Skip to content

“Tempus fugit” y las palabras también: de las intermitencias de este blog en el 2015

3 enero, 2016
John Twatchman. Cascada en enero. Museo de Arte de Wichita

John Twatchtman. Cascada en enero. Museo de Arte de Wichita

Estadísticas

Como todos los años, WordPress me ha enviado las estadísticas de este blog correspondientes al año 2015. Pienso que mis lectores merecen conocerlas. Al fin y al cabo, si sigo publicándolo es porque “ahí fuera” hay quien me anima leyéndolo.

Puede que sea un poco retórico, pero ya que a los amigos de WordPress les gusta la analogía, y como son eficientes y serviciales, aquí les dejo lo que me cuentan:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 60.000 veces en 2015. Si fuera un concierto en la Sydney Opera House, se necesitarían alrededor de 22 presentaciones con las entradas agotadas para que todos lo vean.

WordPress.com

.

Hoy por hoy

Pero antes de ir a ese resumen anual voy a dedicar esta primera crónica del nuevo año a los cientos de miles de personas (en 2015 más de un millón) que han llegado a Europa huyendo de la guerra y solicitando asilo, confiando en que los Estados Miembros de la Unión Europea, respetarán las Convenciones de Naciones Unidas que han firmado y la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión. Habría mucho que decir al respecto y algo he dicho ya, pero, como hay quienes insisten en hablar de una especie de invasión de los bárbaros, de una quinta columna trufada de terroristas, que vienen a provocar algo así como la caída del Imperio Romano, voy a resumir lo que pienso sobre esos miedos con tres ejemplos.

Lo hago desde Suecia, donde resido, que, en proporción a su población, ha recibido más refugiados que ningún país europeo, y que, desde el comienzo de la guerra civil y de las masacres del régimen de Al-Ássad y del “Estado Islámico”,  ha abierto los brazos a los sirios, como lo hace también a los afganos, a los eritreos, a los iraquíes… De los cerca de 160.000 refugiados que han presentado solicitud de asilo en Suecia en el 2015, sólo los sirios son 115.000, de los cuales 38.000 son menores no acompañados, sin contar decenas de miles que ya han sido acogidos desde el comienzo de la guerra en Siria.

Los dos primeros ejemplos están tomados hace pocos días de la prensa sueca. Una gran parte de quienes han llegado de Siria desde el inicio de la guerra (el ochenta por ciento) han concluído su enseñanza secundaria o incluso tienen estudios universitarios. Son esos que los gobiernos de extrema derecha de Hungría o Polonia (ejemplo triste de Estados de la UE en un preocupante proceso de involución democrática) consideran una amenaza para esa civilización cristiana cuya defensa se arrogan.

.

Mohamed Bnchi

Mohamed Bnchi. Foto Elizabeth Ubbe. Dagens Nyheter 30 de diciembre 2015

Mohamed Bnchi. Foto Elizabeth Ubbe. Dagens Nyheter 30 de diciembre 2015

Mohamed ha cumplido 21 años, ha escapado de un país en guerra, donde estaba destinado a matar o morir en un bando u otro, ha llegado de Idlib en el noroeste de Siria, a sesenta kilómetros de Alepo. Con él ha llegado su hermana de doce años.

“Lo más importante para mí es acabar mis estudios” (había cursado ya tres años de ingeniería mecánica en Siria).

.

Mohammed Issam

Mohammed Issam. Foto familiar. METRO 29.dic.2015

Mohammed Issam. Foto familiar. METRO 29.dic.2015

El titular dice: “apenas dos años después de emigrar, Issam (veinte años) va a estudiar medicina”

Mohammed Issam Alghaeb huyó de Damasco para no ser reclutado en el ejército de Bashar al-Ásad y pidió asilo en Suecia en julio del 2014. Es uno de los 115.000 sirios que a partir de su titulación de bachiller superior se están incorporando a las universidades suecas tras haber alcanzado el nivel necesario de sueco o inglés.

Este joven de 20 años lo ha conseguido en un año en el instituto de Angered, un barrio de Gotemburgo con una alta proporción de habitantes nacidos fuera de Suecia. Ha aprendido el sueco en un tiempo record, de tal modo que ha sido admitido a los estudios de la carrera de medicina en la facultad de Sahlgrensa en enero del 2016.

.

Ninos

De Ninos no he sabido por los periódicos. Hemos sido alumnos en las mismas aulas de sueco para inmigrantes, junto con otros compañeros, la mayoría refugiados a los que se les ha concedido asilo en Suecia. Durante dos meses, partiendo de su Qamishli natal, Ninos cruzó Turquía, atravesó el Egeo en patera, Grecia, el Adriático (dentro de un camión sobre un ferry), Italia y Alemania. A los 19 años, con el bachillerato terminado, ha tenido que abandonar su comunidad de cristianos ortodoxos sirios, para no quedar atrapado por la espiral de violencia del IS que ha invadido el Kurdistan Sirio y ha puesto a los infieles en su punto de mira. Otros que salieron con él han tardado medio año en alcanzar su destino o siguen  atascados en Grecia. Peor les ha ido a tres amigos suyos que murieron hace cuatro días en los atentados suicidas de Qamishli, que han causado en el centro de esta ciudad al menos dieciséis muertos y cerca de cuarenta heridos, en vísperas de la Noche Vieja.

En apenas un año ha aprendido a hablar y escribir el sueco y ha hecho prácticas de trabajo. Ahora sigue cursos de semana completa para convertirse en operador de maquinaria pesada de obras públicas y asegurarse un empleo digno y bien remunerado.

.

Les deseo un buen 2016

A todos mis lectores y a todos los asilados que se esfuerzan por vivir junto a nosotros, así como a quienes tienen la dignidad de acogerles, les deseo un año mejor que el anterior, ¡esperemos que mucho mejor!

Y ahora les dejo con el resumen anual del blog que me ha enviado la oficina de WordPress.

Puede que lo encuentren un poco pomposo, es lo que hay y, en cualquier caso, lo brindo -con mis saludos y un abrazo virtual- a todos los que todavía tienen la paciencia de leer mis divagaciones.

Haciendo clic en informe estadístico de Ensondeluz pueden verlo.

7 comentarios leave one →
  1. Bernardo Regal Regal permalink
    3 enero, 2016 12:14

    Ya sospechaba que no podía ser yo un “visitante” aislado, a lo más acompañado por un par de gatos (por supuesto mucho más informados que yo) como Pancho Otero o Luisa (creo que incondicional alumna tuya). Sinceras felicitaciones desde estas áridas antípodas de la exuberante Sidney!!!!!

  2. Bernardo Regal Regal permalink
    3 enero, 2016 12:14

    Ya sospechaba que no podía ser yo un “visitante” aislado, a lo más acompañado por un par de gatos (por supuesto mucho más informados que yo) como Pancho Otero o Luisa (creo que incondicional alumna tuya). Sinceras felicitaciones desde estas áridas antípodas de la exuberante Sidney!!!!!

    • 3 enero, 2016 19:46

      No sois gatos sino linces, Bernardo, y vuestras observaciones ilustran y mejoran mi blog. Por cierto, que tú eres el primero en el ranking de comentarios.
      No había pensado que Lima estuviese en las antípodas de Sidney. Por lo que respecta a España siempre nos enseñaron en el colegio que las antípodas de la península ibérica se situaban en Nueva Zelanda.
      Y hablando de colegio, soy yo más bien quien tendría que considerarme alumno de Luisa, pues es ella la que ha sido profesora toda su vida. Y por supuesto tuyo, que también has sido docente de tantos y tantos alumnos.

  3. Mercedes permalink
    3 enero, 2016 18:47

    Querido Ramón, te deseo lo mejor para el año próximo, que sigas escribiendo textos tan bonitos y humanos como el de hoy, en realidad como haces siempre… y que sigamos compartiendo historias suecas, madrileñas y de donde se tercie mucho tiempo.
    Un fuerte abrazo

  4. 3 enero, 2016 19:52

    Querida Mercedes, yo también te auguro todo eso que hace la vida buena y, en particular, ese placer de investigar, descubrir y compartir a través de tu blog el arte y las creaciones que nuestro Madrid encierra. ¡Que sigamos teniendo cuerda para rato!
    Un fuerte abrazo
    Ramón

  5. Rene Rodriguez permalink
    6 enero, 2016 16:01

    No tengo la menor duda de que el continente con más conciencia democrática de la historia sabrá responder con solidaridad al inmenso reto de albergar tal cantidad de refugiados.

    • 6 enero, 2016 17:59

      Gracias, René,

      De que Europa saldrá adelante, también estoy seguro. De que no todos los gobiernos de sus Estados Miembros están en la misma línea y de que algunos gobernantes o candidados a serlo están en franca involución democrática, por desgracia, también. Pero la verdad es que desde que empezó esta aventura de la Comunidad y de la Unión Europea siempre ha hecho falta que algunos tiren del carro mientras otros arrastran los pies. En esta ocasión la prueba tiene dimensiones inéditas. En América Latina también hay desafíos de grueso calibre, lo que tu conoces mejor que yo. ¿Hubo alguna época que no los tuviese?
      Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: