nieto o una nieta duerme al vaivén del paseo cotidiano, al tiempo que aprovecha para sacar a pasear dos cachorros que parecen gemelos.

.

Recreo. Gotemburgo febrero 2022. Foto R. Puig

Estas tres niñas, que ya no van en carricoche, disfrutan del patio de su jardín de infancia a poca distancia de mi casa, un día más en sus pacíficas vidas.

.

Los bichos

Aperitivo. Gotemburgo febrero 2022. Foto R. Puig

Esta ardilla degustaba un trozo de pan encontrado por ese parque del que ya he hablado aquí a menudo. No obstante las inquietas idas y venidas que se atribuyen a este vivaracho roedor, me dejó acercarme a pocos metros, la mañana era plácida y ningún ruido la espantaba, sin asustarse.

¡Me ha descubierto! Gotemburgo febrero 2022. Foto R. Puig

Tan sólo se dignó mirarme al acabar su mendrugo, para acto seguido marcharse por el otro lado del muro.

.

Más gentecilla

Tobogán. Gotemburgo febrero 2022. Foto R. Puig

Muy cerca de la ardilla había otros pequeños, igualmente activos, tratando de aprender técnicas de escalada y descenso, bajo la atenta mirada de sus mamás y papás.

.

Más bichos

Mis vecinos del canal. Gotemburgo febrero 2022. Foto R. Puig

Otras crías siguen dóciles a su progenitora en el canal que bordea el parque, mientras que una pareja de la misma familia sestea en equilibrio admirable.

Siesta. Gotemburgo febrero 2022. Foto R. Puig

¡Y yo que pensaba que sólo cigüeñas y otra aves zancudas dormían sobre una sola pata!

.

¿Qué se le ofrece? Gotemburgo febrero 2022. Foto R. Puig

A las que nunca he visto dormir, y he visto muchas, es a las cornejas.

Vigilantes y observadoras y a menudo seguidoras mi paseo -creo que a la espera de que saque algún bocadillo del que caigan migas-, tienen un aire inquisidor.

Llamarle a alguien «cuervo» suele ser un insulto, pero les aseguro que me caen bien, en especial esta especie de córvidos blancos o cenicientos, a los que nunca he visto reñir con las palomas ni exhibir la feroz agresividad de las gaviotas urbanitas cuando disputan desperdicios y territorio a cornejas y a palomas asilvestradas.

.

Normalidades florales

«Gotas de nieve», Gotemburgo febrero 2022. Foto R. Puig

Otra nimiedad de los últimos días de febrero por los parques de la ciudad, es el snödroppe («gota de nieve») o galanthus nivalis, que con las «campanillas de invierno» (vinter geck)

.

Campanillas de invierno. Gotemburgo febrero 2022. Foto R .Puig

y las flores del troll hassel («avellano duende») son como heraldos precoces de primavera.

«Troll hassel» amarillo. Foto R. Puig

.

Estos tulipanes los hemos comprado en una de las floristerías de nuestro barrio y han estado alegrándonos la vista en un florero de casa.

Tulipanes. Gotemburgo febrero 2022. Foto R. Puig

.

La luz

El sol oblicuo de estos días de invierno es apacible y nimio, símbolo de la banalidad pacífica de un día cualquiera del invierno sueco. Aquí vemos sus luces, veladas por una tarde nebulosa y fría tras el Gran Teatro, frente al cual se abre una amplia plaza y la entrada del parque de Trägårdsförening, al cual pertenecen las fotos de flores y aves arriba mostradas.

Sol de comienzo de la tarde. Gotemburgo febrero 2022. Foto R. Puig

¿Cuándo proclamará la ONU el derecho de la gente a la normalidad?

.

Hace dos días me acerqué también a Kapellplatsen («la plaza de la capilla»), a donde suelo ir a por pescado. Ir a la compra es una actividad que supongo comparto con los lectores del blog, propia de las rutinas de las gentes corrientes en una ciudad normal y en paz.

Kapellplatsen. Foto Goteborgs Stad

.

Estos son los apartamentos cuyos balcones se asoman a la kapellplatsen y que veo cuando hago la cola ante el carromato de los pescaderos (en Suecia es corriente que las pescaderías sean una especie de vagones estables en mitad de un barrio).

Sin novedad en los balcones. Gotemburgo 24 de febrero 2022. Foto R. Puig

Nada que no fuese la normalidad de un día cualquiera en la cotidianidad de esta plaza europea, hace dos días. Pero la vista de estos apartamentos de esta plaza me ha hecho pensar en otros.

Porque estas son las viviendas de los civiles de Kiev a los que el el ejército ruso ha bombardeado ese mismo día destruyendo la normalidad de sus vidas.

Kiev 24 de febrero del 2022 (de un vídeo ampliamente difundido en youtube)

Imagen de la agresión injustificable contra un país libre y democrático, sobre la cual los lectores de este blog habrán ya oído, visto y leído mucho en estos días.

Por ello expreso mi solidaridad con los millones de ciudadanos ucranianos. Los ejércitos de un déspota y de sus satélites les obligan a defenderse en inferioridad de condiciones de una invasión, que va contra los principios del derecho internacional y los derechos humanos.

Refugiadas y niños de Ucrania llegando a Polonia. Foto A.R. Fuente El Mundo 27 02 2022

Cientos de miles de ciudadanos de Ucrania están recorriendo las vías del exilio en busca de refugio en países europeos vecinos, mientras los hombres en edad de combatir se enfrentan al agresor.

En apoyo a Ucrania. Odesa, manifestación del 25 febrero de 2022. Foto Morenatti para AP

¡Con ellos y con Ucrania de todo corazón!

2 comentarios leave one →
  1. BERNARDO permalink
    7 marzo, 2022 03:30

    Tenemos decenas de fotos con el nieto. Sus padres se iban a trabajar y él se quedaba casi todo el día con sus abuelos.. Más que nieto ha sido nuestro tercer hijo.

    • 7 marzo, 2022 11:02

      Son ustedes afortunados, los nuestros no están cerca de casa y los echamos de menos.
      ¡Saludos de abuelo a abuelo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: