Skip to content

De Estocolmo (y III) y de Roma (I): del mar y de los pintores

28 mayo, 2017
En la nave por la mañana del domingo 21 de mayo. Foto R.Puig

Desde la popa por la mañana del domingo 21 de mayo. Foto R. Puig

La verdad es que el pasado domingo estaba ya navegando, desde Barcelona y rumbo a Civitavecchia. A pesar del retraso de cuatro horas en la salida, los viajeros nos lo estábamos tomando con filosofía. Sólo los perros de la perrera ladraban algo, con lo que sus dueños, solícitos, los sacaban a pasear por la cubierta.

Lorenzo y y su amigo Kersch en la nave. Foto R.Puig

Lorenzo y y su amigo Kersch en la nave. Foto R.Puig

Este en concreto había viajado en avión desde Fuerteventura, había caminado unos días por las calles de Barcelona y ahora estaba embarcado hacia Roma. Pues bien, estaba de lo más tranquilo.

En la escala de Puerto Torres. Cerdeña. Foto R.Puig

En la escala de Puerto Torres. Cerdeña. Foto R.Puig

Después de atracar en Puerto Torres (Cerdeña) el mar nos obsequió con una puesta de solo magnificente sobre los montes de Córcega, mientras ya estábamos saliendo del estrecho de Bonifacio.

El sol se pone sobre Córcega. Foto R.Puig

El sol se pone sobre Córcega. Foto R.Puig

Y un poco más adelante, allá a lo lejos, con su leyenda y el espíritu de Edmundo Dantés que aún planea por sus costas, la isla de Montecristo

La isla de Montecristo al anochecer. Foto R.Puig

La isla de Montecristo al anochecer. Foto R.Puig

.

Pintores suecos e italianos de la primera mitad del siglo XX

De mis dos día en Estocolmo me había yo quedado con algunas muestras de la pintura sueca de principios del siglo XX, fruto de una visita a la Galería Åmells. Pero, como el martes pasado visité, prácticamente solo, una hermosa antología de artistas italianos en la Galleria d’Arte Moderna de Roma  (Capolavori del ‘900 italiano),  he pensado que nada mejor que cotejar lo que pintaban los artistas suecos e italianos poco más o menos por los mismos años.

Y ya que estábamos navegando…

Einar Jolin. En la góndola. 1920, Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

Einar Jolin. En la góndola. 1920, Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

Carlo Carrà. Marina a Moneglia. 1921. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Carlo Carrà. Marina a Moneglia. 1921. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Pueblos junto al agua

Leander Egström. Paisaje de verano con casas junto al agua en Gnesta. 1912. Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

Leander Egström. Paisaje de verano con casas junto al agua en Gnesta. 1912. Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

Y pueblos de tierra adentro

Ottone Rosai. Pueblo. 1923. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Ottone Rosai. Pueblo. 1923. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Ambientes campestres

Arturo Tosi. El camino a Clusarte. 1928. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Arturo Tosi. El camino a Clusarte. 1928. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Olle Olsson Hagalund. Árbol frutal en flor. 1930,. Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

Olle Olsson Hagalund. Árbol frutal en flor. 1930,. Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

Personajes bucólicos

Mario Sironi. La familia del pastor. 1927. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Mario Sironi. La familia del pastor. 1927. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

.

Tristezas de una modelo

Carl Wilhelmson. Muchacha en reposo. 1924. Detalle. Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

Carl Wilhelmson. Muchacha en reposo. 1924. Detalle. Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

Un guiño velazqueño

Ferruccio Ferruzzi. Fragmento de composición. 1921. Detalle. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Ferruccio Ferruzzi. Fragmento de composición. 1921. Detalle. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Idealización cortesana o fantasías de un pintor que murió en Bali

John Sten. Cortesana. 1919. Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

John Sten. Cortesana. 1919. Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

Realidades romanas y guiño goyesco de un pintor que murió joven

Scipione. Cortesana romana. 1930. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Scipione. Cortesana romana. 1930. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Y un guiño curial en el retrato del Cardenal Vannutelli

Scipione. El cardenal. 1930. Detalle. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Scipione. El cardenal  decano. 1930. Detalle. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Flores y frutos

Sigrid Hjertén. Vaso de Flores. 1933. Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

Sigrid Hjertén. Vaso de Flores. 1933. Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

Alberto Savinio. Otoño. 1934. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Alberto Savinio. Otoño. 1934. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Estocolmo

Einar Jolin. Vista de Södermalm. 1945. Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

Einar Jolin. Vista de Södermalm. 1945. Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

Roma

Scipione. La calle que lleva a San Pedro. 1930. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Scipione. La calle que lleva a San Pedro. 1930. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Fausto Pirandello. Paisaje romano. 1935 1938. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Fausto Pirandello. Paisaje romano. 1935-1938. Galleria di Arte Moderna. Roma. Foto R.Puig

Otros ambientes urbanos

Mario Sironi.Paisaje urbano con gasómetro. 1944. Colección particular. Foto R.Puig

Mario Sironi.Paisaje urbano con gasómetro. 1944. Colección particular. Foto R.Puig

Y algo más de alegría

Carl Kylberg. En el jardín. Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

Carl Kylberg. En el jardín. Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

Pero acabemos con unas señoras deportistas

Massimo Campligi. Las amazonas. 1928. Colección particular. Foto R.Puig

Massimo Campligi. Las amazonas. 1928. Colección particular. Foto R.Puig

Pero, como dije que este domingo trataría de los pájaros de colores…

Bruno Lijefors. Agachadiza en su nido.1891. Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

Bruno Lijefors. Agachadiza en su nido.1891. Galería Åmells. Estocolmo. Foto R.Puig

El cuadro no es del siglo XX, aunque el famoso pintor de animales en su medio natural, Bruno Lijefors, vivió hasta 1939 y lo prometido es deuda.

4 comentarios leave one →
  1. 4 junio, 2017 18:15

    Elegante concierto de pinceles italo-suecos!! Comienzos aprox. del siglo XX. Nací el 34, época dorada del onestep y el charleston cuando mi madre y mis tías giraban esos ritmos del jazz simplón que ya era internacional. Me veo en esos cuadros de colores y rasgos más bien tímidos.

Trackbacks

  1. Roma, siempre Roma… siempre escultura | en son de luz
  2. Arrivederci Roma! Gomorron Göteborg! | en son de luz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: